Peludos veg­gies

4 Patas - - CONTENIDO -

POR RA­ZO­NES ÉTI­CAS Y DE SA­LUD, MU­CHOS PRO­PIE­TA­RIOS OP­TAN POR OFRE­CER­LES A SUS MAS­CO­TAS UNA NU­TRI­CIÓN LI­BRE DE CAR­NE. UNA TEN­DEN­CIA SA­LU­DA­BLE QUE CRE­CE EN EL MUN­DO.

Des­de ha­ce tres años, la die­ta de Mi­ra, una perra adop­ta­da de ra­za shi­ba inu, es 100 por cien­to li­bre de car­ne. A di­fe­ren­cia de la gran ma­yo­ría de los de su es­pe­cie, ella se ali­men­ta de cro­que­tas ela­bo­ra­das en su to­ta­li­dad con vegetales, y con por­cio­nes de ce­rea­les, fru­tas y ver­du­ras, co­mo ave­na, bró­co­li, san­día y za­naho­ria, sus snacks fa­vo­ri­tos.

Se­gún sus amos, que son ve­ga­nos por con­vic­ción, “es­ta fue una elec­ción mo­ral, pe­ro ve­mos una gran can­ti­dad de be­ne­fi­cios pa­ra su sa­lud. Nun­ca ha­bía te­ni­do me­jor ape­ti­to o di­ges­tión, es muy enér­gi­ca y su pe­la­je se ve muy

bien. No hay nin­gu­na ra­zón por la que otros ani­ma­les de­ban su­frir o mo­rir pa­ra ser par­te de su ali­men­ta­ción”.

Aun­que en Co­lom­bia no es tan co­mún es­ta prác­ti­ca, sí lo es en paí­ses co­mo Es­ta­dos Uni­dos, Reino Uni­do, Sue­cia y No­rue­ga, don­de mu­chos pro­pie­ta­rios op­tan por una ali­men­ta­ción ve­ge­ta­ria­na o ve­ga­na —es de­cir, que ade­más de la car­ne ex­clu­ye otros de­ri­va­dos de ori­gen ani­mal co­mo la leche— pa­ra sus mas­co­tas, por su fi­lo­so­fía de de­fen­sa de los de­re­chos de los ani­ma­les.

De acuer­do con la ve­te­ri­na­ria es­ta­dou­ni­den­se Ar­mai­ti May, “los pe­rros pue­den es­tar sa­lu­da­bles te­nien­do una die­ta ve­ga­na o ve­ge­ta­ria­na, siem­pre y cuan­do se cum­plan to­dos sus re­que­ri­mien­tos nu­tri­cio­na­les y su ali­men­ta­ción sea fá­cil­men­te di­ge­ri­ble y con bue­na pa­la­ta­bi­li­dad”. Por eso es cla­ve ga­ran­ti­zar la in­ges­ta de ami­noá­ci­dos esen­cia­les, pro­teí­nas, áci­dos gra­sos, car­bohi­dra­tos, vi­ta­mi­nas y mi­ne­ra­les.

La doc­to­ra May ex­pli­ca que una de las con­sul­tas más co­mu­nes en su con­sul­to­rio tie­ne que ver con las aler­gias en la piel, las cua­les, en­tre el 10 y el 20 por cien­to de las ve­ces, se pro­du­cen co­mo reac­ción a cier­tos ali­men­tos, es­pe­cial­men­te a la pro­teí­na de la car­ne. Se­gún ella, una die­ta ve­ga­na trae mu­chos be­ne­fi­cios pa­ra la sa­lud: ali­via dolencias, per­mi­te un me­jor con­trol de pe­so e, in­clu­so, dis­mi­nu­ye la in­ci­den­cia de en­fer­me­da­des co­mo el cán­cer.

Los pro­pie­ta­rios pue­den ofre­cer­les a sus mas­co­tas una ali­men­ta­ción pre­pa­ra­da en ca­sa y que ha­ya si­do for­mu­la­da por un ex­per­to pa­ra ga­ran­ti­zar los re­que­ri­mien­tos nu­tri­cio­na­les, se­gún la con­di­ción de ca­da ani­mal. Tam­bién, pue­den dar­les pro­duc­tos de ca­li­dad que se en­cuen­tran en el mer­ca­do y que no tie­nen in­gre­dien­tes de ori­gen ani­mal, ade­más de otros su­ple­men­tos con vi­ta­mi­nas y ami­noá­ci­dos ne­ce­sa­rios.

No se tra­ta de afir­mar que una die­ta ve­ge­ta­ria­na es ne­ce­sa­ria­men­te más sa­lu­da­ble o me­jor que la ali­men­ta­ción tra­di­cio­nal, co­mo ase­gu­ra Ja­mes O’hea­re, ex­per­to en com­por­ta­mien­to ani­mal, en su li­bro Ve­gan Dogs: Com­pas­sio­na­te Nu­tri­tion. Pe­ro, con un ma­ne­jo nu­tri­cio­nal ba­lan­cea­do, es­ta es una al­ter­na­ti­va via­ble pa­ra aque­llos pro­pie­ta­rios que desean po­ner­la en mar­cha.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.