La era de la tec­no­lo­gía pa­ra uso ge­ne­ral

China Today (Spanish) - - DEL EDITOR -

El 7 de ju­lio, el pri­mer por­taa­vio­nes de Chi­na, el CNS Liao­ning, lle­gó a Hong Kong pa­ra las ce­le­bra­cio­nes por los 20 años del re­torno de esta re­gión a la pa­tria. Du­ran­te cin­co días, cer­ca de 50.000 hong­ko­ne­ses vi­si­ta­ron el bu­que. Al­gu­nos adul­tos ma­yo­res lle­ga­ron a emo­cio­nar­se al ver so­bre­vo­lar a los J-15, la pri­me­ra ge­ne­ra­ción de avio­nes de com­ba­te em­bar­ca­dos de Chi­na.

Es­te 1 de agos­to se ha ce­le­bra­do el 90° aniver­sa­rio de la fun­da­ción del Ejér­ci­to Po­pu­lar de Li­be­ra­ción ( EPL). Si mi­ra­mos re­tros­pec­ti­va­men­te, la cons­truc­ción de esta fuer­za mi­li­tar ha ido tam­bién de la mano con el desa­rro­llo de la tec­no­lo­gía. En una pri­me­ra eta­pa, el EPL so­lo te­nía un pu­ña­do de pe­que­ños ar­se­na­les y no lle­gó a es­ta­ble­cer su pri­me­ra es­cue­la de avia­ción sino has­ta 1946, pa­ra fi­nal­men­te re­clu­tar tro­pas con en­tre­na­mien­to tec­no­ló­gi­co a fi­na­les de la dé­ca­da de 1940. En 1955, el EPL al­can­zó gran­des avan­ces tec­no­ló­gi­cos en bom­bas ató­mi­cas y mi­si­les. Ha­cia fi­na­les de la dé­ca­da de 1950 se ha­bía es­ta­ble­ci­do ya un sis­te­ma in­dus­trial de de­fen­sa na­cio­nal, apo­ya­do en gran­des y me­dia­nos ar­se­na­les de ar­ma­men­to, avia­ción, bar­cos y elec­tró­ni­ca.

Des­de el co­mien­zo del nue­vo si­glo, Chi­na ha ve­ni­do al­can­zan­do una se­rie de sig­ni­fi­ca­ti­vos pro­gre­sos en cam­pos co­mo los de sis­te­mas de trans­por­te es­pa­cial, cohe­tes por­ta­do­res a gran es­ca­la, compu­tación de al­to ren­di­mien­to, avio­nes de aler­ta tem­pra­na y por­taa­vio­nes. Una se­rie de ar­mas de al­ta y nue­va tec­no­lo­gía tam­bién han si­do in­tro­du­ci­das co­mo par­te de la lis­ta de equi­pos es­tán­dar.

La cohe­sión na­cio­nal es la ba­se pa­ra el avan­ce de la tec­no­lo­gía mi­li­tar. Así se tra­ta­se de un pe­río­do de de­bi­li­dad eco­nó­mi­ca o de una era de re­for­ma y aper­tu­ra, Chi­na siem­pre asig­nó fon­dos pre­su­pues­ta­les a la tec­no­lo­gía mi­li­tar y siem­pre con­vo­có a per­so­nal de ta­len­to en esta área. El país ha asu­mi­do aho­ra un pa­pel de li­de­raz­go en al­gu­nas áreas cla­ve.

A me­di­da que la cien­cia y la tec­no­lo­gía con­ti­núan pro­gre­san­do, el lí­mi­te en­tre las tec­no­lo­gías ci­vi­les y mi­li­ta­res se ha ido di­fu­mi­nan­do. Hoy en día, el 80 % de las tec­no­lo­gías cla­ve en­lis­ta­das por el De­par­ta­men­to de Co­mer­cio y el De­par­ta­men­to de De­fen­sa de Es­ta­dos Uni­dos es­tán in­ter­co­nec­ta­das, mien­tras que la ta­sa al­can­za el 70 % en Ru­sia. Ade­más, se es­ti­ma que en EE. UU., el Reino Uni­do, Fran­cia, Ale­ma­nia y Ja­pón, en­tre el 80 % y el 90 % de la tec­no­lo­gía de pun­ta pa­ra equi­pos de ar­mas in­for­ma­ti­vos es desa­rro­lla­da por em­pre­sas ci­vi­les. To­do ello ma­ni­fies­ta la lle­ga­da de la era de la tec­no­lo­gía pa­ra uso ge­ne­ral, mien­tras que las tec­no­lo­gías ci­vil y mi­li­tar se vuel­ven más in­ter­de­pen­dien­tes y se in­cen­ti­van en­tre sí. Por es­te mo­ti­vo, Chi­na si­gue sien­do un país atra­sa­do en es­te campo.

Co­mo la in­no­va­ción es con­si­de­ra­da la prin­ci­pal fuer­za mo­triz de la eco­no­mía, Chi­na im­pul­só el desa­rro­llo in­te­gra­do y con­cer­ta­do de las tec­no­lo­gías ci­vi­les y mi­li­ta­res, en un in­ten­to por cons­truir su in­dus­tria de la de­fen­sa, así co­mo pa­ra avan­zar en su desa­rro­llo so­cial y eco­nó­mi­co. Des­de una pers­pec­ti­va his­tó­ri­ca, Chi­na no es de nin­gu­na ma­ne­ra una na­ción con na­tu­ra­le­za agre­si­va. La cons­truc­ción de un ejér­ci­to más fuer­te se ha­ce pa­ra lu­char con­tra cual­quier in­va­sión ex­tran­je­ra y fuer­zas se­ce­sio­nis­tas, así co­mo pa­ra par­ti­ci­par en las mi­sio­nes de man­te­ni­mien­to de la paz y de so­co­rro en ca­sos de desas­tre, a fin de pro­mo­ver la paz mun­dial.

En enero de es­te año, Chi­na es­ta­ble­ció la Co­mi­sión Cen­tral de Desa­rro­llo In­te­gra­do Mi­li­tar y Ci­vil, lo que mar­có el in­gre­so de la in­te­gra­ción ci­vil­mi­li­tar en una eta­pa de im­ple­men­ta­ción. Se es­pe­ra la crea­ción de un mer­ca­do de más de 1 bi­llón de yua­nes apli­can­do la tec­no­lo­gía mi­li­tar en el campo ci­vil –co­mo en el sec­tor ae­ro­es­pa­cial co­mer­cial y la avia­ción ge­ne­ral– y cap­tan­do la in­ver­sión pri­va­da en la I+D de la in­dus­tria de la de­fen­sa.

En un sim­po­sio de al­to ni­vel rea­li­za­do a fi­na­les de ju­nio, en el que se dis­cu­tió la apli­ca­ción ci­vil del sis­te­ma de na­ve­ga­ción por sa­té­li­te Bei­dou, se dio a co­no­cer que el sis­te­ma de po­si­cio­na­mien­to de Bei­dou se uti­li­za­rá en el campo ci­vil de trans­por­te in­te­li­gen­te. Por otro la­do, se vie­ne in­cen­ti­van­do a las em­pre­sas pri­va­das a en­trar en al­gu­nas áreas tec­no­ló­gi­cas mi­li­ta­res cla­ve, co­mo las de in­for­ma­ti­za­ción, equi­pos de al­ta ga­ma y nue­vos ma­te­ria­les. Por ejem­plo, en la ciu­dad de Mian­yang, pro­vin­cia de Si­chuan, es­tán en mar­cha 10 par­ques in­dus­tria­les de­di­ca­dos a la in­te­gra­ción ci­vil-mi­li­tar. El nú­me­ro de em­pre­sas en es­te sec­tor su­pe­rará las 290 a fi­na­les de es­te año, con un in­cre­men­to del 11 % en el va­lor de pro­duc­ción.

Chi­na vie­ne avan­zan­do en su ob­je­ti­vo de al­can­zar una so­cie­dad prós­pe­ra y de es­ta­ble­cer un sis­te­ma de de­fen­sa na­cio­nal más fuer­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from China

© PressReader. All rights reserved.