Ca­da vez más cer­ca de Chi­na

Chi­le, Ar­gen­ti­na y Es­pa­ña en el Fo­ro de la Fran­ja y la Ru­ta ce­le­bra­do en Bei­jing

China Today (Spanish) - - ANÁLISIS -

Por MI­CHAEL ZÁ­RA­TE

Ame­dia­dos de ma­yo, lí­de­res de 30 paí­ses se die­ron ci­ta en Bei­jing con el áni­mo no so­lo de ir con­so­li­dan­do la Ini­cia­ti­va de la Fran­ja y la Ru­ta, plan­tea­da por Chi­na, sino tam­bién de res­pal­dar la glo­ba­li­za­ción y el mu­ti­la­te­ra­lis­mo. De aque­lla trein­te­na de lí­de­res, tres pro­ce­die­ron del mun­do his­pa­noha­blan­te: Mi­che­lle Ba­che­let ( Chi­le), Mau­ri­cio Ma­cri ( Ar­gen­ti­na) y Ma­riano Ra­joy ( Es­pa­ña), ca­da uno de los cua­les bus­ca con­ver­tir a su na­ción en un puen­te que en­la­ce la Fran­ja y la Ru­ta con una re­gión muy ale­ja­da geo­grá­fi­ca­men­te de Chi­na, co­mo es Amé­ri­ca La­ti­na.

Des­de 2013, año en el que fue pro­pues­ta la Fran­ja y la Ru­ta, Chi­na ha in­ver­ti­do más de 50.000 mi­llo­nes de dó­la­res en los paí­ses im­pli­ca­dos en es­ta ini­cia­ti­va, so­bre to­do en los paí­ses de la Aso­cia­ción de Na­cio­nes del Sud­es­te Asiá­ti­co, el Me­dio Orien­te y el Sur de Asia. En el ca­so de Amé­ri­ca La­ti­na, mu­chos de sus paí­ses aguar­dan que la ini­cia­ti­va no se li­mi­te a las na­cio­nes por don­de pa­sa­ban las an­ti­guas ru­tas de la se­da, sino que pue­dan tam­bién be­ne­fi­ciar­se de la ma­yor in­ver­sión pro­yec­ta­da en in­fra­es­truc­tu­ras, sec­tor que es una deu­da pen­dien­te pa­ra los la­ti­noa­me­ri­ca­nos.

Pe­ro no so­lo de ce­men­to vi­ve Amé­ri­ca La­ti­na. Más allá de las ex­pec­ta­ti­vas por la Fran­ja y la Ru­ta, los pre­si­den­tes de Chi­le y Ar­gen­ti­na apro­ve­cha­ron su es­ta­día en Bei­jing pa­ra pre­sen­tar a sus paí­ses co­mo so­cios con­fia­bles pa­ra la lle­ga­da de in­ver­sio­nes chi­nas y tam­bién co­mo gran­des abas­te­ce­do­res de pro­duc­tos ali­men­ta­rios en un con­tex­to cru­cial: Amé­ri­ca La­ti­na bus­ca di­ver­si­fi­car sus ex­por­ta­cio­nes a Chi­na, y Chi­na vie­ne ex­pe­ri­men­tan­do una ma­yor de­man­da de pro­duc­tos ali­men­ta­rios de al­ta ca­li­dad por par­te de su cre­cien­te cla­se me­dia.

Chi­le, el éxi­to de la fru­ta fres­ca

La pre­si­den­ta de Chi­le, Mi­che­lle Ba­che­let, fue uno de los pri­me­ros lí­de­res en lle­gar a Chi­na. Lo hi­zo el vier­nes 12 de ma­yo a las 23:25 (ho­ra de Bei­jing). Du­ran­te su pa­so por la

ca­pi­tal chi­na, Ba­che­let ase­gu­ró que su país es­ta­ba lis­to pa­ra con­ver­tir­se no so­lo en el puen­te en­tre Asia y Amé­ri­ca La­ti­na, sino tam­bién en uno de los pro­ta­go­nis­tas del nue­vo plan de in­fra­es­truc­tu­ras im­pul­sa­do por el Go­bierno chino.

Ho­ras des­pués, el sá­ba­do 13 de ma­yo, el Ban­co Asiá­ti­co de In­ver­sión en In­fra­es­truc­tu­ra (BAII) anun­ció la in­cor­po­ra­ción de Chi­le co­mo miem­bro de la en­ti­dad. “Es­ta­mos con­ven­ci­dos de que for­mar par­te de es­ta ins­ti­tu­ción su­pon­drá un gran be­ne­fi­cio pa­ra pro­yec­tos de co­nec­ti­vi­dad e in­fra­es­truc­tu­ra”, men­cio­nó Ba­che­let en una de­cla­ra­ción con­jun­ta con el pre­si­den­te del BAII, Jin Li­qun. Aquel día Ba­che­let se con­vir­tió tam­bién en la pri­me­ra je­fa de Es­ta­do en vi­si­tar la se­de del BAII, en­tre cu­yos miem­bros fun­da­do­res ( no re­gio­na­les) fi­gu­ran Bra­sil y Es­pa­ña, mien­tras que Pe­rú y Ve­ne­zue­la de­ci­die­ron unir­se ha­ce dos me­ses. Ade­más de Chi­le, ese día el BAII anun­ció tam­bién el in­gre­so de otro país la­ti­noa­me­ri­cano: Bo­li­via.

Tras la reunión con Jin Li­qun, Ba­che­let ci­tó ejem­plos en los que –den­tro del mar­co de la Fran­ja y la Ru­ta– la in­ver­sión chi­na pue­de ser fun­da­men­tal, co­mo la ins­ta­la­ción de un ca­ble sub­ma­rino de fi­bra óp­tica en­tre Chi­na y Chi­le (un pro­yec­to que es­tá en fa­se de es­tu­dios de pre­fac­ti­bi­li­dad) o los co­rre­do­res bio­ceá­ni­cos Atlán­ti­co-Pa­cí­fi­co. “Chi­na es la pers­pec­ti­va del fu­tu­ro, de la co­nec­ti­vi­dad de la era di­gi­tal y por eso ha si­do im­por­tan­te nues­tra par­ti­ci­pa­ción en el fo­ro”, de­cla­ró el can­ci­ller chi­leno, Heraldo Mu­ñoz, a Ra­dio Coo­pe­ra­ti­va de Chi­le.

Ese mis­mo sá­ba­do 13, Ba­che­let y el pre­si­den­te chino, Xi Jin­ping, en­ca­be­za­ron la fir­ma de una de­ce­na de acuer­dos de coo­pe­ra­ción en ma­te­ria tu­rís­ti­ca, fi­nan­cie­ra y co­mer­cial, en­tre los que des­ta­can el pro­to­co­lo de re­qui­si­tos fi­to­sa­ni­ta­rios pa­ra la im­por­ta­ción de pal­ta (aguacate) fres­ca a Chi­na y el pro­to­co­lo pa­ra la ex­por­ta­ción de fru­tas fres­cas me­dian­te en­víos ma­rí­ti­mos con­tra­ta­dos en un ter­cer país.

Pre­ci­sa­men­te, el ca­so de la fru­ta fres­ca es uno de los lo­gros de ma­yor or­gu­llo pa­ra la es­tra­te­gia co­mer­cial chi­le­na en Chi­na. El año pa­sa­do, Chi­le lo­gró su­pe­rar a Tai­lan­dia co­mo la ma­yor fuen­te de fru­ta fres­ca a Chi­na, al­go que es muy no­to­rio pa­ra quien re­co­rra los mer­ca­dos de es­te país, don­de las ce­re­zas, arán­da­nos, ki­wis, ci­rue­las, man­za­nas, uvas y pal­tas de Chi­le ga­nan ca­da vez más po­pu­la­ri­dad.

Sin em­bar­go, el em­ba­ja­dor chi­leno en Chi­na, Jor­ge Hei­ne, re­co­no­ció que un área que no ha es­ta­do a la al­tu­ra del in­ten­so flu­jo del co­mer­cio chi­no­chi­leno es el de la in­ver­sión. Por ello, la pre­si­den­ta Ba­che­let apro­ve­chó su es­ta­día en Bei­jing pa­ra par­ti­ci­par en el se­mi­na­rio “Opor­tu­ni­da­des de Agro­ne­go­cios: Co­mer­cio, In­ver­sión e In­no­va­ción”, en don­de el mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra de Chi­le, Car­los Fur­che, pro­pu­so a los em­pre­sa­rios chi­nos in­ver­tir en el plan de ex­pan­sión de la fru­ti­cul­tu­ra que el Go­bierno chi­leno vie­ne im­pul­san­do en la re­gión sur del país.

Pe­ro hay otros sec­to­res en Chi­le que po­drían be­ne­fi­ciar­se de la lle­ga­da de la in­ver­sión chi­na. En diá­lo­go con Chi­na Hoy, el di­rec­tor de In­ves­tChi­le, Car­los Ál­va­rez, men­cio­nó sec­to­res co­mo los ser­vi­cios glo­ba­les, los equi­pa­mien­tos y las tec­no­lo­gías aso­cia­das a la mi­ne­ría, los ali­men­tos ela­bo­ra­dos y los sa­lu­da­bles, el tu­ris­mo y la ener­gía ( par­ti­cu­lar­men­te la ener­gía

re­no­va­ble y so­lar).

Ar­gen­ti­na, de “gra­ne­ro” a “su­per­mer­ca­do”

Du­ran­te los cin­co días que es­tu­vo en Chi­na, el pre­si­den­te ar­gen­tino, Mau­ri­cio Ma­cri, in­vi­tó a las em­pre­sas chi­nas a in­ver­tir más en la in­fra­es­truc­tu­ra de su país y de Su­da­mé­ri­ca, “don­de hay una la­bor de­lan­te enor­me en la cons­truc­ción de ru­tas, puen­tes, puer­tos y ae­ro­puer­tos”, di­jo. En ese sen­ti­do, Ma­cri des­ta­có la apues­ta por Ar­gen­ti­na que han he­cho com­pa­ñías co­mo Hua­wei y Si­no­pec.

Días an­tes del fo­ro en Bei­jing, el em­ba­ja­dor ar­gen­tino en Chi­na, Die­go Gue­lar, ha­bía ade­lan­ta­do que su país tie­ne dos pro­pues­tas de par­ti­ci­pa­ción ac­ti­va en la Ini­cia­ti­va de la Fran­ja y la Ru­ta: una es su in­ten­ción de in­cor­po­rar­se al BAII –que el pre­si­den­te Ma­cri con­fir­mó du­ran­te su vi­si­ta de Es­ta­do– y la otra tie­ne que ver con brin­dar una ma­yor se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria a Chi­na y a los de­más paí­ses par­ti­ci­pan­tes de la Fran­ja y la Ru­ta.

“Us­ted plan­teó que Ar­gen­ti­na de­je de ser el gra­ne­ro del mun­do pa­ra con­ver­tir­se en el su­per­mer­ca­do”, le di­jo el pre­si­den­te chino, Xi Jin­ping, a Mau­ri­cio Ma­cri du­ran­te la reunión que am­bos lí­de­res sos­tu­vie­ron el miér­co­les 17 de ma­yo en el Gran Pa­la­cio del Pue­blo. “Chi­na quie­re im­por­tar pro­duc­tos ar­gen­ti­nos com­pe­ti­ti­vos con va­lor agre­ga­do de ese su­per­mer­ca­do pa­ra achi­car el dé­fi­cit co­mer­cial”, agre­gó Xi.

En efec­to, el dé­fi­cit co­mer­cial es un te­ma cru­cial pa­ra am­bas par­tes. Al brin­dar un dis­cur­so en la Aca­de­mia Chi­na de Cien­cias So­cia­les, el pre­si­den­te Ma­cri sos­tu­vo que uno de los pro­pó­si­tos de su vi­si­ta a Bei­jing era “equi­li­brar la ba­lan­za” co­mer­cial que ac­tual­men­te es muy fa­vo­ra­ble pa­ra Chi­na. El sec­tor de la ali­men­ta­ción es vis­to en Ar­gen­ti­na co­mo una opor­tu­ni­dad pa­ra ello, y de ahí que Ma­cri se di­ri­gie­ra el jue­ves 18 a Shang­hai, don­de par­ti­ci­pó en la fe­ria de ali­men­ta­ción SIAL, la ma­yor fe­ria de pro­duc­tos ali­men­ti­cios de Asia, don­de Ar­gen­ti­na fue el país in­vi­ta­do de ho­nor.

“Por un la­do, Ar­gen­ti­na ne­ce­si­ta fuen­tes de fi­nan­cia­ción y au­men­tar la cuo­ta de ex­por­ta­ción pa­ra los pro­duc­tos lo­ca­les. Pe­ro, a la vez, la vi­si­ta del

El pre­si­den­te Ma­cri sos­tu­vo que uno de los pro­pó­si­tos de su vi­si­ta a Bei­jing era “equi­li­brar la ba­lan­za” co­mer­cial que ac­tual­men­te es muy fa­vo­ra­ble pa­ra Chi­na.

pre­si­den­te Ma­cri ha bus­ca­do es­tre­char los la­zos en un mar­co de cier­ta igual­dad. Hay un des­ba­lan­ce de po­der en la re­la­ción”, ma­ni­fes­tó a Chi­na Hoy el ar­gen­tino Ga­briel Ho­land, quien es di­rec­tor de la con­sul­to­ra HR Glo­bal y doc­to­ran­do en Re­la­cio­nes In­ter­na­cio­na­les.

An­te es­ta si­tua­ción ca­be re­sal­tar el me­mo­ran­do de en­ten­di­mien­to que el 2 de ma­yo fir­mó el Go­bierno ar­gen­tino con el gi­gan­te chino de co­mer­cio elec­tró­ni­co Ali­ba­ba pa­ra la ven­ta de car­ne, po­llo, ma­ris­cos y vino en Chi­na.

Fi­nal­men­te, en el cam­po es­tric­to de la re­la­ción bi­la­te­ral, los pre­si­den­tes Xi y Ma­cri fir­ma­ron una se­rie de acuer­dos de coo­pe­ra­ción que in­vo­lu­cran in­ver­sio­nes va­lo­ri­za­das –se­gún la par­te ar­gen­ti­na– en 15.000 mi­llo­nes de dó­la­res. En­tre es­tos des­ta­can la cons­truc­ción y fi­nan­cia­ción de dos cen­tra­les nu­clea­res en las pro­vin­cias de Bue­nos Ai­res y Río Ne­gro, la re­no­va­ción de las lí­neas de los fe­rro­ca­rri­les San Mar­tín y Bel­grano Car­gas, así co­mo un pro­to­co­lo pa­ra la ex­por­ta­ción de uvas de me­sa.

Es­pa­ña, in­fra­es­truc­tu­ra en la mi­ra

El pre­si­den­te del Go­bierno es­pa­ñol, Ma­riano Ra­joy, lle­gó al fo­ro en Bei­jing de­ci­di­do a pro­mo­cio­nar el li­de­raz­go mun­dial de las em­pre­sas es­pa­ño­las en el sec­tor de la in­fra­es­truc­tu­ra, te­nien­do en cuen­ta ade­más que Es­pa­ña es miem­bro fun­da­dor del BAII. Pa­ra Ra­joy, la Ini­cia­ti­va de la Fran­ja y la Ru­ta per­mi­ti­rá un gran acer­ca­mien­to en­tre Europa y Asia. “Chi­na y en ge­ne­ral Asia son una par­te muy im­por­tan­te de la eco­no­mía mun­dial, así que me­jo­rar su co­nec­ti­vi­dad in­tra­rre­gio­nal ten­drá be­ne­fi­cios pa­ra to­dos”, sos­tu­vo.

Si bien Ra­joy re­gre­só a Es­pa­ña sin pro­yec­tos con­cre­tos en el cam­po de la in­fra­es­truc­tu­ra, el di­ri­gen­te eu­ro­peo apro­ve­chó su es­ta­día pa­ra sub­ra­yar la re­cu­pe­ra­ción de la eco­no­mía es­pa­ño­la en los úl­ti­mos años, co­mo se lo hi­zo sa­ber al pre­si­den­te Xi Jin­ping en la reunión que am­bos man­tu­vie­ron la tar­de del sá­ba­do 13 de ma­yo. “La eco­no­mía de mi país, co­mo la de to­da la Unión Eu­ro­pea, se ba­sa en la aper­tu­ra y la li­bre com­pe­ten­cia”, men­cio­nó Ra­joy a la Agen­cia Xin­hua. “Po­de­mos sa­car más par­ti­do a nues­tra co­ne­xión fe­rro­via­ria y equi­li­brar nues­tra re­la­ción co­mer­cial con Chi­na”.

Pre­ci­sa­men­te, uno de los pro­yec­tos que en el mar­co de la Fran­ja y la Ru­ta po­dría desa­rro­llar­se aún más es la lí­nea fe­rro­via­ria que ya une a la ciu­dad chi­na de Yi­wu con Ma­drid, y que con sus ac­tua­les 13.000 km –que se re­co­rren en 17 a 19 días– es la más lar­ga del mun­do. Sin em­bar­go, Es­pa­ña no bus­ca ser so­lo el pun­to fi­nal del trans­por­te de mer­can­cías chi­nas a Europa, sino sa­car­le pro­ve­cho a su po­si­ción geo­es­tra­té­gi­ca y con­ver­tir­se en la gran puer­ta de ac­ce­so de Chi­na a los mer­ca­dos de Amé­ri­ca La­ti­na y del nor­te de Áfri­ca.

Otro pun­to a des­ta­car es que a Es­pa­ña no so­lo le in­tere­sa el sec­tor de la in­fra­es­truc­tu­ra, sino tam­bién po­ten­ciar la lle­ga­da de más tu­ris­tas chi­nos, un fe­nó­meno que ya es­tá sien­do apre­cia­do en la tie­rra de Cer­van­tes. So­lo en 2016 arri­ba­ron a Es­pa­ña unos 400.000 tu­ris­tas chi­nos, un in­cre­men­to ca­si del 40 % res­pec­to al año an­te­rior, se­gún re­ve­ló a Chi­na Hoy Darío Po­lo, con­se­je­ro de Tu­ris­mo de la Em­ba­ja­da de Es­pa­ña en Chi­na. A ello hay que agre­gar el au­men­to del nú­me­ro de vue­los di­rec­tos en­tre Es­pa­ña y Chi­na. Ape­nas el 5 de ma­yo pa­sa­do, Air Chi­na inau­gu­ró la ru­ta Bar­ce­lo­na-Shang­hai.

Con su par­ti­ci­pa­ción en el fo­ro, Ra­joy bus­có afian­zar la re­la­ción con Chi­na, pe­ro tam­bién pro­mo­ver que Es­pa­ña vuel­va a te­ner el pa­pel que tu­vo en los si­glos XVI, XVII y XVIII, cuan­do fue uno de los prin­ci­pa­les ca­na­les pa­ra la lle­ga­da de los pro­duc­tos chi­nos a Amé­ri­ca y Europa. El tiem­po y la his­to­ria di­rán si se re­du­je­ron mu­cho más las dis­tan­cias en­tre el mun­do his­pa­noha­blan­te y Chi­na.

Cnsp­ho­to

15 de ma­yo de 2017. El pre­si­den­te Xi Jin­ping sa­lu­da a su ho­mó­lo­ga chi­le­na, Mi­che­lle Ba­che­let.

Cnsp­ho­to

17 de ma­yo de 2017. Los pre­si­den­tes de Chi­na, Xi Jin­ping, y de Ar­gen­ti­na, Mau­ri­cio Ma­cri, se reúnen en el Gran Pa­la­cio del Pue­blo, en Bei­jing.

Cnsp­ho­to

15 de ma­yo de 2017. El pre­si­den­te Xi Jin­ping jun­to a su ho­mó­lo­go es­pa­ñol, Ma­riano Ra­joy.

Newspapers in Spanish

Newspapers from China

© PressReader. All rights reserved.