PE­RROS ‘PO­TEN­CIAL­MEN­TE PE­LI­GRO­SOS’

4 Patas - - ÉTICA -

La nue­va ley es­ta­ble­ce las ca­rac­te­rís­ti­cas de los ca­ni­nos que se de­ben in­cluir en es­ta ca­te­go­ría:

Pe­rros que han agre­di­do a per­so­nas o le han cau­sa­do la muer­te a otro ca­nino. Pe­rros que han si­do adies­tra­dos pa­ra el ata­que y la de­fen­sa.

Pe­rros que per­te­ne­cen a una de es­tas ra­zas o a sus cru­ces o hí­bri­dos: ame­ri­can staf­fords­hi­re te­rrier, bull­mas­tiff, dó­ber­man, do­go ar­gen­tino, do­go de bur­deos, fi­la bra­si­lei­ro, mas­tín na­po­li­tano, bull te­rrier, pit­bull te­rrier, ame­ri­can pit­bull te­rrier, pre­sa ca­na­rio, rott­wei­ler, staf­fords­hi­re te­rrier y to­sa ja­po­nés.

El Có­di­go es­ta­ble­ce las prin­ci­pa­les res­pon­sa­bi­li­da­des de sus pro­pie­ta­rios: Re­gis­trar a su mas­co­ta en el cen­so de ca­ni­nos ‘po­ten­cial­men­te pe­li­gro­sos’ que rea­li­za­rán las al­cal­días pa­ra ob­te­ner el per­mi­so de te­nen­cia.

Asu­mir, por me­dio de una pó­li­za de Res­pon­sa­bi­li­dad Ci­vil Ex­tra­con­trac­tual, el com­pro­mi­so to­tal por los da­ños y per­jui­cios que oca­sio­ne a las per­so­nas, a los bie­nes, a las vías y a los es­pa­cios pú­bli­cos. Ade­más, hay otras dis­po­si­cio­nes im­por­tan­tes con res­pec­to a los ani­ma­les in­clui­dos en es­ta ca­te­go­ría:

En los con­jun­tos ce­rra­dos, ur­ba­ni­za­cio­nes y edi­fi­cios de pro­pie­dad ho­ri­zon­tal po­drá prohi­bir­se la per­ma­nen­cia de es­tos pe­rros, si la de­ci­sión es to­ma­da por tres cuar­tas par­tes de la asam­blea o de la jun­ta di­rec­ti­va de la co­pro­pie­dad. En ca­so de que el ani­mal sea ven­di­do, re­ga­la­do o en­tre­ga­do en ‘cual­quier ce­sión de de­re­cho de pro­pie­dad’, de­be ano­tar­se es­ta no­ve­dad en el re­gis­tro del cen­so de ca­ni­nos ‘po­ten­cial­men­te pe­li­gro­sos’. Si hay cam­bio de ciu­dad, de­be ins­cri­bir­se nue­va­men­te an­te la res­pec­ti­va al­cal­día.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.