BUR­BU­JAS HE­DO­NIS­TAS

Cocina (Colombia) - - VINOS Y LICORES / CHAMPAÑA - Por Ale­jan­dra Ha­mann Mo­reno

LOS VI­NOS ESPUMOSOS YA NO SO­LO ES­TÁN RESERVADOS PA­RA CELEBRACIONES FIJAS. SON ACOMPAÑANTES INTERESANTES PA­RA DISFRUTAR DE DÍA, DE FIES­TA CON AMI­GOS, EN CLI­MAS CÁLIDOS O FRÍOS O EN UNA FE­CHA ES­PE­CIAL.

DE ACUER­DO AL TEXTO EL AR­TE DE TRATAR BIEN la vi­ña y el vino de Cham­pag­ne (1718), la ex­pre­sión del mon­je Dom Pie­rre Pé­rig­non cuan­do pro­bó por pri­me­ra vez cham­pa­ña fue: “¡Es­toy be­bien­do es­tre­llas!”. La historia cuen­ta que en el año 476, cuan­do ca­yó el Im­pe­rio ro­mano, las uvas pa­ra ela­bo­rar vino (pi­not noir, pi­not meu­nier y char­don­nay, en­tre otras) em­pe­za­ron a cul­ti­var­se so­lo en con­ven­tos. Lue­go de las in­ves­ti­ga­cio­nes y ha­bi­li­da­des de al­gu­nos re­li­gio­sos co­mo Pé­rig­non, se des­cu­brió que el vino pue­de lle­gar a ser efer­ves­cen­te con la adi­ción de le­va­du­ra en el al­cohol y una se­gun­da fer­men­ta­ción. Es­te ha­llaz­go des­de los tiem­pos de la co­ro­na de Luis XIV has­ta hoy, si­gue sien­do si­nó­ni­mo de pla­cer.

Sin em­bar­go, es­ta bebida de­jó de mo­ver­se so­lo en torno a la reale­za y la so­fis­ti­ca­ción: “Gra­cias a la edu­ca­ción que es­ta­mos im­par­tien­do, la gen­te es­tá con­fian­do más en sus sen­ti­dos y en la coc­te­le­ría. Las per­so­nas es­tán en­ten­dien­do más a los vi­nos espumosos co­mo al­ter­na­ti­vas interesantes pa­ra te­ner experiencias de sa­bor”, ex­pli­ca Gon­za­lo Ma­rín, bar­te­ner y due­ño del bar Eighty­six.

Al­gu­nos aún caen en el error de lla­mar ‘cham­pa­ña’ a cual­quier vino es­pu­mo­so. Acla­ra­ción: de acuer­do con la Denominación de Ori­gen, los úni­cos vi­nos que per­te­ne­cen a es­te gru­po son aque­llos ela­bo­ra­dos en la re­gión fran­ce­sa de Cham­pag­ne. Así mis­mo, los vi­nos espumosos ca­va son so­lo los que vie­nen de la re­gión es­pa­ño­la del Pe­ne­dés. En Ita­lia se co­no­cen co­mo pro­sec­cos, y en Ar­gen­ti­na o Chi­le, co­mo es­pu­man­tes.

“Ca­da año los vi­nos es­pu­man­tes cam­bian por sus ca­rac­te­rís­ti­cas vi­tí­co­las, la ca­li­dad de sus uvas, el sue­lo y el cli­ma. Fran­cia pro­du­ce más del 55 por cien­to de la cham­pa­ña y vi­nos es­pu­man­tes que se dis­tri­bu­yen en el mun­do, be­bi­das que se con­su­men ca­da vez más en la ce­na al pro­du­cir sen­sa­cio­nes di­fe­ren­tes en los ma­ri­da­jes”, com­par­te Fa­bri­ce Ogier, em­ba­ja­dor mun­dial de Veu­ve Clic­quot.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.