La in­clu­sión so­cial: el gran desafío pa­ra Co­lom­bia

Des­de la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal pa­ra las Mi­gra­cio­nes (oim) sa­be­mos que lo­grar la in­clu­sión efec­ti­va de las co­mu­ni­da­des ét­ni­cas es un re­to muy im­por­tan­te pa­ra el país. En es­te mo­men­to, y co­mo par­te de la Or­ga­ni­za­ción de Na­cio­nes Uni­das (onu), te­ne­mos e

Arcadia - - ESPECIAL - Ana Eu­ge­nia Du­rán B ogo­tá

Atra­vés de nues­tros pro­gra­mas, en par­ti­cu­lar des­de el pro­gra­ma In­clu­sión pa­ra la Paz, fi­nan­cia­do por la Agen­cia pa­ra el Desa­rro­llo In­ter­na­cio­nal del go­bierno de los Es­ta­dos Uni­dos (Usaid, por su nom­bre en in­glés), tra­ba­ja­mos pa­ra fo­men­tar la in­clu­sión so­cio­eco­nó­mi­ca de las co­mu­ni­da­des in­dí­ge­nas y afro­co­lom­bia­nas que han si­do gra­ve­men­te afec­ta­das por el con­flic­to ar­ma­do en diez de­par­ta­men­tos y 22 mu­ni­ci­pios de Co­lom­bia.

La in­clu­sión so­cial de las co­mu­ni­da­des ét­ni­cas tie­ne un alia­do en la cul­tu­ra y el pa­tri­mo­nio cul­tu­ral que per­mi­te re­co­no­cer las par­ti­cu­la­ri­da­des de los te­rri­to­rios y sus ha­bi­tan­tes, de sus cos­tum­bres y tra­di­cio­nes, lo que ha he­cho po­si­ble ge­ne­rar pro­ce­sos de cohe­sión so­cial pro­ta­go­nis­tas en es­pa­cios de re­con­ci­lia­ción y cons­truc­ción de paz.

En el ca­so de Co­lom­bia, el con­flic­to ar­ma­do in­terno ha trun­ca­do la trans­mi­sión y con­ti­nui­dad de mu­chas tra­di­cio­nes cul­tu­ra­les y de pa­tri­mo­nio cul­tu­ral. Sin em­bar­go, en re­gio­nes co­mo la pa­cí­fi­ca, se ha lo­gra­do lu­char con­tra to­do ti­po de vio­len­cia y des­po­jo, su­pe­rar el ata­que fron­tal de la de­s­es­pe­ran­za y per­mi­tir­se so­ñar con un desa­rro­llo sos­te­ni­ble.

En el pro­gra­ma de In­clu­sión pa­ra la Paz en­ten­de­mos que el pa­tri­mo­nio se en­cuen­tra fuer­te­men­te li­ga­do a la mu­jer, a su ca­pa­ci­dad de pre­ser­var­lo y trans­mi­tir­lo, pe­ro so­bre to­do a su ca­pa­ci­dad de in­te­gra­ción a los nue­vos te­rri­to­rios a los que lle­ga y su po­si­bi­li­dad de ge­ne­rar em­pren­di­mien­tos con

los cua­les su fa­mi­lia lo­gra me­jo­ra­mien­to de sus pro­pias con­di­cio­nes de vi­da.

En es­te sen­ti­do, nues­tro pro­pó­si­to es in­ci­dir en ca­da uno de sec­to­res de la so­cie­dad co­lom­bia­na pa­ra ayu­dar a ce­rrar las bre­chas exis­ten­tes al­re­de­dor de los pro­ble­mas de ex­clu­sión so­cial que afrontan las po­bla­cio­nes ét­ni­cas.

Una de las for­mas pa­ra lo­grar­lo es ar­ti­cu­lar­se con el go­bierno co­lom­biano y acom­pa­ñar­lo en las me­di­das ne­ce­sa­rias pa­ra que es­te dis­pon­ga de in­for­ma­ción pre­ci­sa, opor­tu­na, con­fia­ble e in­te­gra­da so­bre el vo­lu­men y com­po­si­ción de la po­bla­ción, los ho­ga­res y las vi­vien­das de los pue­blos in­dí­ge­nas y co­mu­ni­da­des afro­co­lom­bia­nas. Es­to per­mi­ti­rá di­se­ñar con exac­ti­tud y de ma­ne­ra di­fe­ren­cia­da po­lí­ti­cas pú­bli­cas pa­ra es­tos gru­pos po­bla­cio­na­les, que han si­do los más afec­ta­dos por el con­flic­to ar­ma­do de más de me­dio si­glo en el país.

Con es­te pro­pó­si­to acom­pa­ña­mos de ma­ne­ra in­te­gral al Da­ne en el desa­rro­llo del Cen­so 2018, el cual en­tre­ga­rá in­for­ma­ción ac­tua­li­za­da, con­fia­ble y re­le­van­te so­bre la reali­dad de las co­mu­ni­da­des ét­ni­cas, e in­te­grar así en las nue­vas po­lí­ti­cas pú­bli­cas ac­cio­nes di­fe­ren­cia­das que per­mi­tan su in­clu­sión so­cio­eco­nó­mi­ca.

De igual ma­ne­ra, a ni­vel na­cio­nal lo­gra­mos que por pri­me­ra vez en el Es­tu­dio Ge­ne­ral de Me­dios rea­li­za­do por el Cen­tro Na­cio­nal de Con­sul­to­ría se in­cor­po­ra­ran ca­te­go­rías ét­ni­cas en el ins­tru­men­to de en­cues­ta, lo que per­mi­te re­co­no­cer com­por­ta­mien­tos y há­bi­tos de con­su­mo de las po­bla­cio­nes ét­ni­cas; in­for­ma­ción que po­dría ser­vir am­plia­men­te pa­ra for­mu­lar po­lí­ti­cas pú­bli­cas par­ti­cu­la­ri­za­das, for­mas efec­ti­vas de con­tac­to, de­co­di­fi­ca­ción de prio­ri­da­des y re­co­no­ci­mien­to de opor­tu­ni­da­des de in­clu­sión en el sec­tor pri­va­do, los anun­cian­tes y en los pro­duc­to­res de bie­nes y ser­vi­cios.

To­das es­tas me­di­das bus­can cla­ra­men­te au­men­tar la con­cien­cia y el res­pe­to por las co­mu­ni­da­des ét­ni­cas del país y sus apor­tes des­de to­dos los ám­bi­tos, per­mi­tien­do no so­la­men­te es­tar vi­si­bles, sino ser par­te pro­ta­gó­ni­ca de la cons­truc­ción de desa­rro­llo en ca­da uno de sus te­rri­to­rios.

Es­tas ac­cio­nes y otras que hoy con­ti­nua­mos ade­lan­tan­do es­tán fun­da­men­ta­das en re­co­no­cer que el con­flic­to ar­ma­do, la dis­cri­mi­na­ción y el ra­cis­mo, en­tre otros fac­to­res, han ge­ne­ra­do que en Co­lom­bia ha­ya te­rri­to­rios con al­tos gra­dos de ex­clu­sión, en los cua­les so­lo a tra­vés de la cul­tu­ra y el pa­tri­mo­nio hay una opor­tu­ni­dad de in­clu­sión so­cial a tra­vés de la reivin­di­ca­ción ét­ni­ca y desa­rro­llo aso­cia­do a sus tra­di­cio­nes y sa­be­res pro­pios.

La cul­tu­ra y el pa­tri­mo­nio cul­tu­ral se man­tie­nen vi­vos en la vi­da co­ti­dia­na, re­pro­du­cién­do­se de ge­ne­ra­ción en ge­ne­ra­ción, lo­gran­do ha­cer el di­fe­ren­cial que le per­mi­te de ma­ne­ra sos­te­ni­ble a los te­rri­to­rios pen­sar en un mo­de­lo de desa­rro­llo des­de lo pro­pio de ma­ne­ra sos­te­ni­ble y con la cer­te­za que apor­ta am­plia­men­te a la cons­truc­ción de paz.

In­dí­ge­nas in­ga asis­ten a la ce­le­bra­ción del Carnaval del Per­dón, en Bo­go­tá

Ana Eu­ge­nia Du­rán Sal­va­tie­rra es je­fe de Mi­sión de OIM– Co­lom­bia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.