El va­so es­tá me­dio lleno

Co­mo un op­ti­mis­ta se de­cla­ra el CEO de uno de los ma­yo­res bró­ker de se­gu­ros del mun­do, que ope­ra en Co­lom­bia des­de 2004. Es­pe­ra se­guir cre­cien­do con los pro­yec­tos 4G, la cla­se me­dia y los re­cur­sos na­tu­ra­les del país.

Dinero (Colombia) - - SUMARIO -

Des­de que asu­mió la pre­si­den­cia del gru­po in­glés de co­rre­do­res de se­gu­ros Jar­di­ne Lloyd Thom­pson (JLT), en 2005, Do­mi­nic Ja­mes Bur­ke ha ve­ni­do cua­tro ve­ces a Co­lom­bia y no duda en afir­mar que ca­da vez le gus­ta más.

“La pri­me­ra vez fue en 2006 y la di­fe­ren­cia con lo que veo hoy es in­men­sa. Ha­ce una dé­ca­da me re­co­gían en el ae­ro­puer­to con ca­rros blin­da­dos y mu­cha se­gu­ri­dad. Aho­ra pue­do ca­mi­nar li­bre­men­te por la ciu­dad y me sien­to tran­qui­lo. Cla­ro que hay cri­men co­mo en to­das par­tes, pero Bo­go­tá no es di­fe­ren­te a lo que se vi­ve en Lon­dres o Nue­va York”, ase­gu­ra con una son­ri­sa es­te in­glés de­fen­sor del bre­xit y ca­be­za de una or­ga­ni­za­ción que ope­ra en 42 paí­ses y tie­ne un va­lor en bol­sa de 2.610 mi­llo­nes de li­bras es­ter­li­nas (US$3.534 mi­llo­nes).

En Co­lom­bia tie­nen un ne­go­cio de se­gu­ros, en alian­za con Va­len­cia & Ira­go­rri, así co­mo la lí­nea de rease­gu­ros, en la cual, se­gún Bur­ke, hoy son el co­rre­dor más gran­de del país. Cuen­ta con más de 300 em­plea­dos lo­ca­les y pre­sen­cia en cin­co ciu­da­des.

DD— Des­de la pri­me­ra vez que vino al país a hoy, ¿qué tan­to ha cam­bia­do su ne­go­cio en Co­lom­bia?

En 2006 éra­mos un ju­ga­dor pe­que­ño en Co­lom­bia y hoy ya no lo so­mos; de he­cho, ya su­pe­ra­mos a Willis, un com­pe­ti­dor tra­di­cio­nal nues­tro. Es más, la dis­tan­cia con los de­más com­pe­ti­do­res es ca­da vez más cor­ta y nues­tro cre­ci­mien­to si­gue fuer­te y lo es­ta­mos lo­gran­do de ma­ne­ra or­gá­ni­ca, sin mu­chas ad­qui­si­cio­nes.

DD— ¿A qué atri­bu­ye esos re­sul­ta­dos?

En JLT no ser­vi­mos a to­dos los sec­to­res, so­mos una fir­ma es­pe­cia­li­za­da y uno de los co­rre­do­res de se­gu­ros más gran­des del mun­do en cons­truc­ción, lí­neas fi­nan­cie­ras, ase­gu­ra­mien­to ae­ro­náu­ti­co, pe­tró­leo, gas y te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes. Y esas son las áreas en don­de hoy hay ma­yor de­sa­rro­llo en paí­ses co­mo Co­lom­bia. Por eso tra­ba­ja­mos con mu­chas de las gran­des com­pa­ñías que ope­ran en es­te país, pro­ve­yén- do­les los aná­li­sis de ries­go que ne­ce­si­tan pa­ra to­mar de­ci­sio­nes.

DD— Los fac­to­res de cre­ci­mien­to que han im­pul­sa­do a JLT tam­bién los sien­ten sus com­pe­ti­do­res.

Es cier­to, y eso se de­be a que ca­da vez hay más ape­ti­to in­ter­na­cio­nal por paí­ses co­mo Co­lom­bia. Es más, des­de la úl­ti­ma vez que vi­ne ha­ce dos años a hoy han en­tra­do cin­co co­rre­do­res de se­gu­ros glo­ba­les, co­mo Swiss Re o Ac­cent. Mien­tras el go­bierno co­lom­biano si­ga ma­ne­jan­do ade­cua­da­men­te sus fi­nan­zas y desa­rro­llan­do un mer­ca­do in­terno de ca­pi­ta­les, ca­da vez va a ser po­si­ble re­te­ner más ries­go aquí y eso es bueno pa­ra to­dos los ju­ga­do­res por­que es­ta­mos cons­tru­yen­do ex­per­ti­se y co­no­ci­mien­to. Eso ha­ce que el ne­go­cio crez­ca y, aun­que us­te­des es­tán preo­cu­pa­dos por una des­ace­le­ra­ción eco­nó­mi­ca, yo soy op­ti­mis­ta pues el acuer­do de paz es­tá tra­yen­do con­fian­za. Son épo­cas in­tere­san­tes pa­ra es­tar acá.

JLT es el ter­cer co­rre­dor de se­gu­ros del país por in­gre­sos ope­ra­cio­na­les. Se­gún la Su­per­fi­nan­cie­ra, en el primer se­mes­tre fac­tu­ró $54.677 mi­llo­nes.

DD— ¿Cuál es su par­ti­ci­pa­ción de mer­ca­do en Co­lom­bia?

So­mos el ma­yor bró­ker de rease­gu­ros y en se­gu­ros es­ta­mos en­tre los cua­tro ma­yo­res. Aca­ba­mos de ser ele­gi­dos por Acoas co­mo los de me­jor ser­vi­cio, el gre­mio de los co­rre­do­res de se­gu­ros.

DD— ¿Qué tan gra­de es su ope­ra­ción en Co­lom­bia con res­pec­to al res­to de Amé­ri­ca La­ti­na?

Pa­ra no­so­tros Co­lom­bia es el

ter­cer país por nú­me­ro de em­plea­dos en la re­gión y te­ne­mos la ven­ta­ja de que es­te es un mer­ca­do ma­du­ro. Ade­más, tie­nen una eco­no­mía di­ná­mi­ca, con un in­gre­so per cá­pi­ta cre­cien­te, pe­se a la caí­da del pre­cio del pe­tró­leo. El sec­tor fi­nan­cie­ro co­lom­biano es muy im­por­tan­te y pe­sa más que el pe­tro­le­ro en la eco­no­mía. A es­to se su­ma un mer­ca­do de ca­pi­ta­les muy desa­rro­lla­do. En Amé­ri­ca La­ti­na te­ne­mos ope­ra­cio­nes en Bra­sil, Chi­le, Pe­rú, Co­lom­bia y Ar­gen­ti­na.

DD— Da­da su pre­sen­cia en in­fraes­truc­tu­ra, ¿có­mo ha afec­ta­do su ne­go­cio el ries­go aso­cia­do al es­cán­da­lo de Ode­brecht?

Cuan­do nos es­ta­ble­ci­mos en Amé­ri­ca La­ti­na en 2004, lo hi­ci­mos con los ojos bien abier­tos y nos aso­cia­mos con ase­gu­ra­do­ras re­co­no­ci­das, con las que te­ne­mos acuer­dos de lar­go pla­zo, con el ob­je­ti­vo de que jun­tos na­ve­gá­ra­mos to­dos los ries­gos geo­po­lí­ti­cos. Te­ne­mos so­cios lo­ca­les en los que po­de­mos con­fiar y se­gui­mos su jui­cio a la ho­ra de de­ci­dir en dón­de in­ver­tir. Así que ese ti­po de ries­gos los he­mos apren­di­do a ma­ne­jar con éxi­to, al pun­to que hoy 15% de las ga­nan­cias de to­do el gru­po pro­vie­nen de Amé­ri­ca La­ti­na.

DD— Pero a los ries­gos geo­po­lí­ti­cos hay que agre­gar­les los eco­nó­mi­cos…

No­so­tros cree­mos en Amé­ri­ca La­ti­na y en nues­tro re­co­rri­do en Co­lom­bia en la úl­ti­ma dé­ca­da nos he­mos da­do cuen­ta de que no he­mos te­ni­do ba­rre­ras pa­ra ser exi­to­sos. Lo que he­mos he­cho es cum­plir y pro­veer los ser­vi­cios que se ne­ce­si­tan y lo se­gui­re­mos ha­cien­do man­te­nien­do una neu­tra­li­dad política. Bra­sil es­tá pa­san­do por mo­men­tos di­fí­ci­les, con una re­ce­sión, us­te­des en Co­lom­bia tam­bién tie­nen de­sa­fíos de cre­ci­mien­to, pero las eco­no­mías son adap­ta­bles y se es­tán aco­mo­dan­do pa­ra con­ti­nuar crean­do so­cie­da­des más jus­tas. Aún fal­ta mu­cho por ha­cer en ese cam­po, pero van por el ca­mino co­rrec­to.

DD— ¿Los es­cán­da­los de co­rrup­ción y el me­nor cre­ci­mien­to los han lle­va­do a que pos­pon­gan pla­nes en la re­gión?

No. No­so­tros con­ti­nua­mos ha­cien­do nues­tro ne­go­cio de la mis­ma ma­ne­ra y, de he­cho, en Bra­sil es­ta­mos en me­dio de una ad­qui­si­ción. Mien­tras to­do el mun­do se quie­re ir de allá, no­so­tros ve­mos que es­te es el mo­men­to pa­ra cre­cer más en ese mer­ca­do. Cree­mos que la es­ta­bi­li­dad política y eco­nó­mi­ca de Amé­ri­ca La­ti­na hoy es mu­cho me­jor de lo que era ha­ce una dé­ca­da; cla­ro, hay de­sa­fíos en Ve­ne­zue­la, que es un pro­ble­ma pa­ra el mun­do en­te­ro, pero en la re­gión se cum­plen las le­yes y hay de­mo­cra­cia. Soy de las per­so­nas que siem­pre ven el va­so me­dio lleno.

DD— ¿Có­mo ve la eco­no­mía glo­bal?

Es in­ne­ga­ble que hay cre­ci­mien­to en Es­ta­dos Uni­dos, que tras la elec­ción de Trump re­gis­tra un au­men­to de su PIB, pero es­toy preo­cu­pa­do por la re­tó­ri­ca de esa ad­mi­nis­tra­ción que no coin­ci­de con lo que es­tá su­ce­dien­do en la eco­no­mía. De otro la­do, tam­po­co veo que los pre­cios de las ma­te­rias pri­mas se va­yan a mo­ver de don­de es­tán hoy. Eso es po­si­ti­vo pa­ra el cre­ci­mien­to glo­bal, da­do que un ba­jo pre­cio de la ener­gía es be­ne­fi­cio­so pa­ra los pro­duc­to­res in­dus­tria­les. Otro fac­tor cla­ve en la eco­no­mía glo­bal es la tec­no­lo­gía que, si bien fa­vo­re­ce el cre­ci­mien­to, pue­de te­ner efec­tos ne­ga­ti­vos en los mer­ca­dos la­bo­ra­les, lo que im­pli­ca un ries­go geo­po­lí­ti­co que ape­nas es­ta­mos em­pe­zan­do a ana­li­zar. Veo al­gu­na vul­ne­ra­bi­li­dad al­re­de­dor de las mo­ne­das emer­gen­tes, que es­tán re­ci­bien­do flu­jos de ca­pi­tal que se po­drían ir en cual­quier mo­men­to y veo de­sa­fíos en te­mas co­mo los de­sas­tres na­tu­ra­les. Por ejem­plo, Har­vey gol­peó a la cuar­ta ciu­dad de Es­ta­dos Uni­dos. Se­rá in­tere­san­te ver si Trump usa la re­cons­truc­ción pa­ra ini­ciar su anun­cia­do pro­gra­ma de in­fraes­truc­tu­ra.

“Har­vey inun­dó dos ter­ce­ras par­tes de Hous­ton, lo que im­pli­ca­ría pér­di­das en­tre US$20.000 mi­llo­nes y US$30.000 mi­llo­nes, pero eso se sa­brá cuan­do se se­que”: Bur­ke

DD— ¿Las ca­tás­tro­fes na­tu­ra­les pue­den en­ca­re­cer los rease­gu­ros?

A prin­ci­pios de es­te año di­je que pro­ba­ble­men­te las pri­mas po­drían su­bir, pero las re­no­va­cio­nes de mi­tad de año de­mos­tra­ron que si­guen ba­jan­do, lo que evi­den­cia que hay su­fi­cien­te ca­pa­ci­dad pa­ra aten­der los de­sas­tres na­tu­ra­les sin su­bir pre­cios. Es­te es un buen tiem­po pa­ra in­no­var, que se­rá lo úni­co que per­mi­ti­rá en­fren­tar los ries­gos de unas eco­no­mías que es­tán pa­san­do de ase­gu­rar empresas de ce­men­to y la­dri­llo a fir­mas tec­no­ló­gi­cas y con in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial.

DD— Fi­nal­men­te, ¿con­si­de­ra al bre­xit co­mo un ries­go pa­ra la eco­no­mía glo­bal?

To­do de­pen­de de có­mo se ne­go­cie el acuer­do de sa­li­da. Si no se lle­ga a al­go sen­sa­to y to­dos tie­nen que re­ver­tir los acuer­dos co­mer­cia­les, po­dría ha­ber un shock glo­bal, pero no creo que eso va­ya a pa­sar. Creo que se im­pon­drá el sen­ti­do co­mún y se cam­bia­rá la for­ma en que se co­mer­cia en­tre el Reino Uni­do y la Unión Eu­ro­pea, pues la idea ini­cial era ha­cer un so­lo mer­ca­do y no crear una unión política, mo­ne­ta­ria y eco­nó­mi­ca, que es lo que no fun­cio­na.

Do­mi­nic J. Bur­ke CEO del Gru­po JLT

JLT en­tró a Co­lom­bia en 2004 me­dian­te una aso­cia­ción con la co­rre­do­ra de se­gu­ros Va­len­cia & Ira­go­rri.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.