Al­ter­na­ti­va SA­LU­DA­BLE

Así co­mo los hu­ma­nos, las mas­co­tas tam­bién pue­den re­ci­bir tra­ta­mien­tos con te­ra­pias com­ple­men­ta­rias. Los me­di­ca­men­tos bio­rre­gu­la­do­res son par­te de es­ta cre­cien­te so­lu­ción.

4 Patas - - SALUD -

Ca­da vez más hay pa­cien­tes en el mun­do que acu­den a la me­di­ci­na al­ter­na­ti­va pa­ra tra­tar cier­tas do­len­cias y com­ple­men­tar el tra­ta­mien­to mé­di­co tra­di­cio­nal, o sim­ple­men­te pa­ra pre­ve­nir en­fer­me­da­des y lim­piar el or­ga­nis­mo de to­xi­nas. Así mis­mo, ca­da día hay más mé­di­cos que se unen a es­ta ten­den­cia y pres­cri­ben me­di­ca­men­tos no quí­mi­cos ni in­va­si­vos, sin efec­tos co­la­te­ra­les. Aho­ra, el boom de es­ta co­rrien­te se ha tras­la­da­do al mun­do de las mas­co­tas. En el país se ha in­cre­men­ta­do de for­ma no­ta­ble el número de amos que exi­gen pa­ra sus ani­ma­les te­ra­pias di­fe­ren­tes, co­mo por ejem­plo las que ofre­ce la me­di­ci­na bio­rre­gu­la­do­ra que es­tá en au­ge en Co­lom­bia por con­tar con me­di­ca­men­tos de ori­gen na­tu­ral. “Es una for­ma de ha­cer me­di­ci­na en la que se com­pren­de la en­fer­me­dad de una ma­ne­ra di­fe­ren­te, en-

ten­dien­do que es mul­ti­fac­to­rial y que, aun­que en mu­chas oca­sio­nes un ór­gano o sis­te­ma sea el que ma­ni­fies­te los sín­to­mas, la ma­yo­ría de do­len­cias, y es­pe­cial­men­te las cró­ni­cas, in­clu­yen la al­te­ra­ción de mu­chos ór­ga­nos y/o sis­te­mas”, se­ña­la el doc­tor Ch­ris­tian M. Gó­mez Ál­va­rez, coor­di­na­dor de Asun­tos Mé­di­cos de la Di­vi­sión Ve­te­ri­na­ria de Heel Co­lom­bia, em­pre­sa far­ma­céu­ti­ca es­pe­cia­li­za­da en el desa­rro­llo y la fa­bri­ca­ción de me­di­ca­men­tos pro­du­ci­dos a par­tir de in­gre­dien­tes de ori­gen na­tu­ral y pio­ne­ra en el ám­bi­to de la me­di­ci­na ho­meo­pá­ti­ca. “En reali­dad, es­ta me­di­ci­na ha­ce par­te de las te­ra­pias com­ple­men­ta­rias que se en­glo­ban ba­jo un es­que­ma ho­lís­ti­co co­mo el de la ho­meo­pa­tía y la acu­pun­tu­ra, y que, al igual que pa­ra los hu­ma­nos, son más be­ne­fi­cio­sas y ge­ne­ran me­nos efec­tos se­cun­da­rios”, agre­ga el ve­te­ri­na­rio. El ob­je­ti­vo de es­ta com­pa­ñía es es­ti­mu­lar la pues­ta en mar­cha de la me­di­ci­na in­te­gra­ti­va, que com­pren­de el uso de to­das aque­llas es­tra­te­gias te­ra­péu­ti­cas a dis­po­si­ción de la mas­co­ta y con to­dos los ins­tru­men­tos po­si­bles pa­ra ha­cer­la sen­tir me­jor.

ELI­MI­NAN­DO TO­XI­NAS

“Es­ta prác­ti­ca in­te­gra­ti­va atien­de los as­pec­tos en de­ta­lle de ca­da pa­cien­te, lo que per­mi­te ha­cer me­di­ci­na te­nien­do en cuen­ta los as­pec­tos fi­sio­ló­gi­cos, com­por­ta­men­ta­les, nu­tri­cio­na­les y de su en­torno, así co­mo me­di­ci­na de in­di­vi­duo no po­bla­cio­nal”, ex­pli­ca el ex­per­to. “Es im­por­tan­te des­ta­car —agre­ga— que la en­fer­me­dad, en mu­chas oca­sio­nes, apa­re­ce co­mo con­se­cuen­cia de ma­los há­bi­tos ali­men­ti­cios, con­duc­tua­les y la presencia de un am­bien­te ca­da vez más tó­xi­co, que pro­vo­can un de­bi­li­ta­mien­to del sis­te­ma in­mu­ne y de los me­ca­nis­mos de ‘de­to­xi­fi­ca­ción’ del or­ga­nis­mo. Man­te­ner el or­ga­nis­mo des­in­to­xi­ca­do y un sis­te­ma in­mu­ne sano y fuer­te es la ma­ne­ra más efec­ti­va de evi­tar la di­chas do­len­cias”. En es­te sen­ti­do, Heel Co­lom­bia ofre­ce sus me­di­ca­men­tos con ba­se en pro­to­co­los es­pe­cí­fi­cos que bus­can es­ti­mu­lar en las mas­co­tas los ór­ga­nos que eli­mi­nan to­xi­nas. “Los me­di­ca­men­tos bio­rre­gu­la­do­res ofre­cen una al­ter­na­ti­va efi­caz y se­gu­ra pa­ra la de­to­xi­fi­ca­ción y la es­ti­mu­la­ción del sis­te­ma in­mu­ne a tra­vés de los com­po­nen­tes de ori­gen na­tu­ral que po­seen (ve­ge­tal, mi­ne­ral y ani­mal). Fun­cio­nan re­gu­lan­do los sis­te­mas de co­mu­ni­ca­ción ce­lu­lar del or­ga­nis­mo y a tra­vés de es­tos me­ca­nis­mos ac­ti­van la de­to­xi­fi­ca­ción vía lin­fá­ti­ca, he­pá­ti­ca, re­nal e in­tes­ti­nal”, ex­pli­ca el doc­tor Gó­mez. Por ello, Heel es una em­pre­sa lí­der en in­ves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca. “Nues­tros me­di­ca­men­tos de ori­gen na­tu­ral son se­gu­ros y eficaces pa­ra tra­tar mu­chas en­fer­me­da­des. Así mis­mo, nues­tra ac­ti­vi­dad es­tá en­fo­ca­da en me­jo­rar la evi­den­cia cien­tí­fi­ca de la me­di­ci­na bio­rre­gu­la­do­ra y por eso se­gui­mos un plan­tea­mien­to es­tric­to ba­sa­do en la evi­den­cia con­for­me a las nor­mas cien­tí­fi­cas más exi­gen­tes va­li­da­das por la co­mu­ni­dad in­ves­ti­ga­do­ra internacional”, di­ce el ve­te­ri­na­rio. Los tras­tor­nos en los que se usan con ma­yor fre­cuen­cia es­tán re­la­cio­na­dos con la piel y con afec­cio­nes gas­tro­in­tes­ti­na­les, en­fer­me­da­des in­fec­cio­sas y ar­ti­cu­la­res. Otra de las ra­zo­nes por las cua­les Heel li­de­ra el mer­ca­do de la me­di­ci­na al­ter­na­ti­va es la ca­li­dad de sus pro­duc­tos, que son im­por­ta­dos di­rec­ta­men­te de su plan­ta en Ale­ma­nia. Ac­tual­men­te, la com­pa­ñía po­see más de 220 re­fe­ren­cias re­gis­tra­das de me­di­ca­men­tos pa­ra hu­ma­nos y 21 pa­ra ani­ma­les. Así, Heel ayu­da a los ve­te­ri­na­rios en su bús­que­da de tra­ta­mien­tos que ofrez­can un bie­nes­tar to­tal a sus pa­cien­tes. Al es­tar com­pues­tos de in­gre­dien­tes de ori­gen na­tu­ral com­bi­na­dos, es­tos me­di­ca­men­tos fa­vo­re­cen la re­gu­la­ción del pro­ce­so de au­to­cu­ra­ción. “El ob­je­ti­vo es lim­piar el or­ga­nis­mo y res­ta­ble­cer el equi­li­brio”, con­clu­ye el es­pe­cia­lis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.