LA VI­DA SO­BRE UNA BI­CI­CLE­TA

Arcadia - - OPINIÓN -

Al cam­peón del más re­cien­te Gi­ro de Ita­lia ca­si se le es­ca­pa la gloria por un da­ño es­to­ma­cal. En la úl­ti­ma gran ca­rre­ra de ci­clis­mo, la trans­mi­sión te­le­vi­si­va se en­sa­ñó con el pun­te­ro y, sin que me­dia­ra con­si­de­ra­ción, lo mos­tró des­ha­cién­do­se del atuen­do ro­sa­do de lí­der mien­tras bus­ca­ba una zan­ja pa­ra acu­cli­llar­se a la ori­lla del ca­mino. La to­ma cir­cu­ló por to­do la­do, pe­ro po­ca aten­ción se le dio a re­fle­xio­nar so­bre el he­cho de que el ci­clis­mo es un de­por­te en el que, pa­ra no per­der se­gun­dos, la vi­da en­te­ra tie­ne que ocu­rrir en­ci­ma de la bi­ci­cle­ta. So­bre ella se co­me, se con­ver­sa, y so­bre ella, tam­bién, se va al ba­ño. Aun­que Du­mou­lin, es­ta vez, se tu­vo que ba­jar.

La fo­to que acompaña es­te texto co­rres­pon­de a la Vuel­ta a Co­lom­bia, qui­zá del año 65. Quien pe­da­lea es Ri­car­do Ova­lle, un ci­clis­ta al que el lo­cu­tor Car­los Ar­tu­ro Rue­da lla­mó “El Lla­ne­ro So­li­ta­rio”, por­que co­rría por el Me­ta aun­que ha­bía na­ci­do en Bo­go­tá. Lo per­si­gue a to­da ca­rre­ra el ali­men­ta­dor del equi­po, que co­rre a su pa­so so­bre la ca­rre­te­ra sin pa­vi­men­to y le in­ser­ta en la bo­ca no sa­be­mos qué. ¿Pa­ne­la? Tal vez. Al­go que le dé fuer­zas. El ci­clis­ta tie­ne un cor­te en el bra­zo de­re­cho, es­tá su­cio y fa­ti­ga­do, y ni si­quie­ra pue­de de­te­ner­se a mas­ti­car o a tra­gar, por­que se arries­ga a per­der la eta­pa. La ima­gen, be­lla pe­ro ru­da, nos ha­bla de có­mo se vi­ve en­ci­ma de una bi­ci­cle­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.