Jue­go de tronos en el co­mer­cio

En mo­men­tos de des­ace­le­ra­ción de la eco­no­mía lle­ga un nue­vo com­pe­ti­dor, Dpri­me­ra. Las otras ca­de­nas de co­mer­cio to­man po­si­cio­nes pa­ra man­te­ner su cuo­ta de mer­ca­do. Así se­rá la ba­ta­lla.

Dinero (Colombia) - - SUMARIO -

Del im­pac­to de las tien­das de des­cuen­to du­ro na­die se ha sal­va­do en el mer­ca­do co­lom­biano. Ni las tien­das de ba­rrio, ni las gran­des su­per­fi­cies, ni los su­per­mer­ca­dos in­de­pen­dien­tes y mu­cho me­nos las prin­ci­pa­les mar­cas que fa­bri­can bie­nes de con­su­mo y que en al­gu­nos ca­sos se han vis­to des­pla­za­das por ar­tícu­los de mar­cas pro­pias.

El nue­vo mo­de­lo, que lle­gó en 2010 al país, ha ge­ne­ra­do un cam­bio ra­di­cal en el con­su­mo de los co­lom­bia­nos y un re­me­zón en el sec­tor.

Del la­do del con­su­mi­dor, la irrup­ción de los de­no­mi­na­dos dis­coun­ters con­fir­mó que los co­lom­bia­nos es­tán ávi­dos de co­no­cer nue­vas pro­pues­tas y, por eso, des­de el la­do de los em­pre­sa­rios to­dos los ju­ga­do­res es­tán pre­pa­ran­do nue­vas es­tra­te­gias pa­ra man­te­ner­se en la pre­fe­ren­cia de sus con­su­mi­do­res.

To­dos to­man po­si­cio­nes en la nue­va ba­ta­lla, que en es­ta oca­sión vie­ne acom­pa­ña­da de una fuer­te des­ace­le­ra­ción de la eco­no­mía que ha pro­da vo­ca­do, por pri­me­ra vez en más de 15 años, una con­trac­ción en la ca­nas­ta de ho­ga­res de 3,1%, se­gún Niel­sen.

Es­to no des­ani­ma la com­pe­ten­cia. En­tre los nue­vos ju­ga­do­res, una de las más re­cien­tes ini­cia­ti­vas co­rre por cuen­ta de un gru­po de in­ver­sio­nis­tas lo­ca­les, con ex­pe­rien­cia en el sec­tor co­mer­cio, que de­ci­dió apos­tar­les a las mar­cas re­co­no­ci­das y creó una ca­de­na de des­cuen­tos, uti­li­zan­do el sis­te­ma de club de pre­cios.

Se tra­ta de Dpri­me­ra Pri­ce Club, una ca­de­na de co­mer­cio cu­ya ofer­ta se con­cen­tra en pro­duc­tos de la ca­nas­ta fa­mi­liar de mar­cas co­mer­cia­les re­co­no­ci­das y cu­ya pro­me­sa es ofre­cer pre­cios ba­jos y aho­rros que se ha­cen efec­ti­vos a tra­vés de una tar­je­ta de afi­lia­ción.

Jo­sé Vi­cen­te Mon­to­ya, uno de los di­rec­ti­vos de la nue­va ca­de­na de co­mer­cio, ex­pli­ca que, a tra­vés de la com­pa­ñía Pu­bli­mar­ket An­di­na, crea- pa­ra ma­ne­jar es­te nue­vo for­ma­to, planean in­ver­tir al­re­de­dor de US$25 mi­llo­nes en expansión. En es­ta pri­me­ra eta­pa con­tem­pla la aper­tu­ra de 50 al­ma­ce­nes en Bo­go­tá y otros 54 en otras capitales co­mo Bu­ca­ra­man­ga, Tun­ja, Villavicencio, Iba­gué y Nei­va, don­de desa­rro­lla­rán el for­ma­to du­ran­te los pró­xi­mos 18 me­ses.

Has­ta el mo­men­to ya han abier­to tres lo­ca­les y en sep­tiem­bre es­tá pre­vis­to lle­var a ca­bo la aper­tu­ra de otros tres al­ma­ce­nes.

Ba­jo el es­lo­gan: “so­lo mar­cas lí­de­res, pre­cios ba­jos siem­pre”, Mon­to­ya ase­gu­ra que su ca­de­na se en­fo­ca­rá en el ra­cio­nal de que no hay que sa­cri­fi­car la ca­li­dad ni pri­var­se de las mar­cas re­co­no­ci­das, pues los clien­tes pue­den ob­te­ner pre­cios muy fa­vo­ra­bles si el for­ma­to se en­fo­ca en ge­ne­rar aho­rros en fac­to­res co­mo la tec­no­lo­gía, las eco­no­mías de es­ca­la, y las bue­nas ne­go­cia­cio­nes.

En es­te úl­ti­mo pun­to, la ini­cia­ti­va ha lo­gra­do to­tal res­pal­do de las mar­cas tra­di­cio­na­les, que no so­lo son sus pro­vee­do­ras sino tam­bién sus anun­cian­tes, a tra­vés de un sis­te­ma de pan­ta­llas que ope­ran en Dpri­me­ra.

No es el úni­co que bus­ca au­men­tar su pre­sen­cia de mar­ca. Al­ma­ce­nes Éxi­to anun­ció ha­ce unos días la expansión de Sur­ti­ma­yo­ris­ta, su ca­de­na del for­ma­to cash & carry; es de­cir, el en­fo­ca­do en com­pra­do­res pro­fe­sio­na­les.

El es­lo­gan es “so­lo mar­cas lí­de­res, pre­cios ba­jos siem­pre”. La pro­me­sa: que no se sa­cri­fi­ca ca­li­dad y se ac­ce­de a mar­cas re­co­no­ci­das.

Jo­sé Ra­fael Fer­nán­dez, ge­ren­te de Sur­ti­ma­yo­ris­ta, ex­pli­ca que, lue­go de in­cur­sio­nar con un pri­mer lo­cal en el sec­tor de Co­ra­bas­tos en Bo­go­tá, la com­pa­ñía lo­gró los es­tán­da­res de cos­tos y ca­li­dad que le per­mi­ti­rán am­pliar su par­ti­ci­pa­ción de mer­ca­do.

La ca­de­na abrió ya un nue­vo pun­to en el ba­rrio Res­tre­po de Bo­go­tá y en los pri­me­ros días de oc­tu­bre abri­rá uno más en Villavicencio. An­tes de ter­mi­nar el año ha­brá com­ple­ta­do 9 en el país, pues tam­bién ten­drá uno en Bo­go­tá, en Zar­za­mo­ra y otro en Cla­ret; así co­mo en Ba­rran­qui­lla y Car­ta­ge­na y dos bo­de­gas ma­yo­ris­tas en Cú­cu­ta y Me­de­llín. Pa­ra el pró­xi­mo año es­tá pre­vis­to un nú­me­ro si­mi­lar de lo­ca­les, pa­ra com­ple­tar en to­do el país cerca de 20.

Pa­ra las aper­tu­ras de es­te año in­vir­tie­ron $20.000 mi­llo­nes; se tra­ta de ade­cua­cio­nes de lo­ca­les en los que an­tes ope­ra­ban con otro for­ma­to.

La ca­de­na Cen­co­sud tam­po­co se quie­re que­dar atrás. Por eso, jun­to con el Gru­po

Aval lan­zó en sus tien­das Jumbo y

Me­tro un pro­gra­ma de des­cuen­tos es­pe­cia­les pa­ra los clien­tes de los pro­duc­tos fi­nan­cie­ros del gru­po, que se man­ten­drá has­ta el 31 de di­ciem­bre. Pe­ro, mien­tras lle­gan nue­vos ju­ga­do­res, los re­tai­lers si­guen cre­cien­do y ya ob­tie­nen 10% en la ca­nas­ta de con­su­mo de los ho­ga­res en es­ta­ble­ci­mien­tos de co­mer­cio, sin in­cluir lí­nea blan­ca o tex­ti­les.

A me­dia­dos de agos­to, la ca­de­na de des­cuen­to du­ro Jus­to & Bueno ya su­ma­ba en el país un to­tal de 335 pun­tos de ven­ta, mien­tras que D1 se acer­ca a los 660 pun­tos de ven­ta y se es­ti­ma que a fi­na­les de es­te año po­dría ce­rrar en una ci­fra cer­ca­na a 700.

En la ca­rre­ra por el con­su­mi­dor, na­die es­tá dis­pues­to a ce­der po­si­cio­nes. ¿Quién ga­na­rá?.

Dpri­me­ra Pri­ce Club es el nue­vo com­pe­ti­dor en el sec­tor de co­mer­cio. Su for­ma­to se en­fo­ca en pro­duc­tos de mar­cas re­co­no­ci­das a pre­cios ba­jos.

Fuen­te: Niel­sen Ho­mes­can - Ca­nas­tas. Co­rres­pon­de úni­ca­men­ta a aque­llas ca­te­go­rías com­pa­ra­bles en for­ma­tos de bie­nes de con­su­mo rá­pi­do. ** Pri­mer se­mes­tre de 2017

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.