ATLE­TAS de cua­tro pa­tas

Los pe­rros de­por­tis­tas con­su­men mucha más ener­gía y re­quie­ren de una die­ta es­pe­cial. Con­se­jo: las gra­sas y la pro­teí­na son in­dis­pen­sa­bles pa­ra ellos.

4 Patas - - NUTRICIÓN - POR GA­BRIEL GAR­CÍA*

Pa­ra ase­gu­rar el bie­nes­tar fí­si­co y men­tal de un pe­rro, es re­co­men­da­ble que este reali­ce apro­xi­ma­da­men­te 20 mi­nu­tos de ejer­ci­cio diario, con al­gu­nas va­ria­cio­nes se­gún la edad, la ra­za y la ho­ra del día. La ac­ti­vi­dad fí­si­ca le per­mi­ti­rá desa­rro­llar ha­bi­li­da­des mien­tras se dis­trae y con­su­me ener­gía, lo que a su vez man­ten­drá su equi­li­brio emo­cio­nal y pre­ven­drá en­fer­me­da­des cau­sa­das por el se­den­ta­ris­mo, co­mo la obe­si­dad o los pro­ble­mas ar­ti­cu­la­res. Sin em­bar­go, si tu pe­rro rea­li­za más de 40 mi­nu­tos de ejer­ci­cio al día, prac­ti­ca al­gún de­por­te ca­nino co­mo el agi­lity y el ca­ni­cross,o es un ani­mal res­ca­tis­ta, es im­por­tan­te que re­ci­ba *Mé­di­co ve­te­ri­na­rio es­pe­cia­lis­ta en nu­tri­ción ani­mal. Con­tac­to: ga­bo-gar­cia@hot­mail.com

su­ple­men­ta­ción nu­tri­cio­nal pa­ra com­pen­sar su des­gas­te ener­gé­ti­co. Los re­que­ri­mien­tos nu­tri­cio­na­les va­rían de acuer­do con el ti­po de de­por­te que rea­li­za tu mas­co­ta. No son los mis­mos pa­ra un pe­rro que sa­le a co­rrer con su amo que pa­ra uno que prac­ti­ca agi­lity o ha­la un tri­neo. Ca­da uno de­be con­tar con un plan di­se­ña­do se­gún sus ca­rac­te­rís­ti­cas, pe­ro hay al­gu­nas ge­ne­ra­li­da­des que se pue­den des­ta­car.

LOS IN­DIS­PEN­SA­BLES

ENER­GÍA:

se ob­tie­ne prin­ci­pal­men­te de los car­bohi­dra­tos, las pro­teí­nas y las gra­sas. Es muy im­por­tan­te pa­ra los pe­rros de­por­tis­tas, pues cons­ti­tu­ye el com­bus­ti­ble pa­ra cual­quier ac­ti­vi­dad fí­si­ca.

PRO­TEÍ­NA:

apor­ta ami­noá­ci­dos esen­cia­les que, ade­más de pro­por­cio­nar ener­gía, ayu­dan a la oxi­ge­na­ción y re­pa­ra­ción de los te­ji­dos, an­tes, du­ran­te y des­pués del ejer­ci­cio.

GRA­SAS:

man­tie­nen la tem­pe­ra­tu­ra cor­po­ral de los caninos y par­ti­ci­pan en el pro­ce­so de ab­sor­ción de al­gu­nas vi­ta­mi­nas.

¿SU­PLE­MEN­TA­CIÓN?

En el mer­ca­do exis­ten di­ver­sos con­cen­tra­dos es­pe­cia­li­za­dos, di­se­ña­dos

pa­ra pe­rros que rea­li­zan ac­ti­vi­dad fí­si­ca ele­va­da. Sin em­bar­go, a ve­ces no son su­fi­cien­tes y es ne­ce­sa­rio su­ple­men­tar­los con mul­ti­vi­ta­mí­ni­cos que ayu­da­rán a tu ani­mal a apro­ve­char me­jor los nu­trien­tes. Los más im­por­tan­tes son:

VI­TA­MI­NAS DEL COM­PLE­JO B:

la vi­ta­mi­na B2 se en­car­ga del desa­rro­llo mus­cu­lar, la B5 favorece la ab­sor­ción de los nu­trien­tes, la B3 con­tro­la el fun­cio­na­mien­to de las en­zi­mas, y la B12 pro­te­ge li­ga­men­tos y ten­do­nes.

VI­TA­MI­NA D:

con­tri­bu­ye al desa­rro­llo y for­ta­le­ci­mien­to de los hue­sos.

VI­TA­MI­NA E:

desa­rro­lla y re­pa­ra mem­bra­nas. También pro­mue­ve la res­pi­ra­ción ce­lu­lar.

VI­TA­MI­NA K:

se en­car­ga del buen fun­cio­na­mien­to san­guí­neo y evi­ta he­mo­rra­gias.

En al­gu­nos ca­sos, de­pen­dien­do del ti­po de ac­ti­vi­dad fí­si­ca, será ne­ce­sa­rio su­ple­men­tar la die­ta de tu pe­rro con pro­tec­to­res óseos. Es­tos sir­ven pa­ra for­ta­le­cer sus car­tí­la­gos y evi­tar el da­ño de las ar­ti­cu­la­cio­nes, que ge­ne­ral­men­te es­tán so­me­ti­das a im­pac­tos fuer­tes y cons­tan­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.