Gi­gan­te por­tua­rio

En diá­lo­go con Di­ne­ro el em­pre­sa­rio Ga­briel Echa­va­rría cuen­ta pa­ra dón­de va Com­pas en el ne­go­cio por­tua­rio y cuá­les son sus apues­tas, lue­go de la sa­li­da de Ar­gos y la lle­ga­da de Goldman Sachs a es­ta sociedad.

Dinero (Colombia) - - PORTADA -

abriel Echa­va­rría es un vi­sio­na­rio que tie­ne pla­nes am­bi­cio­sos pa­ra se­guir cre­cien­do en la in­dus­tria por­tua­ria del país. El em­pre­sa­rio y pre­si­den­te de la Jun­ta Di­rec­ti­va de la Com­pa­ñía de Puer­tos Aso­cia­dos (Com­pas) cuen­ta los de­ta­lles de uno de los ne­go­cios más im­por­tan­tes del año en el sec­tor de in­fra­es­truc­tu­ra: la sa­li­da de Ar­gos de la sociedad – en la que las par­ti­ci­pa­cio­nes eran 50/50– y la en­tra­da de Goldman Sachs, en una ope­ra­ción que re­pre­sen­tó cer­ca de 9 ve­ces el Ebit­da pro­yec­ta­do de 2020.

DD— ¿Có­mo en­tra la fa­mi­lia en el ne­go­cio por­tua­rio?

Ini­cia­mos con el pri­mer puer­to pri­va­do del país, ubi­ca­do en Car­ta­ge­na. Es­tá­ba­mos en un pro­ce­so de bus­car có­mo ex­pan­dir nues­tra ope­ra­ción a los dos océa­nos, te­nien­do en cuen­ta que ha­bía una va­ria­ción en los flu­jos de trán­si­to aso­cia­dos a la ope­ra­ción en el Ca­nal de Pa­na­má. Ahí nos hi­ci­mos so­cios de la gen­te de Agua­dul­ce, que es­ta­ba em­pe­zan­do.

En esas Ar­gos nos pi­dió que le ayu­dá­ra­mos con la ope­ra­ción de un puer­to en Bue­na­ven­tu­ra que se lla­ma­ba Ce­mas. Lo con­ver­ti­mos en un éxi­to en me­nos de un año. A raíz de eso, Ar­gos nos pro­pu­so al­go si­mi­lar con otros puer­tos ce­men­te­ros. El te­ma es que no te­nía flu­jo de ca­ja y eran más un cos­to. Ade­más, te­nía­mos la op­ción de com­prar la Sociedad Por­tua­ria de Ba­rran­qui­lla. Al fi­nal, nos de­ci­di­mos por el ne­go­cio con Ar­gos y com­pra­mos los puer­tos con ac­cio­nes.

En cin­co años lo­gra­mos pa­rar los puer­tos, ter­mi­na­mos Agua­dul­ce e hi­ci­mos un se­gun­do puer­to en Car­ta­ge­na con un so­cio.

To­do cre­ció por­que no dis­tri­bui­mos di­vi­den­dos y he­mos ca­pi­ta­li­za­do to­do en los pro­yec­tos.

DD— Pe­ro aho­ra se sa­le Ar­gos, ¿qué pa­só?

En 2015 pa­só una co­sa ines­pe­ra­da. La or­ga­ni­za­ción de la fa­mi­lia mía, Co­ro­na y Mo­lins de­ci­die­ron mon­tar una fá­bri­ca de ce­men­to muy gran­de. Va a ser igual de gran­de a la más gran­de de Ar­gos, even­tual­men­te. Ade­más, va a es­tar ubi­ca­da en la mi­na más gran­de de ma­te­rial pa­ra ce­men­to que hay en el país. Eso pu­so a Ar­gos en una si­tua­ción muy in­có­mo­da y a no­so­tros tam­bién.

DD— ¿Y por qué to­ma­ron la de­ci­sión?

No fue una de­ci­sión nues­tra. El pro­to­co­lo de fa­mi­lia no per­mi­te opo­ner­se a una de­ci­sión de la jun­ta di­rec­ti­va.

En­ton­ces Ar­gos se in­co­mo­dó mu­cho, pe­ro con el tiem­po ab­sor­bió el gol­pe. Lue­go com­pró Odin­sa, vio otras opor­tu­ni­da­des y tam­bién ne­ce­si­da­des de fon­do.

DD— ¿Y en qué mo­men­to Ar­gos de­ci­de ven­der?

En enero de 2016, y pe­se a la opo­si­ción de al­gu­nos di­rec­ti­vos de Ar­gos, la ce­men­te­ra ex­pre­sa fi­nal­men­te a los di­rec­ti­vos de Com­pas la de­ci­sión de sa­lir.

“Le va­mos a dar a Car­ta­ge­na una se­gun­da op­ción. En la ac­tua­li­dad hay so­lo un puer­to. Eso va a te­ner un be­ne­fi­cio, tan­to pa­ra los ex­por­ta­do­res co­mo pa­ra los im­por­ta­do­res”.

DD— ¿Y des­pués?

Ini­cia­mos en­ton­ces la con­tra­ta­ción de una ban­ca de in­ver­sión pa­ra bus­car­le com­pra­dor a esa par­ti­ci­pa­ción. No fal­ta­ron pre­ten­dien­tes; un to­tal de 20 fir­mas se pre­sen­ta­ron co­mo in­tere­sa­das. Lue­go se hi­zo un pri­mer fil­tro en don­de se es­co­gie­ron

5 y de esas que­da­ron dos, en­tre ellas Goldman

Sachs. La

otra ofer­ta era más ba­ja. Ade­más, Goldman Sachs te­nía mu­cho in­te­rés en el ne­go­cio: dis­pu­so de 25 per­so­nas e in­vir­tió US$1 mi­llón. El in­te­rés era tal, que de los US$6 mi­llo­nes que co­bró la ban­ca de in­ver­sión, Goldman pu­so US$5 mi­llo­nes, mien­tras que Com­pas pa­gó el otro mi­llón.

DD— ¿Por cuán­to com­pra esa par­ti­ci­pa­ción Goldman Sachs?

El mon­to del ne­go­cio se acer­ca a los US$145 mi­llo­nes, con­tan­do lo que co­bró la ban­ca de in­ver­sión por con­su­mar el ne­go­cio.

Cuan­do le pre­sen­ta­mos la pro­pues­ta de Goldman Sachs a Ar­gos, se sor­pren­die­ron por­que es­ta­ba muy por en­ci­ma de la eva­lua­ción que ha­bía he­cho Ban­co­lom­bia. Hay que de­cir, eso sí, que la ne­go­cia­ción fue com­pli­ca­da, por­que fue a 4 ban­das: Ar­gos, Goldman Sachs, Com­pas y los so­cios. Fi­nal­men­te, ce­rra­mos el 22 de agos­to pa­sa­do.

DD— ¿Cuá­les son las im­pli­ca­cio­nes al in­cor­po­rar a Goldman Sachs a Com­pas?

Las im­pli­ca­cio­nes es­tra­té­gi­cas son in­men­sas. Por dos ra­zo­nes: la pri­me­ra, la es­ta­bi­li­dad fi­nan­cie­ra que le da a la com­pa­ñía. El se­gun­do pun­to es que Ar­gos es­ta­ba en otro la­do. Mien­tras que es­tos es­ta­ban ali­nea­dos con no­so­tros en la ru­ta del cre­ci­mien­to. Con­so­li­da­mos el rum­bo en una so­la di­rec­ción. Así mis­mo, nos da un po­ten­cial de cre­cer tan­to acá co­mo afue­ra, te­ne­mos va­rios pro­yec­tos en el ojo. Ellos nos han pro­pues­to al­gu­nos, no­so­tros te­ne­mos otros.

A cor­to pla­zo va­mos a ter­mi­nar el puer­to de Car­ta­ge­na en alian­za con APM Ter­mi­nals, mien­tras que en Agua­dul­ce fal­ta muy po­co pa­ra que que­de to­do au­to­ma­ti­za­do. Eso es lo más im­por­tan­te de ma­ne­ra in­me­dia­ta.

DD— ¿Qué va a pa­sar con el puer­to que us­te­des tie­nen en Car­ta­ge­na?

La in­ver­sión pre­vis­ta pa­ra la ex­pan­sión y es­pe­cia­li­za­ción en con­te­ne­do­res de nues­tro ter­mi­nal en Car­ta­ge­na su­pera los US$200 mi­llo­nes. Es­ta ins­ta­la­ción por­tua­ria tie­ne un área ac­tual de 22 hec­tá­reas, se en­cuen­tra lo­ca­li­za­da en el ba­rrio El Bos­que y hoy mo­vi­li­za con­te­ne­do­res, car­ga ge­ne­ral, gra­ne­les só­li­dos, car­ga de pro­yec­tos y vehícu­los.

Gra­cias a la alian­za que te­ne­mos con APM Ter­mi­nals, com­pa­ñía por­tua­ria glo­bal, Com­pas Car­ta­ge­na se es­pe­cia­li­za­rá en el ma­ne­jo de con­te­ne­do­res. Es­ta se­rá la nue­va op­ción pa­ra im­por­ta­do­res y ex­por­ta­do­res en es­te im­por­tan­te puer­to del país.

DD— ¿Y en To­lú?

Si us­ted va a To­lú va a ver tres bar­cos fon­dea­dos es­pe­ran­do turno, eso nos tie­ne desesperados.

Allí la in­ver­sión pre­vis­ta es de US$40 mi­llo­nes. El ter­mi­nal de To­lú es­tá to­man­do unas di­men­sio­nes que nun­ca ima­gi­na­mos. Es el favorito de mu­chos im­por­ta­do­res.

DD— ¿Por qué?

Mo­ver una to­ne­la­da en­tre Me­de­llín o el Eje ca­fe­te­ro a To­lú cues­ta en­tre $10.000 y $15.000 me­nos com­pa­ra­do con Car­ta­ge­na.

DD— ¿Cuá­les fue­ron los in­gre­sos en 2016? ¿Có­mo va 2017?

2016 ce­rró con in­gre­sos por más de $132.000 mi­llo­nes. Las pers­pec­ti­vas pa­ra 2017 son bas­tan­te po­si­ti­vas, en el pri­mer se­mes­tre tu­vi­mos in­gre­sos por más de $77.000 mi­llo­nes y es­pe­ra­mos que el se­gun­do se­mes­tre sea aún me­jor.

DD— Con es­tos pla­nes que cuen­ta, ¿Com­pas po­dría con­ver­tir­se en el prin­ci­pal ope­ra­dor y gru­po por­tua­rio del país en el me­diano pla­zo?

“Si us­ted va hoy al puer­to de To­lú va a ver tres bar­cos fon­dea­dos es­pe­ran­do turno, eso nos tie­ne desesperados”.

Sin lu­gar a du­das, nues­tra co­ber­tu­ra na­cio­nal, con seis ter­mi­na­les en ope­ra­ción, la ubi­ca­ción es­tra­té­gi­ca de es­tas ins­ta­la­cio­nes por­tua­rias y nues­tra orien­ta­ción mul­ti­pro­pó­si­to, ha­cen de Com­pas una or­ga­ni­za­ción lí­der en la pres­ta­ción de ser­vi­cios al co­mer­cio ex­te­rior con grandes pro­yec­cio­nes en otros paí­ses.

Ga­briel Echa­va­rría Pre­si­den­te de la jun­ta di­rec­ti­va de Com­pas Echa­va­rría ex­pli­có que Goldman Sachs es un so­cio es­tra­té­gi­co en los pla­nes pa­ra ex­pan­dir a Com­pas.

Los pla­nes de ex­pan­sión de Com­pas son am­bi­cio­sos. En­tre sus

part­ners es­tra­té­gi­cos es­tán APM, Maersk y grandes gru­pos agroin­dus­tria­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.