El desa­rro­lla­dor

Una de las gran­des desa­rro­lla­do­ras de soft­wa­re en el país es Hein­sohn y Luis Fer­nan­do Ja­ra­mi­llo la ha li­de­ra­do du­ran­te 17 años y ya lle­va 32 en la com­pa­ñía. Así lo ha he­cho.

Dinero (Colombia) - - SUMARIO -

Tra­ba­jar en una em­pre­sa desa­rro­lla­do­ra de soft­wa­re du­ran­te 32 años es un sue­ño que no mu­chos se dan el lu­jo de al­can­zar. Pe­ro Luis Fer­nan­do Ja­ra­mi­llo, hoy pre­si­den­te del Gru­po Hein­sohn, lo lo­gró. In­gre­só a la com­pa­ñía en 1985 con el ob­je­ti­vo de brin­dar su apor­te pro­fe­sio­nal des­de la ge­ren­cia fi­nan­cie­ra y ad­mi­nis­tra­ti­va y lue­go de pa­sar por di­fe­ren­tes áreas, en 2000 asu­mió las rien­das de la or­ga­ni­za­ción con el fin de con­ver­tir­la en uno de los gran­des ju­ga­do­res de los ser­vi­cios de soft­wa­re, no so­lo en el país sino en la re­gión.

Ad­mi­nis­tra­dor de negocios y es­pe­cia­lis­ta en Fi­nan­zas, egre­sa­do de la Uni­ver­si­dad Ea­fit de Me­de­llín, es quien, jun­to con su equi­po de tra­ba­jo, es­tá de­trás del desa­rro­llo de Ta­xi Éli­te, la nue­va apli­ca­ción de trans­por­te pú­bli­co pre­fe­ren­cial en Bogotá, con la que se bus­ca que los usua­rios re­ci­ban un ser­vi­cio de ca­li­dad a tra­vés de ta­xis, que, ade­más de ser nue­vos, brin­da­rán ma­yor con­fort y con­ta­rán con ser­vi­cios tec­no­ló­gi­cos co­mo in­ter­net.

Es­ta apli­ca­ción se su­ma a la ofer­ta con la que cuen­ta la or­ga­ni­za­ción, que hoy tie­ne pro­duc­tos pa­ra el sec­tor fi­nan­cie­ro, re­cur­sos hu­ma­nos, pen­sio­nes y trans­por­te. Pre­ci­sa­men­te Hein­sohn desa­rro­lló la pla­ta­for­ma del Re­gis­tro Úni­co Nacional de Trán­si­to (Runt).

Cuen­ta Ja­ra­mi­llo que cuan­do lle­gó a Hein­sohn ha­bía so­lo 12 per­so­nas y aho­ra, más de tres dé­ca­das des­pués, li­de­ra un gru­po de 750 co­la­bo­ra­do­res y atien­de a más de 1.000 clien­tes a tra­vés de las com­pa­ñías Hein­sohn Bus­si­nes Tech­no­logy, Hein­sohn Hu­man Glo­bal So­lu­tions y B.O.T Fac­to­ring.

Se sien­te or­gu­llo­so de ma­ne­jar una or­ga­ni­za­ción de ca­pi­tal ne­ta­men­te co­lom­biano, que en 2000 – cuan­do asu­mió la pre­si­den­cia– ven­día $10.000 mi­llo­nes; el año pa­sa­do al­can­zó $60.000 mi­llo­nes y pa­ra 2017 la me­ta es $67.000 mi­llo­nes. Es­ta ci­fra quie­re su­pe­rar­la en 2018, cuan­do pre­vé ven­tas por $77.000 mi­llo­nes.

Con ope­ra­cio­nes en ciu­da­des co­mo Me­de­llín, Ca­li, Pe­rei­ra, Ba­rran­qui­lla, Ma­ni­za­les y Tun­ja, Ja­ra­mi­llo se ha pro­pues­to lle­var a Hein­sohn a otro ni­vel, pues su ob­je­ti­vo es que con­ti­núe con su pro­ce­so de con­so­li­da­ción, no so­lo en el mer­ca­do in­terno sino en el ex­terno, en don­de tie­ne ope­ra­cio­nes di­rec­tas con ofi­ci­nas en Es­ta­dos Uni­dos, Ecua­dor y El Sal­va­dor.

Su ma­yor pa­sión y lo que más dis­fru­ta es tra­ba­jar, ade­más de com­par­tir con su es­po­sa y sus hi­jos, con quie­nes no des­apro­ve­cha fin de se­ma­na pa­ra ju­gar golf, su de­por­te fa­vo­ri­to.

Hin­cha del Nacional, es­te pai­sa que vi­ve en Bogotá des­de que in­gre­só a Hein­sohn no es pre­ten­cio­so con los lo­gros de la em­pre­sa; con­si­de­ra que su apor­te es me­nor al 1% y to­do el cré­di­to se lo da a su equi­po, co­la­bo­ra­do­res que se en­cuen­tran cer­ti­fi­ca­dos en ca­da uno de los pro­ce­sos que rea­li­zan. “Ca­da co­la­bo­ra­dor de­be cer­ti­fi­car­se, pues no so­lo de­be ser es­pe­cia­lis­ta en la par­te téc­ni­ca sino te­ner co­no­ci­mien­to del ne­go­cio pa­ra el cual ha­ce desa­rro­llos”, ex­pli­ca.

Pre­ci­sa­men­te es­te es uno de sus temas fa­vo­ri­tos, por­que es­tá con­ven­ci­do de que las per­so­nas de­ben ge­ne­rar va­lor y brin­dar una con­tri­bu­ción des­de el área en la que desa­rro­llan su tra­ba­jo pro­fe­sio­nal. Pa­ra Ja­ra­mi­llo, ha­ber si­do em­plea­do de la em­pre­sa, al igual que los otros 10 so­cios ac­tua­les, le per­mi­te en­ten­der y va­lo­rar el ne­go­cio, ade­más de su gen­te.

Pre­fie­re las ofi­ci­nas de puer­tas abier­tas y por eso nin­gún em­plea­do ne­ce­si­ta sa­car ci­ta pa­ra co­mu­ni­car­se con él y, aun­que se con­si­de­ra una per­so­na más bien tran­qui­la, no lo es cuan­do por al­gu­na al­gu­na ra­zón no se le cum­ple a un clien­te con lo que ne­ce­si­ta, pues es­tá con­ven­ci­do de que el clien­te siem­pre es­tá pri­me­ro.

Se de­fi­ne co­mo un hom­bre que no le te­me a nin­gún ti­po de au­di­to­ría. Ase­gu­ra que des­de que na­ció la em­pre­sa se ha ci­men­ta­do en el desa­rro­llo de va­lo­res y prin­ci­pios, no so­lo per­so­na­les sino or­ga­ni­za­cio­na­les. En torno a es­te te­ma, no du­da en ha­cer un lla­ma­do pa­ra que es­te sea un es­fuer­zo de país con el fin de te­ner mo­de­los de ne­go­cio au­di­ta­bles.

Pro­yec­ta re­ti­rar­se en un pla­zo no ma­yor a 5 años pa­ra de­jar­les el ca­mino li­bre a quie­nes quie­ren con­ti­nuar con el legado que du­ran­te tan­tos años han cons­trui­do los so­cios y dar un pa­so al cos­ta­do pa­ra de­di­car­se a pres­tar sus ser­vi­cios a or­ga­ni­za­cio­nes o en­ti­da­des de or­den benéfico

Por aho­ra cree que una de las gran­des opor­tu­ni­da­des pa­ra Hein­sohn es­tá en el ne­go­cio de so­lu­cio­nes pa­ra el sec­tor de pen­sio­nes en don­de ha ve­ni­do for­ta­le­cién­do­se y en el que in­cur­sio­nó con la en­tra­da en vi­gen­cia la Ley 100 y hoy es un ser­vi­cio que ya pres­ta en paí­ses co­mo Ar­gen­ti­na.

Ja­ra­mi­llo li­de­ra la ope­ra­ción de una em­pre­sa que el año pa­sa­do ven­dió $60.000 mi­llo­nes y pa­ra el pre­sen­te ejer­ci­cio pro­yec­ta $67.000 mi­llo­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.