En­ri­que­cien­do los víncu­los

El di­plo­má­ti­co uru­gua­yo Ale­jan­dro Mon­grell ha­bla de su la­bor en Chi­na y su pa­sión por la fo­to­gra­fía

China Today (Spanish) - - CHINA HOY ÍNDICE - Por ABEL ROSALES GINARTE

Des­pués de más de dos años en Chi­na, Ale­jan­dro Mon­grell ha re­co­rri­do mu­chos si­tios cum­plien­do obli­ga­cio­nes pro­fe­sio­na­les co­mo di­plo­má­ti­co y dis­fru­tan­do de su pa­sión por la fo­to­gra­fía. Cuan­do ha­bla de su tie­rra se le ilu­mi­nan los ojos. “Uru­guay es co­no­ci­do en Chi­na co­mo en otras par­tes del mun­do por el fút­bol y es­tre­llas co­mo Suárez o Ca­va­ni”. Cuan­do lle­gó al país asiá­ti­co ya ha­bía es­tu­dia­do un mon­tón de co­sas, pe­ro so­lo des­pués de unos me­ses “em­pe­cé a te­ner un po­co más de con­cien­cia de lo que re­pre­sen­ta Uru­guay pa­ra Chi­na y Chi­na pa­ra Uru­guay. En 2017 fui­mos el pri­mer pro­vee­dor de car­ne vacuna a Chi­na. Pa­ra un país de po­co más de tres millones de per­so­nas, eso es muy im­pre­sio­nan­te”. Aun­que Uru­guay se ha trans­for­ma­do en un gran abas­te­ce­dor de ali­men­tos pa­ra Chi­na, man­tie­ne otros mer­ca­dos en Amé­ri­ca La­ti­na, Eu­ro­pa y Es­ta­dos Uni­dos.

Ale­jan­dro Mon­grell es gra­dua­do en re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les en la Uni­ver­si­dad ORT Uru­guay, la ma­yor uni­ver­si­dad pri­va­da del país, con más de 11.000 es­tu­dian­tes en cin­co fa­cul­ta­des e ins­ti­tu­tos. ORT Uru­guay es una aso­cia­ción ci­vil sin fi­nes de lu­cro, miem­bro de World ORT, una de las ma­yo­res or­ga­ni­za­cio­nes edu­ca­ti­vas no gu­ber­na­men­ta­les en el mun­do es­ta­ble­ci­da en 1942. “Lue­go se­guí es­tu­dios en Ca­na­dá, hi­ce cur­sos cor­tos en otros paí­ses tam­bién y en un fu­tu­ro me en­can­ta­ría es­tu­diar en una uni­ver­si­dad chi­na al­gún doc­to­ra­do, por ejem­plo”. Ac­tual­men­te rea­li­za un Más­ter en Re­la­cio­nes In­ter­na­cio­na­les Se­mi­pre­sen­cial en la Uni­ver­si­dad Rey Juan Car­los de Es­pa­ña.

Opor­tu­ni­da­des de in­ter­cam­bio

“Cuan­do uno ve el re­sul­ta­do en las re­la­cio­nes bi­la­te­ra­les que sa­len de to­do el es­fuer­zo que ha­ce­mos y de las ho­ras que he­mos de­di­ca­do pa­ra ello, la sa­tis­fac­ción no es me­di­ble”, men­cio­na Mon­grell re­fi­rién­do­se a su la­bor di­plo­má­ti­ca en la Em­ba­ja­da de Uru­guay en Chi­na. “Sen­ti­mos que he­mos en­ri­que­ci­do y diversificado los víncu­los. To­das las au­to­ri­da­des que han lle­ga­do a Chi­na, la ma­yo­ría por pri­me­ra vez, se han que­da­do fas­ci­na­dos cuan­do vi­si­tan pro­vin­cias, ciu­da­des y em­pre­sas”. Pe­ro en sus via­jes por el país asiá­ti­co hay un te­ma que lla­ma pro­fun­da­men­te su aten­ción: “La li­be­ra­ción de tan­ta gen­te de la po­bre­za es for­mi­da­ble. Hay mu­chas co­sas de Chi­na de las que te­ne­mos que apren­der y coope­rar”. Es­tar en di­fe­ren­tes si­tios del país le ha ayu­da­do a co­nec­tar con el pue­blo y las au­to­ri­da­des lo­ca­les pa­ra afian­zar aún más las re­la­cio­nes en to­dos los as­pec­tos, “ade­más del po­lí­ti­co y el eco­nó­mi­co, la cul­tu­ra y el de­por­te, por ejem­plo”.

Jun­to con el equi­po de la em­ba­ja­da en Chi­na en­ca­be­za­do por el em­ba­ja­dor Fer­nan­do Lu­gris, tra­ba­jó ar­dua­men­te a ni­vel de los go­bier­nos lo­ca­les chi­nos en la pro­mo­ción de la Cum­bre Chi­naLAC, or­ga­ni­za­da por el Con­se­jo Chino pa­ra el Fo­men­to del Co­mer­cio In­ter­na­cio­nal, el Ins­ti­tu­to de Pro­mo­ción de In­ver­sio­nes, Ex­por­ta­cio­nes e Ima­gen País Uru­guay XXI y el Ban­co In­ter­ame­ri­cano de Desa­rro­llo. Di­cho even­to, que se reali­zó en­tre el 30 de no­viem­bre y el 2 de di­ciem­bre de 2017, reunió a cer­ca de 3000 em­pre­sa­rios, 700 de ellos chi­nos, en la ciu­dad de Pun­ta del Es­te. La in­ten­sa la­bor de pro­mo­ción ha con­ti­nua­do es­te año en el que 10 go­ber­na­do­res de las 19 pro­vin­cias uru­gua­yas han vi­si­ta­do Chi­na y otros cua­tro lo ha­rán en no­viem­bre pa­ra par­ti­ci­par en la Con­fe­ren­cia de Ciu­da­des Her­ma­nas. “De los 10 que vi­nie­ron, to­dos tie­nen ciu­da­des her­ma­nas en Chi­na. Ta­les víncu­los co­men­za­ron en la dé­ca­da de 1990, pe­ro fue en los úl­ti­mos años que se han am­plia­do, y ge­ne­ral­men­te coin­ci­den con vi­si­tas de au­to­ri­da­des de am­bas na­cio­nes”.

A las opor­tu­ni­da­des de in­ter­cam­bios se une que los ciu­da­da­nos chi­nos con

vi­sas pa­ra Es­ta­dos Uni­dos o cual­quier país de la Unión Eu­ro­pea, al es­pa­cio Schen­gen, pue­den via­jar a Uru­guay li­bre­men­te. “El acuer­do en­tró en vi­gor el año pa­sa­do y a las per­so­nas de ne­go­cios chi­nas se les pue­de otor­gar vi­sas por 10 años”. Chi­na ha cam­bia­do y Uru­guay tam­bién, y mu­chas co­sas se ac­tua­li­zan co­mo la for­ma de ha­cer ne­go­cios. “En Uru­guay even­tos in­ter­na­cio­na­les co­mo Chi­na-LAC, los in­ter­cam­bios cul­tu­ra­les y de­por­ti­vos y la aper­tu­ra del Ins­ti­tu­to Con­fu­cio han ayu­da­do a acer­car a Chi­na al pue­blo uru­gua­yo”. Ciu­da­des de gran desa­rro­llo en Chi­na co­mo Guangz­hou, Shenz­hen y Cheng­du le han abier­to sus puer­tas.

Chi­na es tam­bién una tie­rra con sa­bo­res di­ver­sos. Du­ran­te si­glos se han ido per­fec­cio­na­do sus es­ti­los cu­li­na­rios. “Siem­pre di­go que ca­da día es­toy des­cu­brien­do nuevos pla­tos, nuevos in­gre­dien­tes, nuevos sa­bo­res. Mi pre­fe­ri­do es el pa­to la­quea­do, los uru­gua­yos no es­ta­mos acos­tum­bra­dos al pi­can­te pe­ro uno se va a acos­tum­bran­do”. Ha asu­mi­do al­gu­nas cos­tum­bres tí­pi­cas del país asiá­ti­co. “Cuan­do voy de va­ca­cio­nes a Uru­guay to­mo agua ca­lien­te y la gen­te me pre­gun­ta: ‘¿Qué es­tás ha­cien­do?’. Son co­sas que in­cons­cien­te­men­te uno va in­terio­ri­zan­do de la cul­tu­ra chi­na”. Los días en Chi­na le ayu­dan a crecer co­mo ser hu­mano y co­mo pro­fe­sio­nal. “Un día uno cae en la cuen­ta de que no es que uno pa­só por Chi­na, es que Chi­na pa­só por uno y se ha que­da­do. Aquí uno se acos­tum­bra a una di­ver­si­dad y un rit­mo de vi­da dis­tin­to”.

Imá­ge­nes de Chi­na

Me­dios de co­mu­ni­ca­ción de Chi­na y Uru­guay re­sal­tan una fe­cha im­por­tan­te en es­te 2018. El 3 de fe­bre­ro de 1988 las au­to­ri­da­des de las dos na­cio­nes acor­da­ron el ini­cio de víncu­los di­plo­má­ti­cos. “Ya son 30 años y en es­te 2018 ha ha­bi­do un in­ter­cam­bio de vi­si­tas muy ri­co”. Pe­ro en­tre tan­to tra­ba­jo, su pa­sión por la fo­to­gra­fía le ha ayu­da­do a es­tar muy li­ga­do a la ma­gia de Chi­na. “Una re­vis­ta chi­na, LOOKWE Ma­ga­zi­ne, que tra­ba­ja con la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal re­si­den­te, or­ga­ni­zó un con­cur­so de fo­to­gra­fía y una ami­ga que ha­bía vis­to mis fo­tos me su­gi­rió en­viar­las y así lo hi­ce”. La in­ten­ción era pre­miar se­gún el vo­to po­pu­lar en las re­des so­cia­les de Chi­na. “Du­ró un mes y me­dio y fi­nal­men­te, des­pués de in­ten­sas jor­na­das de vo­ta­cio­nes gra­cias al apo­yo de mu­chos ami­gos, se ge­ne­ró una ca­de­na con pro­fe­so­res chi­nos de es­pa­ñol y es­tu­dian­tes de pro­vin­cias que he­mos vi­si­ta­do, lo cual me per­mi­tió al­can­zar el se­gun­do lu­gar”.

Mon­grell en­vió al con­cur­so dos fo­tos, una de la Gran Mu­ra­lla du­ran­te la Fies­ta de la Pri­ma­ve­ra 2017 y otra de un la­go con­ge­la­do en la Gran Mu­ra­lla cer­ca de Mu­tian­yu. “La fo­to del la­go fue la más co­men­ta­da por­que cap­té un muy lin­do re­fle­jo. Yo di­go que en Chi­na es fá­cil de que eso ocu­rra por­que en cual­quier lu­gar con tan­to si­tios bo­ni­tos no es di­fí­cil en­con­trar pai­sa­jes atrac­ti­vos”. A Ale­jan­dro Mon­grell le gus­ta ha­cer fo­tos, y aun­que no tie­ne cá­ma­ra pro­fe­sio­nal se sien­te en la obli­ga­ción de cap­tar pai­sa­jes que le con­mue­ven pa­ra com­par­tir­los con fa­mi­lia­res y ami­gos de otros paí­ses. “Es­tar hoy en Chi­na es es­tar en el lu­gar co­rrec­to, en el mo­men­to co­rrec­to y por suer­te con un equi­po li­de­ra­do por un je­fe y co­le­gas ex­cep­cio­na­les. Es el con­tex­to exac­to en el que Uru­guay ofre­ce lo que Chi­na pre­ci­sa y vi­ce­ver­sa”.

Los via­jes de tra­ba­jo por Chi­na ayu­dan a Ale­jan­dro Mon­grell a co­no­cer me­jor al país y su gen­te.

Fo­tos cor­te­sía del en­tre­vis­ta­do

Ale­jan­dro Mon­grell en la Gar­gan­ta del Ti­gre en la pro­vin­cia de Yun­nan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from China

© PressReader. All rights reserved.