He­chos de ace­ro

El dum­ping y la ba­ja de­man­da im­pac­tan la in­dus­tria del ace­ro; sin em­bar­go, las em­pre­sas si­guen apos­tán­do­le al mer­ca­do. En 5 años han in­ver­ti­do más de US$274 mi­llo­nes. Es­te es el pa­no­ra­ma del sec­tor.

Dinero (Colombia) - - SUMARIO -

Los in­dus­tria­les del ace­ro dan la pe­lea en un mer­ca­do que se en­fren­ta no so­lo a una ba­ja en los ni­ve­les de con­su­mo sino a un cre­cien­te vo­lu­men de im­por­ta­cio­nes a pre­cios muy ba­jos. Es­tos dos fac­to­res afec­tan la pro­duc­ción nacional, lo que ha mo­ti­va­do un aná­li­sis mi­nu­cio­so pa­ra de­ter­mi­nar el im­pac­to real de es­tas ope­ra­cio­nes en el mer­ca­do y va­lo­rar po­si­bles ac­cio­nes fu­tu­ras.

Ca­mi­la To­ro, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va del Co­mi­té de Pro­duc­to­res de Ace­ro de la An­di, in­di­ca que la in­dus­tria en­fren­ta dos re­tos im­por­tan­tes frente a la com­pe­ten­cia leal en el mer­ca­do.

Por un la­do, la importación de ba­rras co­rru­ga­das que no tie­nen con­trol de ca­li­dad y que por lo tan­to pue­den po­ner en ries­go la sis­mo-re­sis­ten­cia de las cons­truc­cio­nes, y, por otro, las im­por­ta­cio­nes de pro­duc­tos que no pa­gan los tri­bu­tos adua­ne­ros que co­rres­pon­den, y que adi­cio­nal­men­te pro­vie­nen de paí­ses que sub­si­dian la pro­duc­ción de ace­ro o ha­cen dum­ping, y por lo tan­to com­pi­ten en con­di­cio­nes in­jus­tas.

Se­gún da­tos del Co­mi­té, es­te año se han im­por­ta­do más de 37.000 to­ne­la­das de ba­rras co­rru­ga­das, las cua­les no es­tán sien­do su­je­to de con­trol de ca­li­dad por­que se cla­si­fi­can en una sub­par­ti­da dis­tin­ta que tie­ne unos im­pues­tos me­no­res.

En lo re­fe­ren­te a la pro­duc­ción de ace­ro cru­do, las ci­fras in­di­can que cre­ció 3,5% en­tre enero y ju­lio de es­te año, pe­ro en el mis­mo pe­rio­do en 2016 se re­gis­tró un de­cre­ci­mien­to de 10%. En el ca­so de ace­ros lar­gos, el al­za en es­te pe­rio­do fue de 2%, mien­tras en el mis­mo lap­so del ejer­ci­cio an­te­rior se pre­sen­tó una ba­ja de 9%.

En con­su­mo, las co­sas no son muy di­fe­ren­tes, pues en el pe­rio­do ana­li­za­do se re­gis­tró un de­cre­ci­mien­to de 7%, cuan­do en los mis­mos me­ses de 2016 el dato fue de –4%.

Es­ta pro­ble­má­ti­ca im­pac­ta el nor­mal desa­rro­llo de un sec­tor que en el úl­ti­mo lus­tro ha in­ver­ti­do más de US$274 mi­llo­nes en pro­duc­ti­vi­dad, ca­pa­ci­dad y sos­te­ni­bi­li­dad, ge­ne­ra más de 40.000 em­pleos en­tre di­rec­tos e in­di­rec­tos y pa­ga más de $70.000 mi­llo­nes en im­pues­tos ca­da año.

En es­ta co­yun­tu­ra, la in­dus­tria ve opor­tu­ni­da­des en las gran­des obras de in­fra­es­truc­tu­ra. “Pa­ra las obras de la pri­me­ra ola de 4G, es­ti­ma­mos una de­man­da de ace­ro de 939.000 to­ne­la­das, de las cua­les cer­ca de 500.000 co­rres­pon­den a ti­pos de ace­ro que se pro­du­cen en el país”, ma­ni­fies­ta Ca­mi­la To­ro.

Tam­bién pre­vé que la de­man­da de ace­ro pa­ra con­cre­to ten­ga un com­por­ta­mien­to po­si­ti­vo has­ta 2018, pues se re­que­ri­rán más o me­nos 600.000 to­ne­la­das so­lo pa­ra pro­yec­tos de vi­vien­da sub­si­dia­dos por el Go­bierno, si se cons­tru­yen las 315.000 vi­vien­das ti­po VIS.

CRE­CEN IN­VER­SIO­NES

En me­dio de es­te pa­no­ra­ma, la Si­de­rúr­gi­ca del Oc­ci­den­te (Si­doc) vie­ne cre­cien­do. La fir­ma, que ini­ció ope­ra­cio­nes ha­ce 30 años con una pro­duc­ción de 365 to­ne­la­das de ace­ro al mes, el año pa­sa­do al­can­zó 14.340 to­ne­la­das en pro­me­dio, en 2017 es­pe­ra pro­du­cir 190.000 to­ne­la­das y al­can­zar más de 150.000 to­ne­la­das en la­mi­na­ción.

Es­te re­sul­ta­do es pro­duc­to de la com­pra de los ac­ti­vos de Si­del­pa, pro­pie­dad del Gru­po Dia­co, que de­man­dó una in­ver­sión de $110.000 mi­llo­nes y en la cual em­pe­zó a ope­rar en fe­bre­ro de es­te año. En 2016, Si­doc pro­du­jo 165.369 to­ne­la­das de ace­ro y re­gis­tró ven­tas por $344.000 mi­llo­nes. Pa­ra es­te año la pro­yec­ción de in­gre­sos es de $360.000 mi­llo­nes.

Ha­ce unos años la em­pre­sa tam­bién in­cur­sio­nó en el ne­go­cio co­mer­cial. A tra­vés de “La tien­da del ace­ro” co­mer­cia­li­za ace­ro, ce­men­to y otros in­su­mos ne­ce­sa­rios pa­ra la cons­truc­ción, con lo cual pre­ten­de lle­gar­les de for­ma di­rec­ta a los pe­que­ños cons­truc­to­res y maes­tros de obra y brin­dar­les en un so­lo si­tio los in­su­mos ne­ce­sa­rios pa­ra el desa­rro­llo de sus obras, ya sea de in­fra­es­truc­tu­ra o de vi­vien­da.

Mar­ce­la Me­jía, pre­si­den­te de la or­ga­ni­za­ción, di­ce que el ob­je­ti­vo es po­ten­ciar es­te ne­go­cio co­mer­cial, con la idea de al­can­zar ven­tas por $130.000 mi­llo­nes es­te año.

En es­te mo­men­to son 8 tien­das, pe­ro la idea es ex­ten­der­se a Bue­na­ven­tu­ra, abrir más pun­tos en el Va­lle del Cauca, lle­gar a Po­pa­yán y va­lo­rar la po­si­bi­li­dad de ins­ta­lar­se en la fron­te­ra con Ecua­dor.

La idea de Si­doc, tan­to en cuan­to a más pro­duc­ción co­mo con la ex­pan­sión co­mer­cial, es cu­brir el mer­ca­do de la re­gión su­roc­ci­den­tal del país con to­do el por­ta­fo­lio de pro­duc­tos, que an­te­rior­men­te no te­nía.

En la plan­ta don­de ini­ció y desa­rro­llo su ac­ti­vi­dad so­lo pro­du­cía ace­ro en ba­rras, no po­día ha­cer­lo en chi­pas, co­mo sí lo ha­ce aho­ra y en to­das las re­fe­ren­cias. Tam­bién ini­ció la pro­duc­ción de alam­brón re­fi­la­ble y ma­lla, que tam­po­co ela­bo­ra­ba en el pa­sa­do.

En es­te ne­go­cio in­cur­sio­nó mo­ti­va­da por una me­di­da im­pues­ta a la importación de alam­brón en 2015, la cual ha pro­du­ci­do un im­pac­to po­si­ti­vo. Tres em­pre­sas aho­ra fa­bri­can y ha cre­ci­do 47% la pro­duc­ción

La pro­duc­ción de ace­ro cru­do cre­ció 3,5% en­tre enero y ju­lio de es­te año; frente a un de­cre­ci­mien­to de 10% re­gis­tra­do en el mis­mo pe­rio­do del año pa­sa­do, se­gún da­tos de la An­di.

es­te año. Por su par­te, la plan­ta con la que lo­gró su cre­ci­mien­to y al­can­zó los ma­yo­res ni­ve­les de efi­cien­cia no se que­da­rá quie­ta. El ob­je­ti­vo de Si­doc es me­ter­se en la pro­duc­ción de ace­ros es­pe­cia­les que hoy nin­gu­na com­pa­ñía ela­bo­ra en el país. Es­ta ma­te­ria pri­ma se uti­li­za pa­ra ha­cer he­rra­mien­tas y re­pues­tos pa­ra vehícu­los, en­tre otros.

El plan es po­ner a fun­cio­nar las dos fac­to­rías, pa­ra lo que se re­quie­re una me­jo­ra de la de­man­da y po­der im­por­tar cha­ta­rra, pues Co­lom­bia es de­fi­ci­ta­ria en pro­duc­ción de es­ta ma­te­ria pri­ma o in­clu­so im­por­tar pa­lan­qui­lla, con la idea de ha­cer más vo­lu­men e in­cre­men­tar la par­ti­ci­pa­ción.

La fir­ma va­lle­cau­ca­na tam­bién cuen­ta con su pro­pia flo­ta de 120 ca­mio­nes, la cual le per­mi­te re­co­ger la ma­te­ria pri­ma (cha­ta­rra) y en­tre­gar el pro­duc­to ter­mi­na­do a los clien­tes, re­du­cien­do la in­ter­me­dia­ción y ade­más re­ba­jan­do cos­tos de fle­tes.

Si­doc no so­lo tie­ne pre­sen­cia en el ne­go­cio del ace­ro, tam­bién es pro­pie­ta­ria de Agrí­co­la del Oc­ci­den­te; In­ge­nio del Oc­ci­den­te, que ge­ne­ra ven­tas por $29.000 mi­llo­nes, y tie­ne una par­ti­ci­pa­ción de 26,6% en Ce­men­tos San Mar­cos, que ven­dió $197.000 mi­llo­nes en 2016.

Otra apues­ta en es­te sec­tor la pro­ta­go­ni­za la mul­ti­na­cio­nal Ter­nium, que aca­ba de anun­ciar una in­ver­sión de $270.000 mi­llo­nes en la cons­truc­ción de una nue­va fac­to­ría pa­ra la fa­bri­ca­ción de pro­duc­tos lar­gos en la Cos­ta Ca­ri­be. Mi­guel Ho­mes, pre­si­den­te de la em­pre­sa, ex­pli­ca que la nue­va plan­ta au­men­ta en 250% la ca­pa­ci­dad de pro­duc­ción en Co­lom­bia, per­mi­tien­do sus­ti­tuir im­por­ta­cio­nes y so­bre­pa­sar las 700.000 to­ne­la­das anua­les de pro­duc­tos lar­gos de ace­ro, con­vir­tién­do­se

en el prin­ci­pal pro­duc­tor del país.

Las com­pa­ñías fa­bri­can­tes de pro­duc­tos de ace­ro en Co­lom­bia se la jue­gan pa­ra en­fren­tar a dos gran­des pro­duc­to­res mun­dia­les de es­ta ma­te­ria pri­ma: Chi­na y Tur­quía. Con in­ver­sio­nes y ta­len­to, la apues­ta es de lar­go alien­to.

Es­te año han en­tra­do al país más de 37.000 to­ne­la­das de ba­rras co­rru­ga­das, no su­je­tas a con­trol de ca­li­dad por­que se cla­si­fi­can en una sub­par­ti­da dis­tin­ta, que tie­ne me­no­res im­pues­tos.

Uno de los ob­je­ti­vos de Si­doc es in­cur­sio­nar en el ne­go­cio de ace­ros es­pe­cia­les, que no fa­bri­ca nin­gu­na com­pa­ñía en el país. Mar­ce­la Me­jía Pre­si­den­te de Si­doc

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.