Co­sas pa­ra lle­var

Ana­to­mía del mal

Arcadia - - OPINIÓN -

La en­fer­me­dad y su reino

–el la­do os­cu­ro de la vi­da– son una fuer­za que em­pie­za por sí mis­ma y lue­go arra­sa las co­sas que es­tán cer­ca.

No sa­be el mal dis­tin­guir la mag­ni­tud de lo que lle­va

–sin es­pa­cio–, mi­de su fuer­za con la fuer­za que de­rri­ba.

No es un an­tes ni un des­pués, es un ins­tan­te pre­ci­so en que las for­mas ex­ce­den a sus lí­mi­tes

–más allá del tiem­po–.

Es­ta na­da se ali­men­ta de sí mis­ma.

No in­ten­tes amaes­trar­la, co­no­cer su apa­rien­cia. Afue­ra es co­mo adentro:

La for­ma del mal se tra­du­ce en es­tig­mas.

Jor­ge Ca­da­vid Pam­plo­na, Co­lom­bia, 1962.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.