NICOLÁS SUESCÚN Y LA RE­VIS­TA ECO

Arcadia - - NOTICIAS - IVÁN GON­ZÁ­LEZ PUCCETTI

Ar­ca­dia, con buen tino, se ha su­ma­do al me­re­ci­do re­co­no­ci­mien­to pós­tu­mo de Nicolás Suescún, quien re­pre­sen­tó en el si­glo pa­sa­do el pro­to­ti­po del in­te­lec­tual com­pro­me­ti­do, in­tere­sa­do en cues­tio­nar el horizonte cul­tu­ral del país y de pu­bli­ca­cio­nes co­mo Eco, que en sus co­mien­zos —en 1960, en la Gue­rra Fría— op­tó por di­fun­dir el pen­sa­mien­to ale­mán del la­do oc­ci­den­tal. Suescún in­tro­du­ce otras vo­ces, in­clu­yen­do a los crí­ti­cos del lla­ma­do “mun­do li­bre”. Pri­me­ro co­la­bo­ra con tra­duc­cio­nes co­mo “La es­ce­na li­te­ra­ria in­gle­sa” (Eco n.º 28, agos­to de 1962); más tar­de lo ha­ce co­mo au­tor: su pri­mer ar­tícu­lo ver­sa so­bre la no­ve­la de Ma­nuel Za­pa­ta Oli­ve­lla En Chi­má na­ce un san­to (Eco n.º 56, di­ciem­bre 1964); tiem­po des­pués, la re­vis­ta lo pre­sen­ta co­mo un “jo­ven es­cri­tor co­lom­biano que ac­tual­men­te vi­ve en Pa­rís” (Eco n.º 72, abril 1966. p. 716 ), y des­de allí en­vía re­se­ñas y tra­duc­cio­nes de fi­ló­so­fos fran­ce­ses co­mo Mer­leau-ponty, Jan­ké­lé­vitch o Sar­tre. Al igual que Es­ta­nis­lao Zu­le­ta o Jor­ge Or­lan­do Me­lo, es se­du­ci­do por el com­pro­mi­so in­te­lec­tual de Sar­tre; en su opi­nión, des­de “Vol­tai­re nin­gún otro fran­cés ha con­mo­vi­do tan­to la con­cien­cia de sus con­tem­po­rá­neos, nin­guno ha arran­ca­do tan­tas más­ca­ras, tum­ba­do tan­tas es­ta­tuas” (Eco n.º 58, fe­bre­ro 1965. p. 465). En el pe­rio­do pa­ri­sino tam­bién tra­du­ce del in­glés “Las nue­vas for­mas de con­trol” (Eco n.º 62, ju­nio 1965), un ca­pí­tu­lo de El hom­bre uni­di­men­sio­nal, obra re­cien­te de Her­bert Mar­cu­se, el fi­ló­so­fo de la nue­va iz­quier­da nor­te­ame­ri­ca­na, crí­ti­co del sis­te­ma ca­pi­ta­lis­ta con­tem­po­rá­neo. Pa­ra el exi­lia­do pen­sa­dor ale­mán es­te no re­pre­sen­ta una ver­da­de­ra al­ter­na­ti­va al pe­li­gro to­ta­li­ta­rio, co­mo lo quie­ren ha­cer ver sus pro­pa­gan­dis­tas oc­ci­den­ta­les. Ade­más de es­te texto, las co­la­bo­ra­cio­nes de Suescún in­clu­yen es­cri­to­res aje­nos al ám­bi­to cul­tu­ral ger­mano-oc­ci­den­tal, co­mo Ale­xan­der Solz­he­nitsyn, un au­tor que en su opi­nión ha si­do “des­ca­ra­da­men­te ex­plo­ta­do, en Oc­ci­den­te, con fi­nes po­lí­ti­cos” (Eco n.º 83, mar­zo 1967. p. 543). Por su po­si­ción crí­ti­ca e in­de­pen­dien­te y por la aper­tu­ra po­lí­ti­ca y cul­tu­ral que pro­mue­ve en la re­vis­ta, re­sul­ta com­pren­si­ble que el jo­ven corresponsal, al re­gre­sar de Pa­rís, con­ti­núe y pro­fun­di­ce la ta­rea de Valencia Goel­kel, con­vir­tién­do­se —en sep­tiem­bre de 1967— en el ter­cer di­rec­tor de Eco.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.