‘Co­ci­nar me ha­ce fe­liz en la vi­da’

Mel­ba Ca­rre­ño Lu­na

Cocinarte - - Me­nú - Pao­la Re­yes Bohór­quez pre­yes@van­guar­dia.com

La pa­sión por la co­ci­na y la bue­na me­sa han mar­ca­do la vi­da de es­ta san­tan­de­rea­na. Pre­pa­rar pla­tos, des­cu­brir sa­bo­res, mez­clar in­gre­dien­tes y ha­cer las más sen­ci­llas o so­fis­ti­ca­das re­ce­tas han de­fi­ni­do los días du­ran­te más de 35 años de es­ta maes­tra de la sa­zón. Así se enamo­ró Mel­ba de la co­ci­na, una de las pa­sio­nes de su vi­da.

Des­per­tar las más pro­fun­das emo­cio­nes con sus re­ce­tas es el ob­je­ti­vo de los gran­des chefs del mun­do, por lo que día a día se rein­ven­tan y le dan su to­que par­ti­cu­lar a ca­da una de sus pre­pa­ra­cio­nes. Así crean los más por­ten­to­sos pla­tos que ge­ne­ran un sin­nú­me­ro de sen­sa­cio­nes en­tre sus co­men­sa­les.

Pa­ra Mel­ba Ca­rre­ño Lu­na es­te es uno de los prin­ci­pa­les pro­pó­si­tos al co­ci­nar, de­jar en sus in­vi­ta­dos una de las más sor­pren­den­tes ex­pe­rien­cias gus­ta­ti­vas, que los lle­ven a des­per­tar mu­chas sen­sa­cio­nes con so­lo de­lei­tar sus re­ce­tas.

Des­de que tie­ne uso de ra­zón, es­ta bu­man­gue­sa ha si­do una aman­te de la bue­na sa­zón y la co­ci­na, pa­sión que le des­per­tó su abue­la Eli­za Sán­chez Pu­ya­na. “Ella co­ci­na­ba pa­ra to­da la fa­mi­lia los do­min­gos; éra­mos al­re­de­dor de 30 o 40 per­so­nas, se ex­ten­día la me­sa de la ca­sa y yo siem­pre la acom­pa­ña­ba a pre­pa­rar to­dos sus pla­tos. Mi si­tio fa­vo­ri­to era

es­tar en la co­ci­na con ella, vien­do có­mo ha­cía y or­ga­ni­za­ba to­do. Eso fue lo que des­per­tó mi amor y pa­sión por la gas­tro­no­mía y de ahí en ade­lan­te se con­vir­tió en lo que me ha­ce fe­liz en la vi­da”, re­cuer­da Mel­ba.

Lue­go de gra­duar­se de la se­cun­da­ria, Mel­ba em­pe­zó a es­tu­diar ad­mi­nis­tra­ción de em­pre­sas, ca­rre­ra que no ter­mi­nó por­que era tan­to su en­tu­sias­mo por la co­ci­na que la de­jó de la­do y em­pe­zó a ha­cer lo que más le gus­ta, es­tar en­tre fo­go­nes, es­pe­cias e in­gre­dien­tes que le dan el me­jor sa­bor a uno de los gran­des pla­ce­res de la vi­da, la co­mi­da. Una tra­di­ción na­vi­de­ña

La Na­vi­dad pa­ra es­ta apa­sio­na­da por la co­ci­na es una tem­po­ra­da muy es­pe­cial, pues año tras año se reúne con su fa­mi­lia a pre­pa­rar el pla­to in­sig­nia del ho­gar: un po­llo re­lleno de arroz con al­men­dras y mo­lle­jas de po­llo. “Es una re­ce­ta sú­per crio­lla a la que le cam­bié el tí­pi­co re­lleno que acos­tum­bran los ‘grin­gos’ y la vol­ví más re­gio­nal, es una pre­pa­ra­ción más co­lom­bia­na a la que le doy mi to­que per­so­nal y que dis­fru­ta­mos con mi fa­mi­lia”.

Ade­más de es­te pla­to, Mel­ba acos­tum­bra a hor­near “mi­llo­nes de ga­lle­tas na­vi­de­ñas”, una tra­di­ción que tie­ne des­de ha­ce más de tres dé­ca­das, “cuan­do con mi ma­má y mi her­mano las pre­pa­rá­ba­mos. Aho­ra ca­da año les di­se­ño un em­pa­que di­fe­ren­te y las hor­neo en mi co­ci­na; es una cos­tum­bre que no pien­so per­der”, se­ña­la.

Por eso, uno de los es­pa­cios más de­di­ca­dos de su ca­sa es la co­ci­na, don­de adap­tó un horno de le­ña. Allí las ho­ras son rá­pi­dos mi­nu­tos y la pre­pa­ra­ción de ca­da me­nú es una pa­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.