Una vo­ca­ción por el ar­te des­cu­bier­ta en Fran­cia

Juan Sebastián Her­nán­dez

Cocinarte - - Boeuf Bourguignon -

Mu­chas ve­ces el sen­ti­do o pro­pó­si­to de nues­tra vi­da de­mo­ra en re­ve­lar­se, otras ve­ces, co­mo en el ca­so de Juan Sebastián Her­nán­dez Rey, la vo­ca­ción por la co­ci­na em­pe­zó li­ge­ra­men­te des­de su ho­gar y se ma­ni­fes­tó por com­ple­to en Pa­rís, don­de ha lo­gra­do tra­ba­jar a 125 me­tros del al­tu­ra, en el se­gun­do pi­so de la To­rre Eif­fel, y ac­tual­men­te ser miem­bro del equi­po de co­ci­ne­ros del res­tau­ran­te de tres es­tre­llas Mi­che­lin, Le Meu­ri­ce del re­co­no­ci­do chef Alain Du­cas­se.

Pa­ra es­te bu­man­gués su re­la­ción con la gas­tro­no­mía fue to­man­do for­ma al en­trar en con­tac­to con res­tau­ran­tes fa­mi­lia­res o en sus tra­ba­jos de me­dio tiem­po en el ex­te­rior sien­do es­tu­dian­te de la ca­rre­ra de au­dio­vi­sua­les. Y es que su atrac­ción por las ar­tes siem­pre ha es­ta­do cla­ra, pri­me­ro vi­sua­les y fi­nal­men­te cu­li­na­rias.

“El ini­cio fue di­fí­cil. De­mos­trar que se tie­ne lo ne­ce­sa­rio pa­ra que te ten­gan en cuen­ta re­quie­re de mu­cho tra­ba­jo. Pe­ro al fi­nal, pa­ra mí lo im­por­tan­te es dar­le pla­cer a la gen­te ha­cien­do lo que me gus­ta”, ase­gu­ra es­te com­pro­me­ti­do co­ci­ne­ro.

Ac­tual­men­te no ejer­ce su pre­gra­do ni maes­tría en ar­tes au­dio­vi­sua­les, pe­ro su pro­fe­sión de co­ci­ne­ro se ali­men­ta de esa crea­ti­vi­dad ca­rac­te­rís­ti­ca en él pa­ra en­tre­gar pla­tos que en­can­tan al ver­los y pro­bar­los.

Vi­ve en Fran­cia des­de 2010, don­de se gra­duó de la for­ma­ción clá­si­ca de co­ci­na fran­ce­sa, y a sus 27 años, de­di­ca­do a la alta co­ci­na, Juan Sebastián ha tra­ba­ja­do en cua­tro res­tau­ran­tes en la “Ciu­dad Luz”. Co­mo gran ob­je­ti­vo y re­to per­so­nal se pro­pu­so pa­ra es­te año tra­ba­jar en un res­tau­ran­te de tres es­tre­llas, y lo lo­gró. Lle­va un par de me­ses en Le Meu­ri­ce y su de­di­ca­ción, com­pro­mi­so, dis­ci­pli­na y pa­sión lo lle­va­rán a cum­plir más sue­ños.

Fi­nal­men­te, “un chef de­be pen­sar co­mo un cien­tí­fi­co, ser or­ga­ni­za­do co­mo un con­ta­dor, ins­pi­ra­do y mo­ti­va­do co­mo un gue­rre­ro, mo­ver­se co­mo un bó­li­do, em­pla­tar co­mo un ar­tis­ta y co­ci­nar co­mo una ma­má”. Una ex­pre­sión que se pre­go­na en las co­ci­nas fran­ce­sas e iden­ti­fi­ca la apa­sio­na­da pro­fe­sión que eli­gió Juan Sebastián.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.