Dos poe­tas chi­nos en Su­da­mé­ri­ca

Zhou Se­se y Li Cheng’en se lle­va­ron una pro­fun­da im­pre­sión en su via­je por Co­lom­bia y Chi­le

China Today (Spanish) - - CHINA HOY ÍNDICE - Por AN XINZHU

La fi­gu­ra alta y del­ga­da del poe­ta chino Zhou Se­se apa­re­ció en Co­lom­bia pa­ra re­ci­tar –con su acen­to de la pro­vin­cia de Hu­nan– una de sus obras más re­pre­sen­ta­ti­vas: Pá­ja­ros del bos­que. El poe­ma es una crea­ción co­lo­quial en la que evo­ca los sen­ti­mien­tos ha­cia su pa­dre. “No pen­sé que cau­sa­ría tan­ta em­pa­tía”, di­jo Zhou al regresar a Bei­jing, to­da­vía muy con­mo­vi­do por el en­tu­sias­mo del pú­bli­co co­lom­biano.

La fi­gu­ra alta y del­ga­da del poe­ta chino Zhou Se­se apa­re­ció en Co­lom­bia pa­ra re­ci­tar –con su acen­to de la pro­vin­cia de Hu­nan– una de sus obras más re­pre­sen­ta­ti­vas: Pá­ja­ros del bos­que. El poe­ma es una crea­ción co­lo­quial en la que evo­ca los sen­ti­mien­tos ha­cia su pa­dre. “No pen­sé que cau­sa­ría tan­ta em­pa­tía”, di­jo Zhou al regresar a Bei­jing, to­da­vía muy con­mo­vi­do por el en­tu­sias­mo del pú­bli­co co­lom­biano.

Al otro la­do del mun­do

Co­mo miem­bros del Fo­ro de Es­cri­to­res Chi­nos, los poe­tas Zhou Se­se y Li Cheng’en acep­ta­ron la in­vi­ta­ción del Cen­tro Re­gio­nal de Ins­ti­tu­tos Con­fu­cio pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na (CRICAL) y em­pren­die­ron un via­je a Su­da­mé­ri­ca. Del 5 al 15 de ju­lio par­ti­ci­pa­ron en va­rias ac­ti­vi­da­des en Co­lom­bia y Chi­le, y asis­tie­ron al Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Poe­sía de Medellín, una de las más im­por­tan­tes en Amé­ri­ca La­ti­na, que es­te año re­ci­bió a más de 130 poe­tas de 46 paí­ses.

Los or­ga­ni­za­do­res del fes­ti­val va­lo­ra­ron tan­to la pre­sen­cia de los poe­tas chi­nos que Zhou Se­se en­ca­be­zó la lis­ta de in­vi­ta­dos que pro­nun­cia­ron un dis­cur­so en la ce­re­mo­nia de inauguración. Ba­jo el tí­tu­lo de “El abra­zo de la poe­sía”, Zhou trans­mi­tió su vi­sión so­bre la poe­sía y el mun­do: “Fren­te a los con­flic­tos y las gue­rras, la po­bre­za y la muer­te de nues­tro tiem­po, el len­gua­je poé­ti­co tie­ne su­ma im­por­tan­cia. Es­cri­bo lo que mi bo­ca di­ce. Ca­da día en­tro en la reali­dad es­pi­ri­tual de la poe­sía. En ca­da mo­men­to la poe­sía vue­la en mi vi­da, re­gis­tro la reali­dad con ella y me acer­co a los sen­ti­mien­tos del al­ma al rit­mo de la poe­sía. Es­ta es la re­gla que ri­ge el prin­ci­pio de ‘es­cri­bir lo que mi bo­ca di­ce’. Vol­ver al abra­zo de la poe­sía y ha­bi­tar poé­ti­ca­men­te so­bre es­ta tie­rra, son idea­les que nos ha re­ga­la­do la poe­sía”.

Du­ran­te el Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Poe­sía de Medellín, jun­to con poe­tas de di­fe­ren­tes paí­ses, Zhou Se­se y Li Cheng’en lle­ga­ron en ca­mio­ne­ta a bi­blio­te­cas, tea­tros, es­cue­las y par­ques de esa ciu­dad y sus al­re­de­do­res, pa­ra re­ci­tar sus obras an­te los lo­ca­les y re­ci­bir aga­sa­jos y abra­zos del otro la­do del mun­do, lo cual les de­jó un pro­fun­do re­cuer­do.

En Bo­go­tá, un co­lom­biano le pi­dió a Li Cheng’en al­gu­nos con­se­jos pa­ra la crea­ción poé­ti­ca. “El co­lor y el cie­lo de es­ta ciu­dad, su his­to­ria y ci­vi­li­za­ción, la gue­rra y el con­flic­to, el do­lor y la fe­li­ci­dad de ca­da per­so­na que vi­ve aquí en­car­nan la poe­sía. De­bes es­cri­bir so­bre to­dos esos sen­ti­mien­tos”, le res­pon­dió.

Paz y poe­sía

Es­te 2017 es un año muy es­pe­cial pa­ra Co­lom­bia y la poe­sía chi­na. “Cons­tru­yen­do el país so­ña­do” fue el le­ma del Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Poe­sía de

Medellín. De he­cho, en la vís­pe­ra del even­to, tras una lar­ga ne­go­cia­ción, las Fuer­zas Ar­ma­das Re­vo­lu­cio­na­rias de Co­lom­bia (FARC) y el Go­bierno co­lom­biano ha­bían lle­ga­do por fin a un acuer­do. La paz se fir­mó en Co­lom­bia des­pués de me­dio si­glo de con­flic­to.

Zhou y Li lle­ga­ron coin­ci­den­te­men­te en una fe­cha his­tó­ri­ca: el centenario de la poe­sía mo­der­na chi­na. No son los pri­me­ros poe­tas chi­nos que han vi­si­ta­do Medellín, pero su lle­ga­da coin­ci­dió con esa efe­mé­ri­de. Tan­to en Co­lom­bia co­mo en Chi­le, la poe­ti­sa Li Cheng’en hi­zo én­fa­sis en la tra­di­ción crea­ti­va de la nue­va poe­sía chi­na, que ya tie­ne más de 100 años, y ha­bló de la di­fu­sión e in­fluen­cia de los poe­tas la­ti­noa­me­ri­ca­nos en Chi­na. Li sos­tu­vo que la his­to­ria de la poe­sía chi­na re­fle­ja la evo­lu­ción de su ci­vi­li­za­ción y que, du­ran­te los úl­ti­mos cien años, los nue­vos poe­tas chi­nos se han desa­rro­lla­do al mis­mo rit­mo que la mo­der­ni­dad en el país. La es­cri­tu­ra per­so­nal de ca­da poe­ta chino cons­tru­yó poé­ti­ca­men­te la ima­gen li­te­ra­ria de su país.

Zhou Se­se, por su par­te, co­men­tó que aun­que la nue­va poe­sía chi­na aca­ba de cum­plir cien años, la tra­di­ción poé­ti­ca del país es mi­le­na­ria, y que re­ci­tar poe­mas es una cos­tum­bre an­ti­gua de la so­cie­dad chi­na. La poe­sía ha es­ta­do es­tre­cha­men­te vin­cu­la­da a la his­to­ria y los sen­ti­mien­tos del pue­blo co­mo un es­ti­lo de vi­da de los chi­nos. La re­la­ción en­tre la poe­sía y el es­pí­ri­tu siem­pre ha si­do muy cer­ca­na en Chi­na. Las con­di­cio­nes de vi­da del pue­blo y la poe­sía han es­ta­do in­te­gra­das. Aun­que han ocu­rri­do cam­bios gi­gan­tes­cos des­de la an­ti­güe­dad has­ta hoy día, el es­pí­ri­tu poé­ti­co de los chi­nos se man­tie­ne in­tac­to.

Los dos mo­men­tos his­tó­ri­cos coin­ci­die­ron du­ran­te la vi­si­ta de los poe­tas chi­nos a Co­lom­bia. Zhou con­fe­só que siem­pre ha­bía se­gui­do el pro­ce­so de paz en Co­lom­bia y que desea­ba es­tu­diar el pa­pel que ha ju­ga­do la poe­sía en el ca­mino ha­cia la paz. En su dis­cur­so, ci­tó al poe­ta ir­lan­dés Sea­mus Hea­ney: “En cier­to sen­ti­do, el efec­to de la poe­sía es igual a ce­ro: nunca un poe­ma ha de­te­ni­do un tan­que. Pero en otro sen­ti­do es in­fi­ni­to”.

Los te­so­ros del fin del mun­do

Tras su re­gre­so a Chi­na, Zhou y Li re­fle­xio­na­ron so­bre sus con­tac­tos con los poe­tas la­ti­noa­me­ri­ca­nos.

Li, quien tam­bién se de­di­ca a la tra­duc­ción de poe­mas, se­ña­ló que en Chi­na uno pue­de leer con fa­ci­li­dad a poe­tas clá­si­cos de Amé­ri­ca La­ti­na, co­mo los tres Pre­mios No­bel de Li­te­ra­tu­ra Gabriela Mis­tral, Pa­blo Ne­ru­da y Oc­ta­vio Paz, al ni­ca­ra­güen­se Ru­bén Da­río, al me­lan­có­li­co y so­li­ta­rio poe­ta pe­ruano César Va­lle­jo, en­tre otros. En los úl­ti­mos años, Li tam­bién dis­fru­tó de las obras de la es­pa­ño­la Ju­lia Uce­da, del cu­bano Ni­co­lás Gui­llén y del uru­gua­yo Ma­rio Be­ne­det­ti. La tra­duc­ción de obras de poe­tas la­ti­noa­me­ri­ca­nos al chino siem­pre se ha man­te­ni­do vi­va.

Sin em­bar­go, la tra­duc­ción de la poe­sía mo­der­na chi­na a otros idio­mas es­tá re­la­ti­va­men­te re­tra­sa­da. Y la tras­la­ción al español de obras clá­si­cas de la nue­va poe­sía chi­na es­tá ca­si es­tan­ca­da, por lo que el co­no­ci­mien­to de los lec­to­res la­ti­noa­me­ri­ca­nos se li­mi­ta a las obras an­ti­guas. Li ma­ni­fes­tó que es una prio­ri­dad ace­le­rar la tra­duc­ción al español de obras de poe­tas mo­der­nos chi­nos y de otros gé­ne­ros li­te­ra­rios.

A Zhou Se­se le sor­pren­dió la fer­ti­li­dad pa­ra la crea­ción poé­ti­ca y la ca­pa­ci­dad or­ga­ni­za­ti­va de ac­ti­vi­da­des de ese ti­po en La­ti­noa­mé­ri­ca. De­cla­ró a los pe­rio­dis­tas que en to­da Amé­ri­ca La­ti­na se pue­de en­con­trar poe­sía por­que to­dos los la­ti­noa­me­ri­ca­nos la aman, lo que per­mi­te que los poe­tas man­ten­gan un de­seo y una ins­pi­ra­ción crea­ti­va. Zhou des­ta­có la ten­den­cia a or­ga­ni­zar ac­ti­vi­da­des con el pú­bli­co en la re­gión, lo que, en su opi­nión, ga­ran­ti­za un de­sa­rro­llo muy di­fe­ren­te al de Chi­na.

Zhou sub­ra­yó que las ac­ti­vi­da­des poé­ti­cas en Amé­ri­ca La­ti­na re­fle­jan me­jor la esen­cia de la poe­sía. “La ce­re­mo­nia de inauguración del Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Poe­sía de Medellín tu­vo lu­gar en el Par­que de los De­seos, con­ti­guo a un cen­tro co­mer­cial. Los clien­tes, con sus ca­rri­tos de com­pras, iban a es­cu­char a los poe­tas re­ci­tar sus obras. Es inima­gi­na­ble re­la­cio­nar la poe­sía con un cen­tro co­mer­cial en Chi­na, pero es muy na­tu­ral en Medellín. Pa­ra el pue­blo co­lom­biano, la poe­sía for­ma par­te de su vi­da co­ti­dia­na”, di­jo el poe­ta chino.

Zhou re­cor­dó sus in­ten­tos en los úl­ti­mos años de que la poe­sía re­tor­ne al pue­blo. Por ejem­plo, or­ga­ni­zó un re­ci­tal de poe­mas en una al­dea de la pro­vin­cia de Hu­nan. To­do lo que per­ci­bió en Amé­ri­ca La­ti­na lo ins­pi­ró y el de­seo de ma­te­ria­li­zar es­te ti­po de ac­ti­vi­da­des se ha vuel­to más fir­me en él.

En Chi­le, el país de Gabriela Mis­tral y Pa­blo Ne­ru­da, los dos poe­tas chi­nos se reunie­ron con va­rios co­le­gas que aún mantienen el en­tu­sias­mo crea­ti­vo y con­ti­núan ex­plo­ran­do la innovación poé­ti­ca. Zhou es­cri­bió pa­ra Chi­le un poe­ma ti­tu­la­do El fin del mun­do y le di­jo a sus ami­gos la­ti­noa­me­ri­ca­nos: “La poe­sía es el idio­ma co­mún del es­pí­ri­tu hu­mano”.

Zhou Se­se en el Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Poe­sía de Medellín.

Zhou Se­se ( ter­ce­ro des­de la izq.), Sun Xin­tang ( ter­ce­ro des­de la der.), di­rec­tor eje­cu­ti­vo del CRICAL, y otros poe­tas de di­fe­ren­tes paí­ses se reúnen en Co­lom­bia an­tes de re­ci­tar sus poe­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from China

© PressReader. All rights reserved.