Una mi­ra­da ha­cia la Cum­bre

Coope­ra­ción eco­nó­mi­ca, se­gu­ri­dad y ma­yor aper­tu­ra fue­ron los prin­ci­pa­les re­sul­ta­dos de la cita en Xia­men

China Today (Spanish) - - CHINA HOY ÍNDICE - Por MI­CHAEL ZÁ­RA­TE

La IX Cum­bre de los BRICS lle­gó a su fin con un ob­je­ti­vo: pro­pi­ciar el ini­cio de un se­gun­do de­ce­nio do­ra­do pa­ra las cin­co eco­no­mías emer­gen­tes. En me­dio de vo­ces que ad­vier­ten de una “pér­di­da de bri­llo” en los BRICS, du­ran­te la cita en Xia­men se re­cor­dó que, en los úl­ti­mos diez años, el PIB com­bi­na­do de los cin­co paí­ses cre­ció un 179 %; el co­mer­cio, un 94 %; y la po­bla­ción ur­ba­na, un 28 %. Sin em­bar­go, la ra­len­ti­za­ción de la eco­no­mía glo­bal, los vien­tos pro­tec­cio­nis­tas en al­gu­nos paí­ses, el re­ti­ro de Es­ta­dos Uni­dos del Acuer­do de Pa­rís, la ame­na­za del te­rro­ris­mo, en­tre otros fac­to­res, su­po­nen nue­vos y ma­yúscu­los de­sa­fíos pa­ra el blo­que.

De­sa­fíos eco­nó­mi­cos

Pa­ra Bo­ris Gu­se­le­tov, in­ves­ti­ga­dor del Ins­ti­tu­to de Eu­ro­pa de la Aca­de­mia de Cien­cias de Ru­sia, uno de los re­sul­ta­dos

más im­por­tan­tes de la cum­bre de Xia­men fue el for­ta­le­ci­mien­to tan­to de la coope­ra­ción eco­nó­mi­ca en­tre los BRICS co­mo del pa­pel que vie­ne desem­pe­ñan­do el Nue­vo Ban­co de De­sa­rro­llo (NBD),

me­dian­te el res­pal­do de pro­yec­tos con­jun­tos de in­ver­sión en­tre las cin­co eco­no­mías emer­gen­tes.

De he­cho, el 4 de sep­tiem­bre, el pre­si­den­te chino, Xi Jin­ping, anun­ció que Chi­na no so­lo des­ti­na­ría 500 mi­llo­nes de yua­nes (unos 76 mi­llo­nes de dó­la­res) a la coope­ra­ción eco­nó­mi­ca­tec­no­ló­gi­ca y los in­ter­cam­bios en­tre los BRICS, sino tam­bién otros cua­tro mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra los pro­yec­tos del NBD, ins­ti­tu­ción que inau­gu­ró el pa­sa­do 17 de agos­to su pri­me­ra ofi­ci­na re­gio­nal en Johan­nes­bur­go (Su­dá­fri­ca). Más aún, ese mis­mo 4 de sep­tiem­bre, el pre­si­den­te de Bra­sil, Mi­chel Te­mer, anun­ció que su país re­ci­bi­rá una ofi­ci­na del NBD. El can­ci­ller bra­si­le­ño, Al­yo­sio Nu­nes, pre­ci­só pos­te­rior­men­te que las ne­go­cia­cio­nes pa­ra una re­pre­sen­ta­ción en Sao Pau­lo o Río de Ja­nei­ro es­ta­ban muy ade­lan­ta­das.

En diá­lo­go con Chi­na Hoy, Gu­se­le­tov se­ña­ló que la po­si­ble im­ple­men­ta­ción de pro­yec­tos eco­nó­mi­cos con­jun­tos con el apo­yo del NBD es una pro­pues­ta muy in­tere­san­te pa­ra Ru­sia, país que vie­ne afron­tan­do hoy una di­fí­cil si­tua­ción eco­nó­mi­ca. “Sus in­ver­sio­nes pue­den ayu­dar­nos a po­ner en mar­cha una se­rie de nue­vos pro­yec­tos”, di­jo Gu­se­le­tov, quien, sin em­bar­go, pun­tua­li­zó que Ru­sia no po­dría ofre­cer mu­cho a sus so­cios en es­ta área, sal­vo pro­yec­tos co­mo el de la lí­nea de alta ve­lo­ci­dad Mos­cú-Ka­zán y el de re­cons­truc­ción de las ins­ta­la­cio­nes de su­mi­nis­tro de agua en las ciu­da­des de la cuen­ca del río Vol­ga.

Gu­se­le­tov ca­li­fi­có co­mo “ex­tre­ma­da­men­te im­por­tan­te pa­ra Ru­sia” que los BRICS apo­yen las pro­pues­tas he­chas en Xia­men por el pre­si­den­te ru­so, Vla­di­mir Pu­tin, en cuan­to a la tran­si­ción ha­cia el uso de mo­ne­das na­cio­na­les en los acuer­dos en­tre los paí­ses BRICS, y en cuan­to al des­plie­gue del sis­te­ma es­pa­cial con­jun­to del “Sondeo Re­mo­to de la Tie­rra”. “La apli­ca­ción prác­ti­ca de es­tas pro­pues­tas pro­mo­ve­rá in­du­da­ble­men­te el de­sa­rro­llo de las re­la­cio­nes co­mer­cia­les y eco­nó­mi­cas en­tre Ru­sia y los BRICS, y me­jo­ra­rá la si­tua­ción eco­nó­mi­ca ru­sa”.

Por su par­te, Swa­ran Singh, pro­fe­sor de la Es­cue­la de Es­tu­dios In­ter­na­cio­na­les de la Uni­ver­si­dad Ja­wahar­lal Neh­ru (In­dia), sos­tu­vo que an­te los pro­ble­mas in­ter­nos que en­fren­tan Bra­sil y Su­dá­fri­ca y las preo­cu­pa­cio­nes ru­sas en cues­tio­nes ex­ter­nas co­mo las de Geor­gia, Ucra­nia, Si­ria y las san­cio­nes im­pues­tas por Es­ta­dos Uni­dos, el pe­so de los BRICS pa­re­ce ha­ber caí­do so­bre los hom­bros de Chi­na y la In­dia.

En ese sen­ti­do, Singh re­sal­tó la reunión sos­te­ni­da en­tre el pre­si­den­te chino, Xi Jin­ping, y el primer mi­nis­tro in­dio, Na­ren­dra Mo­di, muy des­ta­ca­da por la pren­sa in­ter­na­cio­nal lue­go de la re­cien­te dispu­ta fron­te­ri­za en­tre am­bos paí­ses en el área de Dong Lang (Do­klam). “Am­bos lí­de­res mos­tra­ron ca­li­dez y bon­ho­mía, y las de­cla­ra­cio­nes que sa­lie­ron de esa reunión bi­la­te­ral no so­lo ex­pre­sa­ron un com­pro­mi­so con los Cin­co Prin­ci­pios de Coe­xis­ten­cia Pa­cí­fi­ca, sino que tam­bién in­di­ca­ron los de­seos de re­sol­ver los pro­ble­mas bi­la­te­ra­les a tra­vés del diá­lo­go”, pun­tua­li­zó Singh en de­cla­ra­cio­nes a Chi­na Hoy.

Paz y se­gu­ri­dad

Tan­to Gu­se­le­tov co­mo Singh coin­ci­die­ron en que otro re­sul­ta­do fun­da­men­tal de la IX Cum­bre de los BRICS fue el ab­so­lu­to res­pal­do a la lu­cha con­tra el te­rro­ris­mo, ex­pre­sa­do en la De­cla­ra­ción de Xia­men. “Ese fue uno de los prin­ci­pa­les te­mas que se de­ba­tie­ron en la cum­bre, in­clui­da la for­ma­ción de un am­plio fren­te an­ti­te­rro­ris­ta, que ten­ga ba­se ju­rí­di­ca in­ter­na­cio­nal uni­ver­sal­men­te re­co­no­ci­da y ba­jo el pa­pel de la ONU, pa­ra opo­ner­se al Es­ta­do Is­lá­mi­co en Si­ria”, men­cio­nó Bo­ris Gu­se­le­tov.

Del mis­mo mo­do, Swa­ran Singh re­sal­tó que la De­cla­ra­ción de Xia­men con­ten­ga un de­ta­lla­do com­pro­mi­so por par­te de los BRICS pa­ra abor­dar la ame­na­za del te­rro­ris­mo. El pro­fe­sor in­dio va­lo­ró so­bre to­do la iden­ti­fi­ca­ción de or­ga­ni­za­cio­nes in­sur­gen­tes asen­ta­das en Pa­kis­tán, co­mo Jaish-e-Moham­mad y Lash­kar-e-Tai­ba, lo cual ha si­do vis­to por el Go­bierno in­dio co­mo un pa­so ade­lan­te en sus es­fuer­zos por al­can­zar un con­sen­so in­ter­na­cio­nal en la lu­cha con­tra el te­rro­ris­mo trans­fron­te­ri­zo.

“Es un gran lo­gro ver a Chi­na e In­dia jun­tos y lle­gar a un en­ten­di­mien­to en la con­de­na con­tra el te­rro­ris­mo, con un len­gua­je tan só­li­do co­mo el vis­to en la De­cla­ra­ción de Xia­men y en los dis­cur­sos del pre­si­den­te Xi Jin­ping”, men­cio­nó Singh, quien des­ta­có que di­cha de­cla­ra­ción usa 17 ve­ces la pa­la­bra “te­rro­ris­mo”. Co­mo re­cor­dó el dia­rio in­dio Hin­dus­tan Ti­mes, la de­cla­ra­ción de la Cum­bre de los BRICS del año pa­sa­do –rea­li­za­da en Goa (In­dia)– se re­fi­rió va­rias ve­ces al te­rro­ris­mo, pero so­lo nom­bró a un gru­po: el Es­ta­do Is­lá­mi­co.

Pa­ra Jor­ge Eduar­do Na­va­rre­te, ex em­ba­ja­dor de Mé­xi­co en Chi­na (1989-1993) y de am­plia tra­yec­to­ria co­mo di­plo­má­ti­co e in­ves­ti­ga­dor, los ma­yo­res apor­tes de la IX Cum­bre se ha­llan en el área de paz y se­gu­ri­dad in­ter­na­cio­na­les. En ese sen­ti­do, des­ta­có “el ma­ne­jo se­reno y res­pon­sa­ble” de las ten­sio­nes nu­clea­res en la pe­nín­su­la co­rea­na. Co­mo se sa­be, ho­ras an­tes de inau­gu­rar­se la cita en Xia­men, Co­rea del Nor­te lle­vó a ca­bo una sex­ta prue­ba nu­clear, la cual me­re­ció el re­cha­zo del Go­bierno chino y del blo­que de los BRICS.

“Con bre­ve­dad y sin al­ti­so­nan­cia, la De­cla­ra­ción de Xia­men reite­ra que la úni­ca so­lu­ción via­ble (al ca­so de la pe- nín­su­la co­rea­na) es la vía pa­cí­fi­ca, cons­trui­da de ma­ne­ra em­pe­ño­sa me­dian­te el diá­lo­go en­tre to­das las par­tes con­cer­ni­das”, di­jo Na­va­rre­te a Chi­na Hoy. “No pue­den des­ca­li­fi­car­se ni las con­ver­sa­cio­nes ni las ne­go­cia­cio­nes. No pue­den ig­no­rar­se las preo­cu­pa­cio­nes de nin­gu­na de las par­tes en ma­te­ria de se­gu­ri­dad. Des­de Amé­ri­ca La­ti­na, que es una re­gión des­nu­clea­ri­za­da, se ve con ex­pec­ta­ti­va la op­ción de una pe­nín­su­la co­rea­na li­bre de ar­mas nu­clea­res”.

BRICS y otras eco­no­mías emer­gen­tes

Sin duda, un te­ma lla­ma­ti­vo de la IX Cum­bre fue la in­clu­sión en la cita mul­ti­la­te­ral de otras cin­co eco­no­mías emer­gen­tes, Egip­to, Mé­xi­co, Tai­lan­dia, Ta­yi­kis­tán y Gui­nea, lo cual –en pa­la­bras del pro­fe­sor in­dio Swa­ran Singh– per­mi­tió que el blo­que de los BRICS fue­ra vis­to co­mo la prin­ci­pal lo­co­mo­to­ra de la coope­ra­ción Sur-Sur.

Pa­ra Singh, la coope­ra­ción Sur-Sur im­pul­sa­da por los BRICS pa­re­ce es­tar cla­ra­men­te cen­tra­da en que el re­sur­gi­mien­to de Áfri­ca sea el pun­to fo­cal de sus prin­ci­pa­les ini­cia­ti­vas. “Es­te nue­vo for­ma­to en la IX Cum­bre de los BRICS ha re­con­si­de­ra­do la es­pe­ran­za de que la coope­ra­ción Sur-Sur se re­nue­ve, es­pe­cial­men­te an­te la ra­len­ti­za­ción eco­nó­mi­ca en el he­mis­fe­rio nor­te. Los úl­ti­mos años han sig­ni­fi­ca­do una im­pre­sio­nan­te me­jo­ra en las eco­no­mías del he­mis­fe­rio sur, em­po­de­ran­do a los paí­ses en de­sa­rro­llo a ju­gar un pa­pel ma­yor en el es­ta­ble­ci­mien­to de ten­den­cias en el mun­do”.

Aun­que des­de la Cum­bre de los BRICS de 2013 se han ex­ten­di­do in­vi­ta­cio­nes a paí­ses que no for­man par­te del cir­cui­to BRICS, la cita de Xia­men fue la pri­me­ra oca­sión en que los lí­de­res in­vi­ta­dos pro­vi­nie­ron de to­das par­tes del mun­do y no so­lo de los ve­ci­nos del país an­fi­trión. Co­mo se re­cuer­da, Chi­na ha pro­pues­to el en­fo­que “BRICS Plus”, que es­pe­ra cons­truir una red abier­ta y di­ver­si­fi­ca­da con otros paí­ses en de­sa­rro­llo.

Uno de los pre­si­den­tes in­vi­ta­dos fue el de Mé­xi­co, En­ri­que Pe­ña Nie­to, cu­ya pre­sen­cia en el Diá­lo­go de Mer­ca­dos Emer­gen­tes y Paí­ses en De­sa­rro­llo se dio jus­to cuan­do el país az­te­ca es­tá in­mer­so en una com­pli­ca­da re­ne­go­cia­ción del Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Nor­te (TLCAN) fir­ma­do con Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá, y cuan­do mu­chas vo­ces en Mé­xi­co pi­den a su Go­bierno que mi­re más ha­cia otros blo­ques, co­mo el de BRICS.

En ese sen­ti­do, du­ran­te su reunión con Pe­ña Nie­to, el pre­si­den­te de Chi­na, Xi Jin­ping, le dio la bien­ve­ni­da a una ma­yor par­ti­ci­pa­ción de Mé­xi­co en la Ini­cia­ti­va de la Fran­ja y la Ru­ta, pues Chi­na ve en Mé­xi­co un no­do cla­ve de la “ex­ten­sión na­tu­ral” de di­cha ini­cia­ti­va en Amé­ri­ca La­ti­na. Un da­to a to­mar en cuen­ta es que Xi y Pe­ña Nie­to se han reuni­do ya en sie­te oca­sio­nes.

Sin em­bar­go, el ex em­ba­ja­dor Jor­ge Eduar­do Na­va­rre­te sos­tu­vo que Mé­xi­co de­jó pa­sar una ex­ce­len­te opor­tu­ni­dad en Xia­men pa­ra ex­pre­sar su in­ten­ción de su­mar­se al Ban­co Asiá­ti­co de In­ver­sión en In­fraes­truc­tu­ra (BAII), “del que ya son miem­bros 19 so­cios no re­gio­na­les y en­tre cu­yos miem­bros pros­pec­ti­vos se cuen­tan otras 18 eco­no­mías emer­gen­tes, com­pren­di­das seis de Amé­ri­ca La­ti­na (Bra­sil, Ar­gen­ti­na, Bo­li­via, Chi­le, Pe­rú y Ve­ne­zue­la)”. “La par­ti­ci­pa­ción en el BAII abri­ría a Mé­xi­co, país con ex­pe­rien­cia en la cons­truc­ción de pro­yec­tos de in­fraes­truc­tu­ra fue­ra de su te­rri­to­rio, im­por­tan­tes opor­tu­ni­da­des”, de­cla­ró Na­va­rre­te.

Asi­mis­mo, Na­va­rre­te su­gi­rió que pa­ra que en­cuen­tros co­mo el Diá­lo­go de Mer­ca­dos Emer­gen­tes y Paí­ses en De­sa­rro­llo, lle­va­do a ca­bo en Xia­men, re­sul­ten más pro­duc­ti­vos se re­quie­re una me­jor pre­pa­ra­ción de las par­tes y pro­cu­rar en­fo­car­los en pro­yec­tos es­pe­cí­fi­cos de coope­ra­ción. “De otra suer­te, (es­tos en­cuen­tros) se ago­tan en ge­ne­ra­li­da­des bien in­ten­cio­na­das, pero mu­chas ve­ces re­pe­ti­das”, in­di­có. De acá a un año, cuan­do la pró­xi­ma cita de los BRICS se reali­ce en Johan­nes­bur­go (Su­dá­fri­ca), ve­re­mos cuán­to se ha avan­za­do.

La cita de Xia­men fue la pri­me­ra oca­sión en que los lí­de­res in­vi­ta­dos pro­vi­nie­ron de to­das par­tes del mun­do y no so­lo de los ve­ci­nos del país an­fi­trión.

Cnsp­ho­to

28 de ju­nio de 2016. Lí­nea de en­sam­bla­je de ca­mio­nes mez­cla­do­res di­se­ña­dos y pro­du­ci­dos pa­ra clien­tes me­xi­ca­nos en la plan­ta de Xuan­hua de Fo­ton Daim­ler.

Cnsp­ho­to

4 de sep­tiem­bre de 2017. El pre­si­den­te chino, Xi Jin­ping, se reúne con su ho­mó­lo­go me­xi­cano, En­ri­que Pe­ña Nie­to, en Xia­men.

Newspapers in Spanish

Newspapers from China

© PressReader. All rights reserved.