LA FO­TO DE UN PAÍS

Arcadia - - OPINIÓN - Es­te­ban Du­perly* * Periodista y fo­tó­gra­fo

Hay imá­ge­nes que lo sin­te­ti­zan to­do: una to­ma úni­ca que cuen­ta una historia com­ple­ta. En re­por­ta­ría grá­fi­ca hay va­rias de esas que son mí­ti­cas: la del miliciano anar­quis­ta es­pa­ñol que cae he­ri­do, de Ro­bert Ca­pa, o la del ni­ño afri­cano ase­cha­do por un bui­tre, de Ke­vin Car­ter. Son mu­chas, y por lo ge­ne­ral esas imá­ge­nes tie­nen po­cos ele­men­tos vi­sua­les. So­bre ellos se con­cen­tra to­da la aten­ción del es­pec­ta­dor, y por eso son tan po­ten­tes.

La fo­to so­bre es­tas lí­neas no pa­re­ce­ría ser una de ellas. Es­tá lle­na de per­so­na­jes y por lo me­nos tres ac­cio­nes se desa­rro­llan en si­mul­tá­nea. El ojo no sa­be a dón­de ir. Pe­ro si se mi­ra con de­te­ni­mien­to es­ta ima­gen, apa­re­ce una historia com­ple­ta: una re­pre­sen­ta­ción de nues­tro país. La fo­to co­rres­pon­de a un día de elec­cio­nes en Ba­rran­qui­lla, en 1971. Dos in­fan­tes de ma­ri­na re­qui­san al pue­blo que se tuesta ba­jo el sol tra­tan­do de ac­ce­der a su de­re­cho al vo­to. Mien­tras tan­to, el ofi­cial al man­do mi­ra to­da la es­ce­na sin ha­cer mu­cho. En la pri­me­ra fi­la es­tá el cle­ro.tras él se des­pren­de una hi­le­ra de ciu­da­da­nos co­mu­nes y co­rrien­tes que, re­tro­ce­dien­do, pa­re­cen en­trar a un bar. O qui­zás sa­len de él, apres­tán­do­se a vo­tar lue­go de cam­biar el vo­to por cer­ve­za.

Es­ta es so­lo una in­ter­pre­ta­ción de la fo­to. Ha­brá otra más op­ti­mis­ta; una que ha­ble de la de­mo­cra­cia más es­ta­ble de América La­ti­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.