Po­ner los po­de­res en la jau­la de sis­te­mas

China Today (Spanish) - - ANÁLISIS -

En Chi­na to­dos los po­de­res son con­fe­ri­dos por el pue­blo, y so­lo pue­den ser usa­dos pa­ra pro­cu­rar be­ne­fi­cios a él.

“Po­ner los po­de­res en la jau­la de sis­te­mas” su­po­ne el for­ta­le­ci­mien­to del con­di­cio­na­mien­to y la su­per­vi­sión de su fun­cio­na­mien­to, así co­mo la for­ma­ción de un me­ca­nis­mo san­cio­na­dor y pu­ni­ti­vo por el que na­die ose co­rrom­per­se, de uno pre­ven­ti­vo por el que na­die pue­da hacerlo y de uno ga- ran­ti­za­dor por el que na­die lo ha­ga fá­cil­men­te. De he­cho, es­tos tres me­ca­nis­mos son las nor­mas ins­ti­tu­cio­na­li­za­das que ri­gen el sis­te­ma de lu­cha contra la co­rrup­ción y por la mo­ra­li­za­ción ad­mi­nis­tra­ti­va, me­dian­te un tra­ta­mien­to pa­lia­ti­vo y de raíz, y apli­can­do en si­mul­tá­neo ac­cio­nes san­cio­na­do­ras y pre­ven­ti­vas. En torno a la cons­ti­tu­ción de es­tos me­ca­nis­mos, Chi­na ha es­ta­ble­ci­do una es­tric­ta y ri­gu­ro­sa reglamentación de sis­te­mas pa­ra que ellos desem­pe­ñen su de­bi­do pa­pel. Así, se lo­gra­rá real­men­te que na­die ten­ga po­de­res ab­so­lu­tos al mar­gen de la ley y que quien ejer­za el po­der sir­va al pue­blo, res­pon­da an­te él y se so­me­ta cons­cien­te­men­te a su su­per­vi­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from China

© PressReader. All rights reserved.