Ri­no­plas­tia Na­tu­re, lo úl­ti­mo en ros­tro

ER­NES­TO AN­DRA­DE

Alo (Colombia) - - Cirujanos - CI­RU­JANO PLÁS­TI­CO

“Mi mo­ti­va­ción pa­ra con­ti­nuar en es­te cam­po es la su­ma­to­ria de mu­chos sen­ti­mien­tos que na­cie­ron des­de la ni­ñez: mi pa­pá es mé­di­co, mis tíos son mé­di­cos, mi abue­lo es mé­di­co, en fin, es un te­ma de fa­mi­lia. Pe­ro tam­bién es una afi­ni­dad pro­fun­da con las ar­tes plás­ti­cas. Me con­si­de­ro un he­do­nis­ta pu­ro, un aman­te de to­das las co­sas bo­ni­tas, y esa com­bi­na­ción se lla­ma ci­ru­gía plás­ti­ca”, ase­gu­ra el doc­tor An­dra­de, ca­ta­lo­ga­do co­mo uno de los me­jo­res del país.

Pa­ra él, la ma­yor sa­tis­fac­ción del mun­do es ayu­dar a sus pa­cien­tes a me­jo­rar su ca­li­dad de vi­da y a su­pe­rar los trau­mas: “Creo que el ar­te de triun­far se ba­sa en ofre­cer un ver­da­de­ro buen ser­vi­cio. Mu­chos ci­ru­ja­nos plás­ti­cos tie­nen co­mo es­tra­te­gia co­mer­cial sus bue­nas re­la­cio­nes pú­bli­cas, los gran­des des­cuen­tos, es­tra­te­gias de fi­nan­cia­ción, etc. Pien­so que lo me­jor es te­ner bue­nos ca­sos, y pa­ra eso hay que ser un buen ci­ru­jano; so­lo con eso tie­nes una bue­na es­tra­te­gia”, in­di­ca. ¿Có­mo te vi­sua­li­zas en 10 años? “Re­ti­ra­do de la pro­fe­sión, ya que mi fa­mi­lia vi­ve en Es­ta­dos Uni­dos. Ven­go a tra­ba­jar por tem­po­ra­das, pe­ro to­ma­mos la de­ci­sión de ra­di­car­nos allá y quie­ro es­tar ca­da vez más cer­ca de mi es­po­sa y de mis hi­jas”, re­ve­la. En el cam­po pro­fe­sio­nal, se ve co­mo ins­truc­tor de ci­ru­gía plás­ti­ca en mu­chos lu­ga­res, dán­do­les pa­so a otras ge­ne­ra­cio­nes, y al fren­te de Si­ma, su em­pre­sa de im­plan­tes de si­li­co­na, ade­más “desa­rro­llan­do nue­vos pro­duc­tos y ex­pan­dien­do mer­ca­dos a ni­vel mun­dial y po­nien­do en al­to el nom­bre de Co­lom­bia, no so­lo en tér­mi­nos de téc­ni­cas qui­rúr­gi­cas, sino tam­bién de dis­po­si­ti­vos mé­di­cos”.

Su ra­ta­mien­to es­tre­lla

La ri­no­plas­tia Na­tu­re, un pro­ce­di­mien­to que rea­li­za ba­jo anes­te­sia ge­ne­ral. Con­sis­te en ha­cer un pu­li­mien­to de las es­truc­tu­ras na­sa­les pa­ra ob­te­ner

una na­riz na­tu­ral y ar­mó­ni­ca se­gún ca­da ros­tro. ¿Qué es­pe­rar? Co­mo no se uti­li­zan ta­po­nes, no hay do­lor ni in­fla­ma­ción. “Y en me­nos de dos se­ma­nas

los re­sul­ta­dos sal­tan a la vis­ta de ma­ne­ra su­til, a los ami­gos les cues­ta tra­ba­jo dar­se cuen­ta cuál fue

el cam­bio”, ex­pli­ca An­dra­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.