Alta aten­ción

La Su­per­ser­vi­cios mon­tó un sis­te­ma de mo­ni­to­reo pa­ra ha­cer­les se­gui­mien­to fi­nan­cie­ro y téc­ni­co a las ge­ne­ra­do­ras. ¿Qué pien­san en el sec­tor so­bre es­ta me­di­da?

Dinero (Colombia) - - SUMARIO -

El Fe­nó­meno del Ni­ño que vi­vió Co­lom­bia en­tre 2015 y 2016 re­vi­vió el fan­tas­ma del apa­gón que se re­gis­tró en la dé­ca­da de los 90. Ade­más de la in­ten­si­dad del fac­tor cli­má­ti­co, pro­ble­mas téc­ni­cos de plan­tas cla­ve, co­mo Gua­ta­pé y Flo­res, que que­da­ron fue­ra de ser­vi­cio en me­dio de la cri­sis, pu­sie­ron al sis­te­ma en un ni­vel má­xi­mo de es­trés.

A pe­sar de la se­ve­ri­dad del Fe­nó­meno y las co­yun­tu­ras téc­ni­cas, el sec­tor de­mos­tró su for­ta­le­za y no hu­bo apa­gón. Pero la si­tua­ción abrió el de­ba­te so­bre es­que­mas que la Co­mi­sión de Re­gu­la­ción de Ener­gía y Gas (Creg) creó pa­ra dar­le fir­me­za al sis­te­ma, co­mo el car­go por con­fia­bi­li­dad que se le pa­ga a las ge­ne­ra­do­ras pa­ra abas­te­cer la de­man­da en pe­rio­dos crí­ti­cos y que es­tén lis­tas pa­ra res­pon­der.

La de­man­da en pe­rio­dos de nor­ma­li­dad pa­ga a los ge­ne­ra­do­res que tie­nen el car­go una pri­ma men­sual, y ellos se com­pro­me­ten a es­tar dis­po­ni­bles en mo­men­tos de di­fi- cul­ta­des, a un pre­cio que de­ter­mi­na la Creg y se de­no­mi­na pre­cio de es­ca­sez. Aun­que ca­si la to­ta­li­dad de las ge­ne­ra­do­ras lo­gra­ron aten­der la si­tua­ción, que­dó en evi­den­cia que no to­das se en­con­tra­ban en con­di­cio­nes pa­ra cum­plir con su obli­ga­ción, co­mo su­ce­dió con Ter­mo­can­de­la­ria, la úni­ca plan­ta que se de­cla­ró in­dis­po­ni­ble por­que, se­gún sus di­rec­ti­vos, el pre­cio de es­ca­sez no cu­bría el va­lor de los cos­tos pa­ra ope­rar. Pero no se tra­tó de una cau­sa ex­tra­ña, ni un he­cho for­tui­to.

En­tre 2014 y 2015, se­gún la Su­pe­rin­ten­den­cia de Ser­vi­cios Pú­bli­cos Do­mi­ci­lia­rios (SSPD), Ter­mo­can­de­la­ria re­ci­bió por car­go por con­fia­bi­li­dad $83.000 mi­llo­nes y más de

$500.000 mi­llo­nes en to­tal de 2008 en ade­lan­te. Al de­cla­rar­se in­dis­po­ni­ble, la em­pre­sa fue in­ter­ve­ni­da y lue­go mul­ta­da por la SSPD por más de $35.000 mi­llo­nes. Ade­más, que­dó en deu­da con los otros ge­ne­ra­do­res en más de $150.000 mi­llo­nes por la ener­gía que ellos le cu­brie­ron. Da­da es­ta si­tua­ción, la Su­per­ser­vi­cios de­ci­dió mon­tar una es­tra­te­gia de supervisión pru­den­cial de­no­mi­na­da Sis­te­ma de Eva­lua­ción y Mo­ni­to­reo de Obli­ga­cio­nes de Ener­gía en Fir­me, que bus­ca de­ter­mi­nar si ca­da uno de los ge­ne­ra­do­res com­pro­me­ti­dos man­tie­ne sus equi­pos en con­di­cio­nes pa­ra cum­plir sus obli­ga­cio­nes y si cuen­ta con los re­cur­sos fi­nan­cie­ros, en un es­ce­na­rio de Fe­nó­meno del Ni­ño tan in­ten­so co­mo el pa­sa­do –de seis me­ses–. La idea es ha­cer­les una prue­ba de es­fuer­zo a los ge­ne­ra­do­res.

“Es­to no es na­da no­ve­do­so en el sec­tor

La idea es ha­cer­les una prue­ba de es­fuer­zo a los ge­ne­ra­do­res y de­ter­mi­nar si pue­den en­fren­tar un Fe­nó­meno del Ni­ño tan in­ten­so co­mo el pa­sa­do.

fi­nan­cie­ro. En 2008, en la cri­sis de EE.UU., cuan­do los ban­cos de in­ver­sión se em­pe­za­ron a que­brar por los ac­ti­vos tó­xi­cos de las hi­po­te­cas sub­pri­me, el reto del go­bierno fue iden­ti­fi­car qué ban­cos eran sus­cep­ti­bles a la cri­sis de 2008 y a la si­guien­te”, di­ce Jo­sé Mi­guel Mendoza, su­pe­rin­ten­den­te de Ser­vi­cios Pú­bli­cos, quien agre­ga que la me­di­da le da viai­bi­li­dad a la en­ti­dad de im­po­ner pro­gra­mas de ges­tión a los pres­ta­do­res pa­ra evi­tar fu­tu­ras cri­sis.

Los re­sul­ta­dos de es­te mo­ni­to­reo al se­gun­do tri­mes­tre de es­te año muestran que la ma­yo­ría de las ge­ne­ra­do­ras su­pe­raron las pruebas téc­ni­cas y fi­nan­cie­ras y no despiertan preo­cu­pa­cio­nes pa­ra la SSPD. Sin em­bar­go, 4 de ellas que­da­ron en una vi­gi­lan­cia es­pe­cial a tra­vés de vi­si­tas ad­mi­nis­tra­ti­vas y re­que­ri­mien­tos. Se tra­ta de Ter­mo­can­de­la­ria y Ter­mo­va­lle, por el te­ma fi­nan­cie­ro, mien­tras que en el ca­so de Ge­cel­ca y Ges­tión Ener­gé­ti­ca, la re­fe­ren­cia de la en­ti­dad es por as­pec­tos téc­ni­cos.

Es­ta vi­gi­lan­cia, se­gún ana­lis­tas, po­dría tra­du­cir­se en exi­gen­cias a las ge­ne­ra­do­ras; co­mo, por ejem­plo, ca­pi­ta­li­zar sus ope­ra­cio­nes pa­ra cu­brir los cos­tos o, in­clu­so, asu­mir me­no­res obli­ga­cio­nes de ener­gía en fir­me.

LAS GE­NE­RA­DO­RAS

Pa­ra Án­ge­la Montoya, pre­si­den­te de Acol­gen, que re­pre­sen­ta a los ge­ne­ra­do­res hi­dro­eléc­tri­cos, se han he­cho re­vi­sio­nes ex­haus­ti­vas a las empresas y nin­gu­na de ellas aso­cia­da a es­te gre- mio ha si­do san­cio­na­da. “Es­ta­mos muy tran­qui­los y la Su­pe­rin­ten­den­cia pue­de ha­cer sus la­bo­res de con­trol. Las empresas aso­cia­das a Acol­gen han cum­pli­do con el car­go por con­fia­bi­li­dad y su uti­li­za­ción, y de­mos­tró su uti­li­dad en la ex­pan­sión y dis­po­ni­bi­li­dad de las plan­tas”, ad­vier­te. Agre­ga que el sec­tor fue in­jus­ta­men­te tra­ta­do, por­que por la in­dis­po­ni­bi­li­dad de una plan­ta se ge­ne­ra­li­zó so­bre una ma­la uti­li­za­ción del car­go por con­fia­bi­li­dad. La di­ri­gen­te es­tá de acuer­do con la vi­gi­lan­cia, pero sin cam­bios en las re­glas del jue­go que pon­gan en ries­go el cum­pli­mien­to de los com­pro­mi­sos de las empresas.

Ale­jan­dro Castañeda, pre­si­den­te de An­deg –que agru­pa a los ge­ne­ra­do­res tér­mi­cos–, di­ce que la dis­cu­sión en torno a es­te es­que­ma de supervisión de la SSPD se ha ve­ni­do dan­do ha­ce va­rios me­ses. Pa­ra él, el as­pec­to cla­ve es el fi­nan­cie­ro, por­que hay te­mas que no se han de­fi­ni­do y que im­pac­tan a las tér­mi­cas. “Hay un ries­go fi­nan­cie­ro por­que el pre­cio de es­ca­sez es­tá por de­ba­jo de los cos­tos. Eso no es ges­tio­na­ble por las empresas. La Creg no ha to­ma­do la de­ci­sión de mo­di­fi­car el pre­cio de es­ca­sez y, mien­tras no lo ha­ga, no se pue­de ges­tio­nar de otra ma­ne­ra”, se­ña­la.

Se es­ti­ma que pa­ra an­tes de fi­na­li­zar oc­tu­bre se co­no­ce­rá la de­ci­sión de la Creg en es­te sen­ti­do. Otro te­ma del que se es­pe­ran im­pli­ca­cio­nes es el pro­nun­cia­mien­to de la Co­mi­sión fren­te al es­que­ma de subas­tas de ener­gía pa­ra nue­vos pro­yec­tos. Con re­la­ción al pa­go y des­ti­na­ción del car­go por con­fia­bi­li­dad, Castañeda ex­pli­ca que los cos-

Se es­ti­ma que pa­ra an­tes de oc­tu­bre la Creg de­fi­na la re­gu­la­ción fren­te al pre­cio de es­ca­sez.

tos fi­jos son re­co­no­ci­dos por el va­lor del car­go, pero los cos­tos va­ria­bles los tie­ne que pa­gar el mer­ca­do en ese mo­men­to. Ade­más, ad­vier­te que el car­go se pa­ga lue­go de ha­ber pres­ta­do el ser­vi­cio y no an­tes.

Aun­que el sec­tor res­pon­dió en el pa­sa­do Fe­nó­meno del Ni­ño y el país no tu­vo un nue­vo apa­gón, es me­jor pre­ve­nir y es­tar aler­ta so­bre si­tua­cio­nes ex­tre­mas; por eso es ne­ce­sa­rio ajus­tar las re­glas, fa­ci­li­tar la in­ver­sión y no ge­ne­rar cam­bios que ame­na­cen el de­sa­rro­llo del sec­tor.

La de­cla­ra­ción de in­dis­po­ni­bi­li­dad de Ter­mo­can­de­la­ria en el pa­sa­do Fe­nó­meno del Ni­ño dis­pa­ró las alar­mas.

Jo­sé Mi­guel Mendoza Su­pe­rin­ten­den­te de Ser­vi­cios Pú­bli­cos La SSPD bus­ca que el car­go por con­fia­bi­li­dad fun­cio­ne y cum­pla su ob­je­ti­vo. Juan Fer­nan­do Pla­ta Su­pe­rin­ten­den­te De­le­ga­do pa­ra Ener­gía y Gas

Án­ge­la Montoya Pre­si­den­te de Acol­gen Ale­jan­dro Castañeda Pre­si­den­te de An­deg

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.