Ha­cia una eco­no­mía glo­bal más prós­pe­ra

China Today (Spanish) - - DEL EDITOR -

La Ini­cia­ti­va de la Fran­ja y la Ru­ta, pro­pues­ta por el pre­si­den­te chino, Xi Jin­ping, ha­ce cua­tro años y re­gi­da por los prin­ci­pios fun­da­men­ta­les de de­li­be­ra­ción en co­mún, cons­truc­ción con­jun­ta y co­dis­fru­te, así co­mo de igual­dad y aper­tu­ra, ha es­ta­ble­ci­do un me­ca­nis­mo de coo­pe­ra­ción en­tre di­fe­ren­tes paí­ses, re­gio­nes y ci­vi­li­za­cio­nes. Gra­cias a su in­no­va­do­ra ma­ne­ra de coo­pe­ra­ción, es de­cir, a la co­mu­ni­ca­ción de po­lí­ti­cas, la co­ne­xión de in­fra­es­truc­tu­ras, el flui­do del co­mer­cio, la cir­cu­la­ción de fon­dos y la unión de vo­lun­ta­des del pue­blo, la ini­cia­ti­va reúne a los paí­ses ubi­ca­dos a lo lar­go de la Fran­ja y la Ru­ta y a los paí­ses in­tere­sa­dos pa­ra avan­zar gra­dual y prag­má­ti­ca­men­te ha­cia el ob­je­ti­vo de una eco­no­mía glo­bal más prós­pe­ra.

Me­dian­te el diá­lo­go de dis­tin­tos ni­ve­les, Chi­na ha lo­gra­do es­ta­ble­cer me­ca­nis­mos de co­mu­ni­ca­ción po­lí­ti­ca, por ejem­plo, a tra­vés de la Or­ga­ni­za­ción de Coo­pe­ra­ción de Shang­hai, el Me­ca­nis­mo de Con­sul­ta del Puen­te Con­ti­nen­tal Eu­ra­siá­ti­co, el Fo­ro Eco­nó­mi­co Eu­ro-Asia, en­tre otros.

En vis­ta de que mu­chos paí­ses y re­gio­nes a lo lar­go de la Fran­ja y la Ru­ta no cuen­tan con in­fra­es­truc­tu­ras desa­rro­lla­das, la co­ne­xión de in­fra­es­truc­tu­ras se ha vuel­to una con­di­ción pre­via pa­ra pro­mo­ver la ini­cia­ti­va. El 21 de abril se inau­gu­ró el tren di­rec­to en­tre Xia­men y Mos­cú, con­vir­tién­do­se en la 46ª lí­nea fe­rro­via­ria que co­mu­ni­ca Chi­na con Europa, lle­gan­do a 24 ciu­da­des de 11 paí­ses eu­ro­peos. Chi­na, con 73 puer­tos te­rres­tres y flu­via­les, ha abier­to 356 ca­rre­te­ras in­ter­na­cio­na­les pa­ra el trans­por­te de mer­can­cías y pa­sa­je­ros. Los ser­vi­cios de trans­por­te ma­rí­ti­mo cu­bren ca­si to­dos los paí­ses ubi­ca­dos a lo lar­go de la Fran­ja y la Ru­ta. Ca­da se­ma­na cer­ca de 4200 vue­los sa­len de Chi­na pa­ra lle­gar di­rec­ta­men­te a 43 paí­ses. Los trá­mi­tes de trans­por­te fe­rro­via­rio in­ter­na­cio­nal han lo­gra­do tam­bién ser sim­pli­fi­ca­dos pa­ra fo­men­tar los in­ter­cam­bios de mer­can­cías en­tre Chi­na y Europa, así co­mo la coo­pe­ra­ción en el trans­por­te fe­rro­via­rio in­ter­na­cio­nal.

So­bre es­ta ba­se se cons­tru­ye­ron el Co­rre­dor Eco­nó­mi­co Chi­na-Pa­kis­tán, el Co­rre­dor Eco­nó­mi­co Chi­na-Mon­go­liaRu­sia, el Nue­vo Puen­te Con­ti­nen­tal Eu­ra­siá­ti­co, el Co­rre­dor Eco­nó­mi­co Chi­na-Asia Cen­tral-Asia Oc­ci­den­tal, el Co­rre­dor Eco­nó­mi­co Chi­na-Pe­nín­su­la de In­do­chi­na y el Co­rre­dor Eco­nó­mi­co Ban­gla­desh-Chi­na-In­dia-Myan­mar, que fa­ci­li­tan la co­mu­ni­ca­ción en­tre Chi­na y Europa y en­tre más de 60 paí­ses en vías de desa­rro­llo de la Fran­ja y la Ru­ta.

La coo­pe­ra­ción en in­ver­sión y co­mer­cio es una prio­ri­dad de la ini­cia­ti­va. Mien­tras la de­man­da del mer­ca­do in­ter­na­cio­nal si­gue sien­do ba­ja, Chi­na se es­fuer­za por am­pliar la in­ver­sión de do­ble sen­ti­do en los paí­ses ubi­ca­dos a lo lar­go de la Fran­ja y la Ru­ta y por im­pul­sar la coo­pe­ra­ción en ca­pa­ci­dad pro­duc­ti­va y fa­bri­ca­ción de equi­pos. A tra­vés de las zo­nas de coo­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca y co­mer­cial en el ex­tran­je­ro y de las zo­nas de coo­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca trans­fron­te­ri­za se fo­men­tan el pro- ce­so de in­dus­tria­li­za­ción y la ac­tua­li­za­ción in­dus­trial de los paí­ses par­ti­ci­pan­tes, así co­mo el desa­rro­llo de las re­la­cio­nes eco­nó­mi­cas y co­mer­cia­les bi­la­te­ra­les. En 2016 se ge­ne­ra­ron pa­ra los paí­ses par­ti­ci­pan­tes in­gre­sos tri­bu­ta­rios por cer­ca de 1100 mi­llo­nes de dó­la­res y 180.000 pues­tos de tra­ba­jo.

La cir­cu­la­ción de fon­dos es una ga­ran­tía de la ini­cia­ti­va. Co­mo mu­chos paí­ses y re­gio­nes a lo lar­go de la Fran­ja y la Ru­ta tie­nen un po­der fi­nan­cie­ro re­la­ti­va­men­te dé­bil, la cons­truc­ción de in­fra­es­truc­tu­ras exi­ge un fi­nan­cia­mien­to a lar­go pla­zo y gi­gan­tes­co. El Fon­do de la Ru­ta de la Se­da, fun­da­do en 2014, ha apo­ya­do más de 100 pro­yec­tos en Ru­sia, Asia Cen­tral, Ban­gla­desh-Chi­na-In­dia-Myan­mar y el Sud­es­te de Asia. Cer­ca de 10 ban­cos co­mer­cia­les de Chi­na han es­ta­ble­ci­do en 30 paí­ses y re­gio­nes un to­tal de 56 su­cur­sa­les, cu­yos ser­vi­cios in­clu­yen ca­si to­dos los sec­to­res im­por­tan­tes, co­mo la elec­tri­ci­dad, la co­mu­ni­ca­ción, el pe­tró­leo y el gas, la mi­ne­ría, las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, la me­cá­ni­ca, la cons­truc­ción de zo­nas o par­ques in­dus­tria­les, la agri­cul­tu­ra, en­tre otros.

La unión de vo­lun­ta­des de los pue­blos es la ba­se de la ini­cia­ti­va. En es­tos cua­tro años, Chi­na ha des­ple­ga­do una am­plia coo­pe­ra­ción en ma­te­ria de edu­ca­ción y cul­tu­ra, tu­ris­mo, cien­cia y tec­no­lo­gía y sa­lud en­tre los jó­ve­nes, los par­ti­dos po­lí­ti­cos y los pue­blos.

El Reino Uni­do fue el pri­mer país oc­ci­den­tal que so­li­ci­tó su in­cor­po­ra­ción al Ban­co Asiá­ti­co de In­ver­sión en In­fra­es­truc­tu­ra (BAII), lo que de­mues­tra su con­fian­za en la Ini­cia­ti­va de la Fran­ja y la Ru­ta. Fue tam­bién uno de los tres pri­me­ros paí­ses en es­ta­ble­cer con Chi­na el me­ca­nis­mo de in­ter­cam­bio cul­tu­ral y de per­so­na a per­so­na. El quin­to diá­lo­go de al­to ni­vel en ma­te­ria de es­tos in­ter­cam­bios bi­la­te­ra­les se rea­li­za­rá en el país eu­ro­peo en la se­gun­da mi­tad de es­te año.

Se­gún es­ta­dís­ti­cas del Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción de Chi­na, cer­ca de 210.000 per­so­nas lle­ga­ron a nues­tro país a re­ci­bir una for­ma­ción aca­dé­mi­ca en 2016, lo que mar­có un cre­ci­mien­to in­ter­anual del 13,62 %. La ma­yo­ría de ellos es­co­gie­ron las cien­cias mé­di­cas, la in­ge­nie­ría, la eco­no­mía y la ad­mi­nis­tra­ción.

To­dos los fru­tos co­se­cha­dos por la cons­truc­ción de la Fran­ja y la Ru­ta tie­nen co­mo fin be­ne­fi­ciar a los pue­blos de di­fe­ren­tes paí­ses. En Pa­kis­tán, gra­cias a la par­ti­ci­pa­ción de una em­pre­sa chi­na, no so­lo se lo­gró re­vi­ta­li­zar el puer­to de Gwa­dar, sino que mu­chas ins­ta­la­cio­nes pú­bli­cas, co­mo hos­pi­ta­les, cen­tros de ca­pa­ci­ta­ción de em­plea­dos, plan­tas desa­li­ni­za­do­ras, en­tre otras, co­men­za­ron a ser cons­trui­das. Con­mo­vi­do por el he­cho, un an­ciano pa­kis­ta­ní do­nó sus tie­rras –cu­yo pre­cio se mul­ti­pli­có unas 15 ve­ces– pa­ra cons­truir una es­cue­la pri­ma­ria. En Gre­cia, el pro­yec­to del Puer­to del Pi­reo vol­vió a te­ner ga­nan­cias des­pués de ha­ber pa­sa­do a ma­nos chi­nas. La em­pre­sa chi­na re­ci­be cien ve­ces más cu­rrícu­los del nú­me­ro ne­ce­sa­rio, pues ha ga­na­do fa­ma por no des­pe­dir ar­bi­tra­ria­men­te a sus con­tra­ta­dos, su­mi­nis­trar co­mi­da grie­ga a sus em­plea­dos e, in­clu­so, pro­por­cio­nar­les a me­nu­do co­ches pri­va­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from China

© PressReader. All rights reserved.