BE­CAS QUE SIEM­BRAN ES­PE­RAN­ZA

Dinero (Colombia) - - ESPECIALES -

Tan so­lo la mi­tad de los ma­tri­cu­la­dos en las uni­ver­si­da­des la­ti­noa­me­ri­ca­nas lo­gra gra­duar­se, y en Co­lom­bia es­ta cifra al­can­za el 37%. La fal­ta de re­cur­sos eco­nó­mi­cos pa­ra con­ti­nuar sus es­tu­dios es una de las cau­sas de la al­ta de­ser­ción, se­gún un in­for­me del Ban­co Mun­dial.

Eli­mi­nar obs­tácu­los pa­ra el ac­ce­so a la edu­ca­ción su­pe­rior a tra­vés de ins­tru­men­tos co­mo be­cas es una de las so­lu­cio­nes que se plan­tean en aquel in­for­me pa­ra dis­mi­nuir la de­ser­ción. Es­te re­to lo vie­ne asu­mien­do Ban­co­lom­bia a tra­vés de su Fun­da­ción, con pro­gra­mas co­mo ‘Be­cas Sue­ños de Paz’, que hoy ha be­ne­fi­cia­do a más de 1.300 jó­ve­nes co­lom­bia­nos.

Más que otor­gar una be­ca, la Fun­da­ción Ban­co­lom­bia bus­ca que los jó­ve­nes cuen­ten con he­rra­mien­tas pa­ra desa­rro­llar sus com­pe­ten­cias, al in­cen­ti­var la rea­li­za­ción de pro­yec­tos pro­duc­ti­vos y de in­ves­ti­ga­ción, que pue­dan im­ple­men­tar pos­te­rior­men­te en sus re­gio­nes de ori­gen, con el fin de trans­for­mar po­si­ti­va­men­te sus co­mu­ni­da­des.

Y en esa tras­for­ma­ción, el desa­rro­llo ru­ral es la nue­va apues­ta de la Fun­da­ción. Es ‘de­vol­ver­le al cam­po la es­pe­ran­za’ y más en la nue­va eta­pa de pos­con­flic­to por la que atra­vie­sa el país. La edu­ca­ción, el em­pren­di­mien­to y las alian­zas, son los tres ejes es­tra­té­gi­cos con los que la Fun­da­ción Ban­co­lom­bia apo­ya­rá más a los jó­ve­nes del cam­po.

Actualmente el pro­gra­ma ‘Be­cas Sue­ños de Paz’ per­mi­te ac­ce­der a la edu­ca­ción su­pe­rior a jó­ve­nes ru­ra­les, ca­ren­tes de re­cur­sos y pro­ce­den­tes de 30 de­par­ta­men­tos del país. Ellos re­ci­ben ma­trí­cu­la y ma­nu­ten­ción has­ta en un 100%, se­gún ex­pli­ca Li­na Ma­ría Mon­to­ya Ma­dri­gal, Di­rec­to­ra Eje­cu­ti­va de la Fun­da­ción Ban­co­lom­bia.

Son jó­ve­nes de es­tra­tos 0, 1 y 2, prio­ri­ta­ria­men­te, ade­más de po­bla­ción afec­ta­da por la vul­ne­ra­bi­li­dad del cam­po co­lom­biano. De los 1.300 be­ne­fi­cia­dos, 54% son mu­je­res y 46% hom­bres, oriun­dos de di­fe­ren­tes par­tes del país.

Pa­ra ac­ce­der a la be­ca de­ben ha­ber cur­sa­do pri­mer se­mes­tre, pa­ra ga­ran­ti­zar que los jó­ve­nes sí es­tán se­gu­ros de con­ti­nuar con la ca­rre­ra. La con­vo­ca­to­ria no la ha­ce di­rec­ta­men­te la Fun­da­ción Ban­co­lom­bia, sino las mis­mas uni­ver­si­da­des a tra­vés de sus pro­gra­mas de bie­nes­tar, y con ba­se en es­te cri­te­rio el pro­gra­ma otor­ga las be­cas que co­bi­jan ma­trí­cu­la y gas­tos de ma­nu­ten­ción –un mon­to que os­ci­la entre $34 mi­llo­nes en el ca­so de las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas y has­ta $100 mi­llo­nes en las pri­va­das.

“El por­cen­ta­je de la ma­trí­cu­la en­tre­ga­do por el ban­co va­ría cuan­do hay alian­zas con las uni­ver­si­da­des u

Con el pro­gra­ma ‘Be­cas Sue­ños de Paz’ de la Fun­da­ción Ban­co­lom­bia, más de 1.300 jó­ve­nes de to­do el país pue­den con­ti­nuar su for­ma­ción pro­fe­sio­nal y trans­for­mar sus vi­das, así co­mo las de sus co­mu­ni­da­des. Uto­pía, pro­gra­ma de la Uni­ver­si­dad de la Sa­lle, que apo­ya Ban­co­lom­bia a tra­vés de su pro­gra­ma Be­cas Sue­ños de Paz, per­mi­te a jó­ve­nes cam­pe­si­nos es­tu­diar in­ge­nie­ría agro­nó­mi­ca con el com­pro­mi­so de vol­ver al cam­po.

Pa­ra Li­na Ma­ría Mon­to­ya Ma­dri­gal, Di­rec­to­ra de la Fun­da­ción Ban­co­lom­bia, el nue­vo en­fo­que de la en­ti­dad es desa­rro­llar el ta­len­to hu­mano del cam­po.

Ed­gar Cal­de­rón es uno de los 150 jó­ve­nes gra­dua­dos gra­cias al pro­gra­ma “Be­cas Sue­ños de Paz” de la Fun­da­ción Ban­co­lom­bia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.