PRO­DUC­TI­VI­DAD, EL NUE­VO LE­MA

Dinero (Colombia) - - EDITORIAL -

Hoy, mien­tras Co­lom­bia si­gue con in­dig­na­ción las in­ves­ti­ga­cio­nes en los ca­sos de co­rrup­ción de la jus­ti­cia y es­tá in­mer­sa en un de­ba­te elec­to­ral con pro­li­fe­ra­ción de can­di­da­tos y po­cas pro­pues­tas con­cre­tas, otros fren­tes es­pe­ran una ma­yor aten­ción; má­xi­me cuan­do el país ex­pe­ri­men­ta una de las des­ace­le­ra­cio­nes más fuer­tes de la eco­no­mía en los úl­ti­mos años y los al­tos pre­cios de los com­mo­di­ties, que por años nos im­pul­sa­ron, pa­re­ce que no van a vol­ver. A me­dia­dos de la dé­ca­da pa­sa­da Co­lom­bia se pu­so una me­ta: ser uno de los tres paí­ses más com­pe­ti­ti­vos de Amé­ri­ca La­ti­na pa­ra 2032. Si bien, co­mo lo ha ad­ver­ti­do el Con­se­jo Privado de Com­pe­ti­ti­vi­dad (CPC), hay avan­ces en te­mas sen­si­bles –co­mo la edu­ca­ción, la in­fraes­truc­tu­ra y el cli­ma de ne­go­cios– no son su­fi­cien­tes pa­ra in­cre­men­tar los ni­ve­les de pro­duc­ti­vi­dad del apa­ra­to pro­duc­ti­vo co­lom­biano.

La pro­duc­ti­vi­dad es uno de los prin­ci­pa­les ca­mi­nos pa­ra que el país no so­lo con­ser­ve los lo­gros al­can­za­dos en ma­te­ria eco­nó­mi­ca y so­cial, tam­bién lo es pa­ra con­so­li­dar un cre­ci­mien­to al­to y sos­te­ni­do en el tiem­po. Es­to sig­ni­fi­ca ha­cer más y me­jor, con los mis­mos re­cur­sos o me­nos. así, las com­pa­ñías se­rán más efi­cien­tes, los em­pleos se­rán de me­jor ca­li­dad y sa­la­rio, ha­brá pro­duc­tos y ser­vi­cios a me­jo­res pre­cios y los go­bier­nos po­drán te­ner re­cur­sos pa­ra fi­nan­ciar sus in­ver­sio­nes.

Co­lom­bia tie­ne un re­za­go sig­ni­fi­ca­ti­vo: los es­tu­dios del CPC ad­vier­ten que la pro­duc­ti­vi­dad la­bo­ral en el país es­tá por de­ba­jo de Amé­ri­ca La­ti­na y muy le­jos de las ci­fras de Es­ta­dos Uni­dos y los paí­ses miem­bros de la Ocde. La com­pa­ra­ción que más se ha ve­ni­do usan­do es que en pro­me­dio se ne­ce­si­tan más de cua­tro tra­ba­ja­do­res co­lom­bia­nos pa­ra pro­du­cir el mis­mo va­lor agre­ga­do que uno es­ta­dou­ni­den­se.

Re­cien­te­men­te, re­co­no­ci­dos eco­no­mis­tas y ana­lis­tas han pues­to de nue­vo so­bre la me­sa la im­por­tan­cia de la pro­duc­ti­vi­dad pa­ra la eco­no­mía y las empresas. El ex­mi­nis­tro Gui­ller­mo Perry y el pre­si­den­te de Aso­fon­dos, San­tia­go Mon­te­ne­gro, han in­sis­ti­do en los úl­ti­mos días des­de sus co­lum­nas no so­lo en los te­mas trans­ver­sa­les de política pú­bli­ca que pue­den ayu­dar a des­tra­bar la ac­ti­vi­dad del sec­tor privado, sino tam­bién en la im­por­tan­cia de que las empresas lo­gren avan­zar en una agen­da mu­cho más efi­cien­te y pro­duc­ti­va.

Por par­te del Es­ta­do es cla­ve con­tar con ins­tru­men­tos pa­ra fa­ci­li­tar las ope­ra­cio­nes de las empresas en la es­tra­te­gia de cre­ci­mien­to: una edu­ca­ción de me­jor ca­li­dad, pa­ra te­ner la po­si­bi­li­dad de atraer ta­len­to ha­cia la eco­no­mía del co­no­ci­mien­to, me­jo­res vías e in­fraes­truc­tu­ra pa­ra re­du­cir cos­tos y tiem­pos fren­te a nues­tros com­pe­ti­do­res na­tu­ra­les, una ma­yor ins­ti­tu­cio­na­li­dad, más for­ma­li­za­ción la­bo­ral y una política ro­bus­ta de de­sa­rro­llo tec­no­ló­gi­co e innovación ha­cen par­te de esa agen­da pú­bli­ca.

Sin em­bar­go, la ma­yor ta­rea vie­ne del sec­tor privado. Cita el informe de pro­duc­ti­vi­dad del CPC que "se­gún Es­la­va y Hal­ti­wan­ger (2016), 65,3% del cre­ci­mien­to de la pro­duc­ti­vi­dad de las empresas de­pen­de de sus es­fuer­zos in­ter­nos, co­mo las ga­nan­cias por po­si­cio­na­mien­to de pro­duc­tos y ob­ten­ción de ma­yor par­ti­ci­pa­ción en el mer­ca­do, y la me­jo­ra de pro­ce­sos pro­duc­ti­vos y prác­ti­cas ge­ren­cia­les. Es­to im­pli­ca in­ver­tir más y me­jor en as­pec­tos re­la­cio­na­dos con cien­cia, tec­no­lo­gía e innovación; desa­rro­llar alian­zas con el sec­tor aca­dé­mi­co pa­ra con­tar con un ta­len­to hu­mano de ca­li­dad y per­ti­nen­te; es­ta­ble­cer es­tra­te­gias de lar­go pla­zo en cre­ci­mien­to ver­de y adop­tar las me­jo­res prác­ti­cas uti­li­za­das por las empresas que son re­fe­ren­te de ca­da in­dus­tria en el con­tex­to glo­bal".

Co­mo ad­vier­te Perry, la in­dus­tria co­lom­bia­na no sa­le de su ma­ras­mo. Aun­que sin duda el rit­mo de la eco­no­mía no es­tá ayu­dan­do al sec­tor ma­nu­fac­tu­re­ro –y lo ra­ti­fi­ca el me­dio­cre cre­ci­mien­to de los úl­ti­mos tri­mes­tres (sin in­cluir el efec­to de la Re­fi­ne­ría)–, hoy cuen­ta con una ta­sa de cam­bio com­pe­ti­ti­va, una re­for­ma tri­bu­ta­ria que li­be­ra flu­jo de caja a las empresas –aun­que sin duda el ajus­te de impuestos gol­peó el con­su­mo– y el efec­to de Ve­ne­zue­la ya ha si­do des­con­ta­do, la ta­rea de las empresas de­be ser más in­ten­sa, bus­can­do ma­yo­res efi­cien­cias, con me­jo­res prác­ti­cas y com­pro­me­ti­das con una es­tra­te­gia de innovación.al­gu­nas han mos­tra­do el ca­mino y hoy, mu­chas de ellas son mul­ti­la­ti­nas exi­to­sas. Es ho­ra, co­mo di­ce Mon­te­ne­gro, de que las empresas se apro­pien de la agen­da de la pro­duc­ti­vi­dad. Ese de­be ser el le­ma.

La pro­duc­ti­vi­dad es uno de los prin­ci­pa­les ca­mi­nos pa­ra que el país no so­lo con­ser­ve los lo­gros al­can­za­dos en ma­te­ria eco­nó­mi­ca y so­cial, sino tam­bién pa­ra con­so­li­dar un cre­ci­mien­to al­to y sos­te­ni­do en el tiem­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.