TA­LLER

Una ca­ma de en­sue­ño

4 Patas - - CONTENIDO -

NUES­TROS MI­NI­NOS AMAN DOR­MIR. POR ESO, ¿QUÉ ME­JOR RE­GA­LO QUE UNA CA­MA A LA ME­DI­DA, HE­CHA POR TI Y CON MA­TE­RIA­LES QUE RES­PE­TAN EL ME­DIOAM­BIEN­TE?

El so­fá, los si­llo­nes, las me­sas, los es­cri­to­rios, el to­pe del ar­ma­rio, en fin, no hay si­tio que nues­tros ga­tos no sean ca­pa­ces de co­lo­ni­zar den­tro de la ca­sa. No obs­tan­te, en la ma­yo­ría de ca­sos, hay uno que sue­le ser su fa­vo­ri­to: la ca­ma. Aun­que exis­ten de to­das las for­mas y es­ti­los, aquí te da­mos una guía pa­ra que pue­das cons­truir el le­cho más ex­clu­si­vo y, así, re­ga­lar­le a tu con­sen­ti­do los sue­ños más dul­ces.

Pa­ra cons­truir la ca­ma de nues­tro com­pa­ñe­ro ga­tuno, ten­dre­mos que dis­po­ner de una es­ti­ba. Es­tas son pie­zas de ma­de­ra usa­das pa­ra la car­ga y trans­por­te de dis­tin­tos ti­pos de mer­can­cía; pue­des en­con­trar­las en el mer­ca­do, tien­das de fru­tas o em­pre­sas de men­sa­je­ría cer­ca­nas a tu ca­sa. Cuan­do la ten­gas, ase­gú­ra­te de so­me­ter­la a un cui­da­do­so pro­ce­so de aseo; es im­por­tan­te de­sin­fec­tar la ma­de­ra pa­ra eli­mi­nar cual­quier re­si­duo que pue­da afec­tar la sa­lud de nues­tra mas­co­ta. Pue­des usar un tra­pi­to y, de ser ne­ce­sa­rio, pro­duc­tos de lim­pie­za es­pe­cia­li­za­dos pa­ra es­te ma­te­rial. Usan­do pin­tu­ra de lá­tex o acrí­li­ca y una bro­cha, sién­te­te en li­ber­tad de dar­le el co­lor y la de­co­ra­ción que tú quie­ras. La pin­tu­ra pue­de ir acom­pa­ña­da de al­gu­nos ador­nos pa­ra dar­le más ale­gría a tu mi­nino. Pro­ce­de cui­da­do­sa­men­te a li­jar la ma­de­ra, has­ta ob­te­ner una su­per­fi­cie li­bre de as­ti­llas. En es­ta par­te del pro­ce­so tie­nes que ser muy me­ticu­loso, ya que al­gún tro­zo suel­to po­dría, no so­lo ter­mi­nar en­re­da­do en el pe­la­je de tu mas­co­ta, sino cau­sar­le he­ri­das en su piel o sus pa­ti­cas. Pos­te­rior­men­te, usan­do las pun­ti­llas y el mar­ti­llo, cla­va tres ba­ses de ma­de­ra al­re­de­dor de la es­truc­tu­ra pa­ra brin­dar­le un me­jor apo­yo a la ca­ma; pue­des sa­car­las de otras es­ti­bas. Nin­gu­na ca­ma es­ta­ría com­ple­ta sin su col­chón, en es­te ca­so una al­moha­da o co­jín que arru­llé el sue­ño de nues­tro pe­lu­do. Pro­cu­ra en­con­trar uno con su­fi­cien­te gro­sor pa­ra que tu án­gel de cua­tro pa­tas se sien­ta lo más có­mo­do po­si­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.