Ma­de­ra fina

Ma­si­sa, fir­ma chi­le­na del sec­tor ma­de­re­ro, ajus­tó su es­tra­te­gia y ven­dió su ope­ra­ción en Ar­gen­ti­na; aho­ra lo ha­rá con la de Bra­sil y Mé­xi­co. Una ban­ca de in­ver­sión co­lom­bia­na es pro­ta­go­nis­ta del pro­ce­so.

Dinero (Colombia) - - SUMARIO -

Mien­tras en Co­lom­bia es­te no ha si­do par­ti­cu­lar­men­te un año di­ná­mi­co en ope­ra­cio­nes de fu­sio­nes y ad­qui­si­cio­nes, en otros paí­ses de la re­gión, si bien la des­ace­le­ra­ción ha man­te­ni­do es­ta ten­den­cia, hay al­gu­nos mo­vi­mien­tos.

Por ejem­plo, se­gún al­gu­nas ban­cas de in­ver­sión re­gio­na­les, en los pri­me­ros me­ses de es­te año se plan­tea­ron ope­ra­cio­nes por cer­ca de US$4.000 mi­llo­nes en Bra­sil, Mé­xi­co y Chi­le. Aun­que en Co­lom­bia hu­bo al­gu­nas mo­vi­das re­pre­sen­ta­ti­vas –co­mo la ven­ta del ne­go­cio de cui­da­do per­so­nal por par­te de Qua­la a Uni­le­ver, o la in­ver­sión de Pro­caps y la IFC, en­tre otros, y es­tán pen­dien­tes los pro­ce­sos de ven­ta de 20% de la EEB y de la to­ta­li­dad de la ETB– el mer­ca­do ha es­ta­do sin una agen­da in­ten­sa.

Las ban­cas de in­ver­sión lo­cal es­tán mi­ran­do ope­ra­cio­nes en el ex­te­rior, so­bre to­do cuan­do al­gu­nas em­pre­sas ne­ce­si­tan re­com­po­ner sus fi­nan­zas pa­ra ajus­tar sus nú­me­ros, an­te un me­nor di­na­mis­mo de las eco­no­mías en la re­gión.

Es­te fue el ca­so de una de las mo­vi­das más im­por­tan­tes del sec­tor ma­de­re­ro y fo­res­tal en Amé­ri­ca La­ti­na es­te año: el pro­ce­so de des­in­ver­sión de al­gu­nos ac­ti­vos in­dus­tria­les y pro­duc­ti­vos de la chi­le­na Ma­si­sa, lí­der en los mer­ca­dos de Chi­le y Ar­gen­ti­na, con pre­sen­cia im­por­tan­te en Ve­ne­zue­la, Bra­sil y Mé­xi­co, en to­dos ellos con pre­sen­cia in­dus­trial. Tam­bién opera en Pe­rú y Co­lom­bia. En nues­tro país su ope­ra­ción es co­mer­cial –no tie­ne in­dus­tria ni plan­ta­cio­nes– y fac­tu­ró el año pa­sa­do cer­ca de $70.000 mi­llo­nes, se­gún las 5.000 Em­pre­sas de Di­ne­ro.

Es­ta com­pa­ñía –con ven­tas anua­les cer­ca­nas a los US$1.000 mi­llo­nes, un Ebit­da de US$100 mi­llo­nes, una ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da de pro­duc­ción de ta­ble­ros de 3,5 mi­llo­nes de m3 al año y un pa­tri­mo­nio fo­res­tal de ca­si 190.000 hec­tá­reas plan­ta­das– en­fren­tó he­chos di­fí­ci­les que la lle­va­ron a es­ce­na­rios de ma­yor ten­sión y a un al­to ni­vel de en­deu­da­mien­to. El con­tex­to se com­pli­có por­que Ve­ne­zue­la y Ar­gen­ti­na se con­vir­tie­ron en mer­ca­dos de ma­yor ries­go, por las crisis po­lí­ti­cas que afron­tan, y en ellos es­ta­ba con­cen­tra­da ca­si la mi­tad del Ebit­da de la com­pa­ñía. Ade­más, la de­pre­cia­ción de las mo­ne­das y la des­ace­le­ra­ción en la re­gión tam­bién ju­ga­ron en su con­tra, lle­van­do a la em­pre­sa a un ni­vel de ca­si 5 ve­ces deu­da so­bre Ebit­da; es de­cir, cer­ca del do­ble de lo nor­mal.

An­te es­te pa­no­ra­ma, Ma­si­sa de­ci­dió ha­cer una movida: sa­lir de sus ac­ti­vos in­dus­tria­les en Ar­gen­ti­na, Bra­sil y Mé­xi­co. La ban­ca de in­ver­sión co­lom­bia­na In­ver­link ha ve­ni­do acom­pa­ñan­do a la em­pre­sa en es­te pro­ce­so, jun­to con UBS.

A fi­na­les de sep­tiem­bre se con­cre­tó la transac­ción de los ac­ti­vos in­dus­tria­les de la com­pa­ñía en Ar­gen­ti­na, que fue­ron ven­di­dos a la em­pre­sa aus­tria­ca Eg­ger por un va­lor de US$155 mi­llo­nes. El pro­ce­so de ven­ta se ce­rró el pa­sa­do pri­me­ro de oc­tu­bre. Es­ta ope­ra­ción im­pli­ca­rá pa­ra Ma­si­sa una uti­li­dad con­so­li­da­da de US$97 mi­llo­nes, se­gún la in­for­ma­ción que la em­pre­sa en­tre­gó a las au­to­ri­da­des de Va­lo­res y Se­gu­ros de Chi­le. Los re­cur­sos se des­ti­na­rán a pa­gar deu­da de Ma­si­sa.

Eg­ger es una de las fir­mas más gran­des en es­te sec­tor a ni­vel mun­dial, con 18 plan­tas de pro­duc­ción en Eu­ro­pa e in­gre­sos en el úl­ti­mo año por 2.380 mi­llo­nes de eu­ros. “Lo­gra­mos en es­ta transac­ción traer a es­te ju­ga­dor y es­ta es su pri­me­ra in­ver­sión en La­ti­noa­mé­ri­ca”, ex­pli­ca Mau­ri­cio Saldarriaga, pre­si­den­te de In­ver­link.

Así mis­mo, avan­za la ven­ta del ne­go­cio in­dus­trial de Ma­si­sa en Bra­sil por US$103 mi­llo­nes a Arau­co. Es­te es el seg­men­to fo­res­tal del po­de­ro­so gru­po chi­leno Co­pec –que en Co­lom­bia es el ac­cio­nis­ta ma­yo­ri­ta­rio de Ter­pel– y de con­so­li­dar­se el ne­go­cio con Ma­si­sa ten­dría una ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da de 10 mi­llo­nes de m3, sien­do el se­gun­do pro­duc­tor mun­dial.

En es­te mo­men­to, da­do que

La ope­ra­ción de ven­ta de los ac­ti­vos de Ma­si­sa en Ar­gen­ti­na la com­pró la aus­tria­ca Eg­ger. Es­ta es su pri­me­ra ope­ra­ción en La­ti­noa­mé­ri­ca.

Arau­co tie­ne ope­ra­cio­nes en Bra­sil, la ven­ta tie­ne que pa­sar por apro­ba­ción del Con­se­jo Ad­mi­nis­tra­ti­vo de De­fen­sa Eco­nó­mi­ca (Ca­de), au­to­ri­dad de li­bre com­pe­ten­cia de Bra­sil. Arau­co asu­mi­rá una deu­da de US$44,7 mi­llo­nes, por lo que Ma­si­sa re­ci­bi­rá más de US$58 mi­llo­nes.

“Es­te pro­ce­so le per­mi­ti­rá a Ma­si­sa fo­ca­li­zar­se en su ne­go­cio fo­res­tal y en su ac­ti­vi­dad co­mer­cial en negocios de ma­yor va­lor agre­ga­do en la Re­gión An­di­na, Cen­troa­mé­ri­ca, Es­ta­dos Uni­dos, Ca­na­dá y otros mer­ca­dos de ex­por­ta­ción, man­te­nien­do su ca­pa­ci­dad pro­duc­ti­va pa­ra abas­te­cer la re­gión des­de Chi­le y Ve­ne­zue­la. Con es­tas des­in­ver­sio­nes la sociedad ba­ja­rá sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te su ni­vel de en­deu­da­mien­to, lo que, jun­to a una re­duc­ción de gas­tos cor­po­ra­ti­vos y ope­ra­cio­na­les que se en­cuen­tra im­ple­men­ta­do, le per­mi­ti­rán una me­jo­ra im­por­tan­te en la ren­ta­bi­li­dad de su ne­go­cio”, di­jo Ro­ber­to Sa­las, ge­ren­te ge­ne­ral de Ma­si­sa, en una co­mu­ni­ca­ción a la Su­pe­rin­ten­den­cia de Va­lo­res y Se­gu­ros de Chi­le.

Ade­más de las ope­ra­cio­nes en Ar­gen­ti­na y Bra­sil, es­tá pen­dien­te de ce­rrar el ne­go­cio en Mé­xi­co, cu­yo pro­ce­so si­gue avan­zan­do. Se­gún al­gu­nos ana­lis­tas, en to­tal, los tres pro­ce­sos de des­in­ver­sión su­ma­rían cer­ca de US$550 mi­llo­nes.

Es­to, agre­ga uno de ellos, de­ja a la com­pa­ñía con un ni­vel de deu­da so­bre Ebit­da más ra­zo­na­ble. “La de­pre­cia­ción de las mo­ne­das en los paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos y por­que la com­pa­ñía en Chi­le tie­ne una bue­na par­te de su en­deu­da­mien­to en dó­la­res, su­ma­do a la des­ace­le­ra­ción eco­nó­mi­ca en la re­gión, ha­cía que ese ni­vel es­tu­vie­ra por en­ci­ma de lo que se con­si­de­ra sa­lu­da­ble. Des­pués de esas tres des­in­ver­sio­nes, la com­pa­ñía pue­de que­dar en ni­ve­les más cer­ca­nos de 2,5 a 3 ve­ces deu­da so­bre Ebit­da”, se­ña­la.

EL MER­CA­DO

¿Qué es­tá pa­san­do con los pro­ce­sos de com­pras, fu­sio­nes y ad­qui­si­cio­nes? En Co­lom­bia el mer­ca­do ha es­ta­do re­la­ti­va­men­te quie­to des­pués de la re­for­ma tri­bu­ta­ria, el desáni­mo ge­ne­ra­li­za­do en la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca y la in­cer­ti­dum­bre que tra­di­cio­nal­men­te des­pier­tan las épo­cas elec­to­ra­les. Co­mo ad­vier­te un ban­que­ro de in­ver­sión, “hay mu­chas ope­ra­cio­nes tra­tan­do de con­cre­tar­se, em­pre­sas que­rien­do des­in­ver­tir, pe­ro lo­grar acuer­dos de pre­cios en­tre com­pra­do­res y ven­de­do­res en es­ta co­yun­tu­ra no ha si­do fá­cil”.

Pa­ra Saldarriaga, de In­ver­link, la re­gión en­te­ra se ha des­ace­le­ra­do y los in­ver­sio­nis­tas es­tán apos­tan­do al efecto re­bo­te de paí­ses co­mo Ar­gen­ti­na y Bra­sil, en tan­to que Mé­xi­co avan­za a pe­sar del efecto Trump. “Co­lom­bia ha es­ta­do más quie­to, mien­tras hay más cla­ri­dad de pa­ra dón­de va­mos, y Pe­rú es­tá muy pa­re­ci­do a Co­lom­bia”.

En me­dio de la cal­ma que se ve en la re­gión, es­pe­cial­men­te en Co­lom­bia, en ma­te­ria de gran­des mo­vi­das em­pre­sa­ria­les, la de Ma­si­sa se con­vier­te en una ope­ra­ción in­tere­san­te por la can­ti­dad de ju­ga­do­res y mer­ca­dos que in­cor­po­ró: una ban­ca de in­ver­sión co­lom­bia­na, co­mo In­ver­link, una em­pre­sa chi­le­na que ven­de al­gu­nos de sus ac­ti­vos, un com­pra­dor aus­tria­co que ha­ce su pri­me­ra in­ver­sión en la re­gión y un po­de­ro­so com­pe­ti­dor na­tu­ral. A pe­sar del en­fria­mien­to de las mo­vi­das, los mer­ca­dos bus­can el ca­mino.

La ven­ta de la ofer­ta in­dus­trial de Ma­si­sa en Bra­sil ya pa­re­ce te­ner due­ño: Arau­co, del gru­po chi­leno Co­pec. Se es­pe­ra la apro­ba­ción de las en­ti­da­des de com­pe­ten­cia.

Mau­ri­cio Saldarriaga Pre­si­den­te de In­ver­link

Ro­ber­to Sa­las Ge­ren­te ge­ne­ral de Ma­si­sa

En Co­lom­bia, Ma­si­sa tie­ne una ope­ra­ción co­mer­cial. El año pa­sa­do ven­dió cer­ca de $70.000 mi­llo­nes.

Por las des­in­ver­sio­nes, Ma­si­sa po­dría re­ci­bir cer­ca de US$550 mi­llo­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.