¡Qué desas­tre!

El des­plo­me de los de­no­mi­na­dos ‘bo­nos ca­tás­tro­fe’ en­cien­de las alar­mas de las ase­gu­ra­do­ras en el mun­do. En mo­men­tos en que es­tos fe­nó­me­nos au­men­tan en ocu­rren­cia, la preo­cu­pa­ción eco­nó­mi­ca es ge­ne­ral.

Dinero (Colombia) - - SUMARIO -

Los desas­tres na­tu­ra­les se han con­ver­ti­do en un te­mi­ble ver­du­go de las eco­no­mías del con­ti­nen­te ame­ri­cano. Y en un ver­da­de­ro do­lor de ca­be­za pa­ra las com­pa­ñías ase­gu­ra­do­ras del mun­do, que te­men que los días del ase­gu­ra­mien­to con pri­mas de ba­jo cos­to es­tán por ter­mi­nar.

Los hu­ra­ca­nes, tor­na­dos, tor­men­tas tro­pi­ca­les y te­rre­mo­tos re­gis­tra­dos en las úl­ti­mas tres se­ma­nas no so­lo da­ña­ron el buen ré­cord que traía el sec­tor ase­gu­ra­dor en el pri­mer se­mes­tre de es­te año, cuan­do los desas­tres na­tu­ra­les tu­vie­ron un cos­to apro­xi­ma­do de US$44.000 mi­llo­nes, in­fe­rior a los US$117.000 mi­llo­nes del pri­mer tri­mes­tre de 2016, se­gún Swiss Re, una de las ma­yo­res rease­gu­ra­do­ras del mun­do.

La Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra la Educación, la Cien­cia y la Cul­tu­ra (Unes­co) ase­gu­ra que los desas­tres hí­dri­cos cau­san en­tre seis y ocho mi­llo­nes de muer­tes o en­fer­me­da­des re­la­cio­na­das con el agua y con­lle­van pér­di­das eco­nó­mi­cas de US$250.000 mi­llo­nes a US$300.000 mi­llo­nes por año, de acuer­do con Ga­ce­ta Me­xi­ca­na, que sos­tie­ne que el im­pac­to más ne­ga­ti­vo es pa­ra la po­bla­ción ubi­ca­da en zo­nas vul­ne­ra­bles.

Ade­más de las vi­das que han co­bra­do los re­cien­tes desas­tres, es­tos fe­nó­me­nos le es­tán pa­san­do una cos­to­sa fac­tu­ra a la po­bla­ción del con­ti­nen­te y, par­ti­cu­lar­men­te, la asen­ta­da en las is­las del Ca­ri­be.

Cálcu­los pre­li­mi­na­res so­bre el cos­to de los úl­ti­mos cua­tro fe­nó­me­nos na­tu­ra­les: el te­rre­mo­to en Mé­xi­co, el de Gua­te­ma­la y los hu­ra­ca­nes Ir­ma y Har­vey son ca­da vez más ate­rra­do­res. Aun­que to­da­vía los ajus­ta­do­res de se­gu­ros no han ter­mi­na­do de cuan­ti­fi­car­los, las pri­me­ras cuen­tas in­di­can que Har­vey, que afec­tó el es­ta­do de Te­xas y de­jó más de 60 muer­tos, ha­bría pro­vo­ca­do pér­di­das por cer­ca de US$100.000 mi­llo­nes.

Ir­ma, por su par­te, hi­zo sen­tir su ri­gor so­bre el Ca­ri­be, don­de co­bró la vi­da de al me­nos 40 per­so­nas y des­tru­yó vi­vien­das e in­fra­es­truc­tu­ra en Cu­ba, San Mar­teen, Is­las Vír­ge­nes Bri­tá­ni­cas, An­gui­la, San Bar­to­lo­mé y Bar­bu­da, en­tre otras. A su lle­ga­da al es­ta­do de La Flo­ri­da pro­vo­có da­ños eco­nó­mi­cos es­ti­ma­dos por el dia­rio El País en más de US$140.000 mi­llo­nes.

Un in­for­me del ser­vi­cio me­teo­ro­ló­gi­co pri­va­do de Ac­cuweat­her, ci­ta­do por el dia­rio El Co­mer­cio, ase­gu­ra que el im­pac­to pro­vo­ca­do por es­tos dos hu­ra­ca­nes en la eco­no­mía de Es­ta­dos Uni­dos al­can­za­ría ya los US$290.000 mi­llo­nes, ci­fra equi­va­len­tes a 1,5 pun­tos de su Pro­duc­to In­terno Bru­to (PIB). Es­tas ci­fras, sin em­bar­go, se­rían mu­cho ma­yo­res si se tie­ne en cuen­ta que el im­pac­to to­da­vía no se ha cuan­ti­fi­ca­do en su to­ta­li­dad.

GOL­PE A SE­GU­ROS

Los ‘bo­nos ca­tás­tro­fe’ se ori­gi­na­ron en 1992, lue­go de que el hu­ra­cán An­drews pro­vo­ca­ra gra­ves pér­di­das a las ase­gu­ra­do­ras.

Pe­ro, ade­más de los da­ños ma­te­ria­les y en vi­das hu­ma­nas ge­ne­ra­dos por los re­cien­tes desas­tres, uno de los in­di­ca­do­res más preo­cu­pan­tes lo aca­ban de di­vul­gar los mer­ca­dos de va­lo­res, tras cer­ti­fi­car­se la ma­yor caí­da en la his­to­ria de los de­no­mi­na­dos ‘bo­nos ca­tás­tro­fe’.

La con­jun­ción de to­dos es­tos si­nies­tros pro­vo­có la ma­yor caí­da de la his­to­ria en el ín­di­ce de Swiss Re Cat Bond To­tal Re­turn, que se des­plo­mó 15,7% el vier­nes 8 de sep­tiem­bre, de acuer­do con El Eco­no­mis­ta.

El dia­rio me­xi­cano re­cuer­da que es­tos bo­nos fue­ron crea­dos en 1992, lue­go de que el hu­ra­cán An­drew ge­ne­ra­ra cuan­tio­sas pér­di­das en el mer­ca­do ase­gu­ra­dor y pro­vo­ca­ra el cie­rre de al me­nos 11 com­pa­ñías de se­gu­ros que se vie­ron afec­ta­das por el si­nies­tro. Es­tos bo­nos ge­ne­ran uti­li­dad a los te­ne­do­res en la me­di­da en que se pre­sen­ten me­nos fe­nó­me­nos ca­tas­tró­fi­cos.

El mer­ca­do de es­tos ‘bo­nos ca­tás­tro­fe’ al­can­za los US$90.000 mi­llo­nes y cer­ca del 50% co­rres­pon­de a ries­gos aso­cia­dos con si­nies­tros que po­drían re­gis­trar­se en el es­ta­do de la Flo­ri­da. Aun­que es­te mer­ca­do ha­bía mos­tra­do un com­por­ta­mien­to es­ta­ble des­de 2003 y mu­chos bo­nis­tas al­can­za­ron ren­di­mien­tos pro­me­dio de en­tre 2%y 8% –al­gu­nos in­clu­so de 12%– , el ni­vel des­truc­tor de los re­cien­tes desas­tres ha en­cen­di­do las alar­mas.

Ya va­rios ana­lis­tas han co­men­za­do a ver ‘nu­bes ne­gras’ so­bre el ne­go­cio ase­gu­ra­dor mun­dial. De acuer­do con Bloomberg, desas­tres co­mo el te­rre­mo­to de Mé­xi­co del pa­sa­do 7 de sep­tiem­bre po­dría in­clu­so pro­vo­car pér­di­da to­tal del ma­yor bono ca­tás­tro­fe emi­ti­do porcm el Ban­co Mun­dial, por US$360 mi­llo­nes, en re­pre­sen- ta­ción de Mé­xi­co, se­gún un co­mu­ni­ca­do de la ges­to­ra sui­za Ple­num In­vest­ments.

En los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros se ha­bla de que el cos­to­so efec­to de es­tos si­nies­tros se sen­ti­rá tam­bién en el va­lor de las pri­mas de se­gu­ros, que ha­bían re­du­ci­do sus pre­cios en los úl­ti­mos años. Mu­chos te­men que las grandes rease­gu­ra­do­ras, con se­de en Lon­dres, em­pie­cen a ha­cer ajus­tes y se ter­mi­ne con ello el lla­ma­do el ci­clo de los ‘se­gu­ros ba­ra­tos’.

Al pa­re­cer, el tiem­po y el cli­ma de­fi­ni­rán el rum­bo de es­te sec­tor.

Las rease­gu­ra­do­ras han aler­ta­do por el au­men­to de los si­nies­tros, que po­drían afec­tar el cos­to de las pó­li­zas a fu­tu­ro.

Inun­da­cio­nes y des­truc­ción de in­fra­es­truc­tu­ra fue­ron efec­tos de los re­cien­tes hu­ra­ca­nes.

Aun­que mu­chas pro­pie­da­des es­tán ase­gu­ra­das, el cos­to pa­ra el sec­tor pri­va­do in­clu­ye el lu­cro ce­san­te que de­jan es­tos desas­tres.

El te­rre­mo­to de Mé­xi­co po­dría ge­ne­rar pér­di­da to­tal del ma­yor bono ca­tás­tro­fe emi­ti­do por el Ban­co Mun­dial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.