UN EJER­CI­CIO DE AL­TO CONTRASTE

Poe­sía reuni­da Wi­lliam Os­pi­na Lu­men | 370 pá­gi­nas | 55.000 pe­sos

Arcadia - - RESEÑAS - Yi­ra­ma Cas­ta­ño

Ha­ce tan so­lo dos me­ses que bus­ca­ba por las li­bre­rías del cen­tro de la ciu­dad los poe­ma­rios de Wi­lliam Os­pi­na pa­ra pre­pa­rar la lec­tu­ra en voz al­ta que ha­rían al­gu­nos es­tu­dian­tes du­ran­te el Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Poe­sía de Bo­go­tá 2017.

La bús­que­da co­men­zó por las tra­di­cio­na­les Li­bre­rías Ler­ner, Ca­sa de Poe­sía Sil­va, Fon­do de Cul­tu­ra y con­ti­nuó por los anaque­les, pi­sos y la­be­rin­tos de las li­bre­rías del usa­do Mer­lín y la To­rre de Ba­bel. El re­sul­ta­do: en­sa­yos, no­ve­las y dos pe­que­ños li­bros de poe­mas: Hi­lo de are­na (1984) y El país del vien­to (1994). El si­guien­te da­to fue apor­ta­do por un ami­go cer­cano, quien ubi­có un ejem­plar de la an­to­lo­gía pu­bli­ca­da por Ar­te Dos Gráfico y la re­vis­ta Nú­me­ro con dibujos de Jo­séan­to­nio Suá­rez Lon­do­ño,en la Li­bre­ría Pró­lo­go de la no­ve­na con 82.La sor­pre­sa fue gran­de,pues­wi­lliam Os­pi­na es am­plia­men­te re­co­no­ci­do co­mo en­sa­yis­ta, no­ve­lis­ta y co­lum­nis­ta,pe­ro sus pa­sos por la poe­sía son to­da­vía des­co­no­ci­dos pa­ra las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes.

Y aun­que no pu­de con­se­guir to­dos los li­bros, la in­vo­ca­ción dio sus fru­tos, pues ha­ce una se­ma­na lle­gó a mis ma­nos el nue­vo tí­tu­lo de la Co­lec­ción Lu­men, Poe­sía reuni­da de Wi­lliam Os­pi­na, que pre­sen­ta los seis poe­ma­rios y un li­bro en pre­pa­ra­ción,re­su­men de los ver­sos es­cri­tos por el au­tor du­ran­te 30 años.he coin­ci­di­do con el poe­ta en al­gu­nas lec­tu­ras, en­cuen­tros y fes­ti­va­les,pe­ro es la pri­me­ra vez que ten­go el pla­cer de co­no­cer­lo de cer­ca en­tre sus pá­gi­nas y des­per­tar con su pa­la­bra en voz al­ta, bien tem­prano en la ma­ña­na.

Y por es­tos ca­mi­nos de la len­gua,por es­tas ar­te­rias de la me­mo­ria en la que los pue­blos, las ciu­da­des y los ba­rrios desem­bo­can en los ríos y en los ma­res, he re­co­rri­do con él una nue­va geo­gra­fía con ru­tas mar­ca­das por la his­to­ria. El pa­sa­do, el pre­sen­te y la vi­sión de ese hom­bre que mi­ra des­de la in­fan­cia, que cre­ce aga­za­pa­do en sus es­qui­nas, en las ca­lles de sus via­jes y en sus es­tan­cias por esos pa­ra­jes que hoy son par­te de un sue­ño cier­to, pro­pio y ní­ti­do.

Creo que la lec­tu­ra de su obra poé­ti­ca, des­de sus poe­mas tem­pra­nos,ha­ce des­cu­brir que fue allí don­de Os­pi­na cons­tru­yó su iden­ti­dad co­mo el en­sa­yis­ta y na­rra­dor que hoy co­no­ce­mos. Un au­tor que ex­plo­ra con ri­gu­ro­sa pa­sión el con­ti­nen­te de con­quis­ta­do­res y con­quis­ta­dos; los ter­ce­ros, se­gun­dos y pri­me­ros mun­dos de los cua­les se des­pren­den las ci­vi­li­za­cio­nes, las épo­cas tu­mul­tuo­sas con to­dos sus per­so­na­jes y con­tra­dic­cio­nes; y allí, en el bor­de, el poe­ma co­mo ejer­ci­cio de “al­to contraste”.

Hon­do el poe­ma, hon­da la voz, hon­das las pre­sen­cias y au­sen­cias del poe­ta. El lec­tor de es­tos ver­sos en­con­tra­rá de prin­ci­pio a fin la com­po­si­ción de una sin­fo­nía con to­da la mu­si­ca­li­dad, ex­pre­sa­da en sus rit­mos y me­lo­días. Pre­ci­so en las for­mas y mé­tri­cas, des­de el so­ne­to, los sep­te­tos, oc­ta­sí­la­bos, hep­ta­sí­la­bos, en­de­ca­sí­la­bos, has­ta el ale­jan­drino.

Re­co­rrer es­ta obra de Os­pi­na es tam­bién pa­rar­se en la Eu­ro­pa de los ochen­ta y no­ven­ta pa­ra re­crear, des­de allí, a quie­nes él con­si­de­ra sus mí­ti­cos hé­roes y con­ver­sar de ma­ne­ra ín­ti­ma con sus más ama­das vo­ces y per­so­na­jes li­te­ra­rios, aque­llos que lo in­fluen­cia­ron y le per­mi­tie­ron cons­truir, re­pen­sar y to­car por un mo­men­to “el ros­tro de la poe­sía”.

La ri­gu­ro­si­dad de Os­pi­na in­clu­so lo lle­va a re­fle­xio­nar en sus pró­lo­gos so­bre la ma­du­ra­ción de su ar­te poé­ti­ca, te­so­ro de inigua­la­ble ri­que­za pa­ra en­ten­der que un au­tor no es un gé­ne­ro, sino la iden­ti­dad y la voz que cons­tru­ye. Re­co­mien­do es­te li­bro pa­ra un lec­tor,tam­bién ri­gu­ro­so,que quie­ra lle­gar a la me­mo­ria y al co­ra­zón del poe­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.