Ca­ra y se­llo de los jue­gos

Con una in­no­va­do­ra es­tra­te­gia que in­clu­ye jue­gos por in­ter­net, lu­cha con­tra la ile­ga­li­dad y nue­vas al­ter­na­ti­vas de en­tre­te­ni­mien­to, la in­dus­tria de jue­gos de azar le apues­ta a re­no­var­se y apor­tar más al sec­tor sa­lud.

Dinero (Colombia) - - SUMARIO -

El sec­tor de jue­gos de azar, que re­pre­sen­ta 1,5% del PIB, se pre­pa­ra pa­ra lo­grar un ma­yor cre­ci­mien­to al re­no­var par­te de su re­gla­men­ta­ción y re­for­zar la lu­cha con­tra la ile­ga­li­dad. Ade­más, es­ta in­dus­tria es­pe­ra una ma­yor evo­lu­ción con la en­tra­da en ope­ra­ción, al fi­na­li­zar es­te año, de los jue­gos por in­ter­net, sis­te­ma que se con­si­de­ra atrae­rá a más clien­tes.

Los em­pre­sa­rios de es­te sec­tor –que mue­ve al año cer­ca de $13 bi­llo­nes– de­ci­die­ron ele­var sus ‘apues­tas’ pa­ra lo­grar que es­ta in­dus­tria se si­ga desa­rro­llan­do y, con ello, los apor­tes de re­cur­sos que ha­cen a la sa­lud de los co­lom­bia­nos.

De acuer­do con Juan B. Pé­rez Hidalgo, pre­si­den­te de Col­jue­gos –em­pre­sa in­dus­trial y co­mer­cial del Es­ta­do y en­car­ga­da de es­te mono- po­lio–, el avan­ce del sec­tor se pue­de me­dir en el apor­te fis­cal, que en 2016 fue de apro­xi­ma­da­men­te $1,5 bi­llo­nes (en tér­mi­nos de IVA y con­tri­bu­cio­nes es­pe­cia­les a la sa­lud).

Es­te re­sul­ta­do se con­si­de­ra des­ta­ca­do, se­gún vo­ce­ros de la Aso­cia­ción Co­lom­bia­na de Ope­ra­do­res de Jue­gos (Aso­jue­gos), por­que re­pre­sen­ta un in­cre­men­to de 16% en los apor­tes que re­ci­be el sis­te­ma de sa­lud co­lom­biano fren­te a 2015, in­gre­sos ge­ne­ra­dos so­bre to­do por seg­men­tos co­mo los de jue­gos lo­ca­les, no­ve­do­sos y pro­mo­cio­na­les.

Del to­tal que fac­tu­ra es­te sec­tor eco­nó­mi­co, 77% co­rres­pon­de a jue­gos lo­ca­li­za­dos, 14% al chan­ce, 4% a la lotería y 3% al Ba­lo­to, jun­to con Re­van­cha.

TE­JIEN­DO LA RED

Es­ta in­dus­tria, que ca­da vez lo­gra una ma­yor or­ga­ni­za­ción y pe­so eco­nó­mi­co –co­mo des­ta­ca el pre­si­den­te de Col­jue­gos– to­ma­rá ma­yor fuer­za al fi­na­li­zar el año con la en­tra­da en ope­ra­ción de jue­gos por in­ter­net.

Juan An­drés Ca­rre­ño, pre­si­den­te de Aso­pos­tal-aso­jue­gos, se­ña­la que los jue­gos en lí­nea van a re­vo­lu­cio­nar el mer­ca­do, por­que se es­pe­ra la lle­ga­da de grandes multinacionales es­pe­cia­li­za­das en el te­ma y ma­yo­res in­ver­sio­nes pa­ra im­ple­men­tar es­ta mo­da­li­dad.

Ca­rre­ño pre­vé que es­te sis­te­ma ge­ne­ra­rá una di­ná­mi­ca in­tere­san­te que im­pac­ta­rá la vi­da co­ti­dia­na de mu­chos co­lom­bia­nos y ge­ne­ra­rá im­por­tan­tes re­cur­sos pa­ra la sa­lud.

Te­nien­do en cuen­ta es­te pa­no­ra­ma, Aso­jue­gos abrió ha­ce po­co una Cá­ma­ra de Jue­gos No­ve­do­sos, de la cual ha­cen par­te ya cin­co ope­ra­do­res de apues­tas por la red, en­tre ellas al­gu­nas multinacionales.

“Los em­pre­sa­rios de jue­gos lo­ca­li­za­dos es­tán an­sio­sos por­que la lle­ga­da de las apues­tas por in­ter­net re­pre­sen­ta una opor­tu­ni­dad de di­ver­si­fi­car los ser­vi­cios”, se­ña­la Eli­za­beth Ma­ya Cano, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de la Cor­po­ra­ción Na­cio­nal de

El apor­te fis­cal del sec­tor el año pa­sa­do fue de $1,5 bi­llo­nes; es de­cir, 16% más pa­ra el sis­te­ma de sa­lud fren­te a 2015.

Em­pre­sa­rios de Jue­gos de Suer­te y Azar, Cor­na­zar.

En­tre los jue­gos con ma­yor po­ten­cial se en­cuen­tran las apues­tas de­por­ti­vas (en tiem­po real), que pue­den atraer un per­fil de clien­tes di­fe­ren­tes a los de ca­si­nos y bin­gos.

Aun­que los jue­gos en lí­nea son una opor­tu­ni­dad, en el cri­te­rio de la eje­cu­ti­va tam­bién de­be exis­tir un es­tric­to se­gui­mien­to pa­ra apli­car­les con ri­gu­ro­si­dad la re­gla­men­ta­ción que se de­fi­nió pa­ra fre­nar las apues­tas ile­ga­les. “En jue­gos por in­ter­net so­mos el pri­mer país en Amé­ri­ca La­ti­na en te­ner una re­gla­men­ta­ción y eso per­mi­ti­rá, si se apli­ca co­mo es de­bi­do, que el sec­tor in­cre­men­te sus apor­tes y que los em­pre­sa­rios pue­dan ex­pan­dir sus in­ver­sio­nes”, ex­pli­ca.

SO­LU­CIÓN DI­VER­SA

Las di­rec­ti­vas de Aso­jue­gos re­sal­tan ade­más la gran evo­lu­ción que han al­can­za­do em­pre­sas que ha­ce 10 años eran ex­clu­si­va­men­te de apues­tas per­ma­nen­tes (co­mo por ejem­plo el chan­ce) y que hoy se han for­ta­le­ci­do has­ta con­ver­tir­se en re­des transac­cio­na­les mul­ti­ser­vi­cios.

Di­cha red ha co­bra­do gran im­por­tan­cia por­que se en­cuen­tra en una gran di­ver­si­dad de lu­ga­res en pue­blos y ciu­da­des y por las múl­ti­ples so­lu­cio­nes que ofre­ce en los pun­tos de ven­ta.

“Ca­da vez son más los que en­cuen­tran una so­lu­ción pa­ra rea­li­zar gi­ros, pa­gar el Soat, rea­li­zar re­car­gas, ju­gar lotería y chan­ce y en­con­trar to­da una ga­ma de pa­gos y re­cau­dos, se­gu­ros y asis­ten­cias, pi­nes y re­car­gas, en­tre otros, de­pen­dien­do de la re­gión del país, don­de son co­rres­pon­sa­les ban­ca­rios o tie­nen convenios con en­ti­da­des lo­ca­les”, ad­vier­ten es­tos vo­ce­ros.

Si bien el sec­tor de jue­gos de suer­te y azar ha te­ni­do una evo­lu­ción po­si­ti­va en los úl­ti­mos años, co­mo lo re­co­no­ce Evert Mon­te­ro Cár­de­nas, pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Co­lom­bia­na de Em­pre­sa­rios de Jue­gos de Suer­te y Azar, Fe­col­jue­gos, aún ne­ce­si­ta un ma­yor po­si­cio­na­mien­to pa­ra lo­grar ser re­co­no­ci­do co­mo in­dus­tria del en­tre­te­ni­mien­to, por­que mu­chas ve­ces es ‘sa­ta­ni­za­do’. En Co­lom­bia, los Jue­gos Lo­ca­li­za­dos (ca­si­nos, bin­gos y má­qui­nas) es­tán mi­gran­do al mer­ca­do del en­tre­te­ni­mien­to, al in­cluir no so­lo jue­gos sino tam­bién otros ser­vi­cios, co­mo ba­res y res­tau­ran­tes di­se­ña­dos pa­ra pa­sar un ra­to agra­da­ble.

AZAR FI­NAN­CIE­RO

Pa­ra que es­ta in­dus­tria si­ga avan­zan­do, en con­cep­to de Mon­te­ro Cár­de­nas, es ne­ce­sa­rio que se apo­ye a las em­pre­sas des­de la ban­ca, que se re­vi­sen los tri­bu­tos y que se si­ga com­ba­tien­do la ile­ga­li­dad. Por su par­te, la di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de Cor­na­zar coin­ci­de en que uno de los grandes re­tos que en­fren­tan es lo­grar una ma­yor in­clu­sión ban­ca­ria. “El res­pal­do del sec­tor fi­nan­cie­ro es vital pa­ra el desa­rro­llo de los jue­gos lo­ca­li­za­dos, por­que sin es­te es di­fí­cil ma­ne­jar los re­cur­sos que se ge­ne­ran”, di­ce Ma­ya Cano.

La di­rec­ti­va gre­mial agre­ga, de otro la­do, que los ban­cos que ma­ne­jan cuen­tas pa­ra las em­pre­sas de jue­gos de suer­te y azar de­ben te­ner un ma­yor co­no­ci­mien­to de las ne­ce­si­da­des del sec­tor, co­mo es el mo­vi­mien­to cons­tan­te de re­cur­sos. En cuan­to a la lu­cha con­tra la ile­ga­li­dad, las di­rec­ti­vas de Cor­na­zar y Fe­col­jue­gos des­ta­can el ma­yor in­te­rés que hay por com­ba­tir es­te fla­ge­lo, por­que se es­ti­ma que le cues­ta ca­da año al país cer­ca de $500.000 mi­llo­nes. Sin em­bar­go, los lí­de­res gremiales son en­fá­ti­cos en que aún que­dan grandes desafíos por su­pe­rar.

El sec­tor bus­ca ser re­co­no­ci­do co­mo in­dus­tria del en­tre­te­ni­mien­to, por­que mu­chas ve­ces su ope­ra­ción es ‘sa­ta­ni­za­da’.

El sec­tor mue­ve al año cer­ca de $13 bi­llo­nes y re­pre­sen­ta 1,5% del PIB.

Juan An­drés Ca­rre­ño Pre­si­den­te de Aso­pos­ta­la­so­jue­gos Otro de los grandes re­tos que en­fren­ta el sec­tor es lo­grar una ma­yor in­clu­sión ban­ca­ria. Eli­za­beth Ma­ya Di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de Cor­na­zar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.