Con aro­ma de ca­cao

Es­te año Co­lom­bia pro­du­ci­rá unas 60.000 toneladas de Ca­cao, cifra his­tó­ri­ca pa­ra un sec­tor que bus­ca es­pa­cio en el ex­te­rior y pre­vé abrir sus pro­pias tien­das en el país. Es­te es el panorama.

Dinero (Colombia) - - PORTADA -

El ca­cao co­lom­biano es­tá de mo­da y no so­lo por el in­cre­men­to en sus vo­lú­me­nes de pro­duc­ción y las opor­tu­ni­da­des en el ex­te­rior; aho­ra los em­pre­sa­rios del gre­mio tie­nen en sus pla­nes la aper­tu­ra de tien­das es­pe­cia­li­za­das pa­ra la ven­ta del pro­duc­to.

Al me­jor es­ti­lo de los ca­fe­te­ros, los ca­cao­cul­to­res ya cuen­tan con su pro­pia ima­gen de mar­ca. Se tra­ta de Ma­ría del Cam­po, ícono que re­pre­sen­ta­rá a las más de 38.000 fa­mi­lias que cul­ti­van es­te grano en el país.

Los em­pre­sa­rios del sec­tor, a tra­vés de la Fe­de­ra­ción Na­cio­nal de Ca­cao­te­ros, rea­li­zan los es­tu­dios co­rres­pon­dien­tes pa­ra co­men­zar a abrir pun­tos de ven­ta. Si bien no se­rá un pro­yec­to a cor­to pla­zo, da­da la co­yun­tu­ra que vive la eco­no­mía, lo que sí se es­pe­ra es que el pró­xi­mo año ha­ya al­go más con­cre­to en torno a es­te pro­yec­to, que ini­cia­ría por Bo­go­tá.

Sin du­da se tra­ta de un sec­tor que es­tá lla­ma­do a con­ver­tir­se en una de las más im­por­tan­tes ac­ti­vi­da­des agroin­dus­tria­les. El año pa­sa­do al­can­zó la má­xi­ma pro­duc­ción en su his­to­ria, con un to­tal de 56.785 toneladas y la pro­yec­ción es que es­te año su­pere es­ta cifra.

La productividad de las áreas sem­bra­das del grano ha ve­ni­do cre­cien­do, lo que per­mi­ti­rá que pa­ra 2017 se al­can­cen unas 60.000 toneladas.

Ci­fras de Fe­deca­cao in­di­can que en el pri­mer se­mes­tre del año se pro­du­je­ron 33.728 toneladas, da­to que evi­den­cia el buen desem­pe­ño del sec­tor en el pre­sen­te pe­rio­do.

Las áreas cul­ti­va­das han ve­ni­do en au­men­to y bue­na par­te de esa siem­bra se da en lu­ga­res del país que han en­fren­ta­do pro­ble­mas de or­den pú­bli­co, los cua­les afec­ta­ron tan­to a los pro­duc­to­res co­mo a las pro­pias áreas de pro­duc­ción, por­que no se po­dían rea­li­zar con­tro­les de ma­le­zas, de en­fer­me­da­des, ni ha­cer un ade­cua­do se­gui­mien­to al desa­rro­llo de las plan­ta­cio­nes y de la co­se­cha.

Sin em­bar­go, es­to no quie­re de­cir que to­das las áreas que es­tán sem­bra­das de ca­cao, o van a es­tar­lo, ne­ce­sa­ria­men­te ha­yan si­do aso­cia­das a cul­ti­vos ilí­ci­tos, ex­pli­ca Eduard Ba­que­ro, pre­si­den­te de Fe­deca­cao. “Hay per­so­nas que, si bien es­ta­ban en zo­nas di­fí­ci­les de or­den pú­bli­co, nun­ca es­tu­vie­ron vin­cu­la­das con cul­ti­vos ilí­ci­tos, pe­ro tam­bién hay quie­nes cam­bia­ron de ac­ti­vi­dad”, pre­ci­sa.

El sec­tor ca­cao­te­ro ha ve­ni­do cre­cien­do de for­ma or­de­na­da y or­ga­ni­za­da, no tan­to en áreas de siem­bras nue­vas, pe­ro sí en re­no­va­ción de plan­ta­cio­nes. El país tie­ne más o me­nos unas 80.000 hec­tá­reas en­ve­je­ci­das de ca­cao y en es­te mo­men­to se han re­no­va­do 10.000, pe­ro la ta­rea pen­dien­te aún es di­fí­cil.

El plan de re­no­va­ción es una de las ini­cia­ti­vas más im­por­tan­tes de la Fe­de­ra­ción.

El ob­je­ti­vo ini­cial era ade­lan­tar el pro­gra­ma en un pla­zo de cinco años; sin em­bar­go, la es­ca­sez de re­cur­sos ha li­mi­ta­do el cum­pli­mien­to de es­te plan.

La agre­mia­ción, di­ce Ba­que­ro, cuen­ta con un mon­to de re­cur­sos im­por­tan­tes por par­te del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, apor­te que per­mi­tió lle­var a ca­bo la pri­me­ra fa­se del pro­yec­to, pe­ro con los re­cor­tes pre­su­pues­ta­les de es­ta car­te­ra, es­te y otros pro­gra­mas se ten­drán que pos­po­ner; pues, a pe­sar de que el Fon­do Na­cio­nal del Ca­cao y la mis­ma Fe­de­ra­ción apor­tan, los re­cur­sos no son su­fi­cien­tes.

Pa­ra la re­no­va­ción de las 10.000 pri­me­ras hec­tá­reas la Fe­de­ra­ción re­ci­bió $18.000 mi­llo­nes que fue­ron des­ti­na­dos a re­no­va­ción y asis­ten­cia téc­ni­ca, ade­más de ini­ciar la siem­bra de 8.000 nue­vas hec­tá­reas.

En es­tas plan­ta­cio­nes aún no hay pro­duc­ción, por­que el ca­cao es un cul­ti­vo de tar­dío rendimiento y los re­sul­ta­dos se ven tres o cuatro años des­pués de la siem­bra.

Arau­ca so­bre­sa­le por la productividad y ca­li­dad del pro­duc­to, lue­go de la la­bor rea­li­za­da de la mano de la Fe­de­ra­ción y las au­to­ri­da­des del de­par­ta­men­to, que han tra­ba­ja­do en el mo­de­lo arau­cano, desaro­lla­do con ca­caos de al­to rendimiento, ca­li­dad y al­tos ni­vles de productividad.

En es­te de­par­ta­men­to hay unas 15.000 hec­tá­reas de ca­cao sem­bra­do, la gran ma­yo­ría con es­te mo­de­lo, di­ce Ba­que­ro, de la Fe­de­ra­ción.

El año pa­sa­do el sec­tor ca­cao­te­ro al­can­zó el ma­yor vo­lu­men de pro­duc­ción de su his­to­ria, con un to­tal de 56.785 toneladas. Pa­ra es­te año se es­pe­ran 60.000 toneladas.

PRE­CIO A LA BA­JA

Si bien la pro­duc­ción ha ve­ni­do en au­men­to, lo que no ha ayu­da­do mu­cho

es el pre­cio. Des­pués de ha­ber al­can­za­do un valor su­pe­rior a los $9.000 el ki­lo­gra­mo en diciembre de 2015, es­te año se ha man­te­ni­do por de­ba­jo de los $6.000 el ki­lo­gra­mo. Ba­jo es­te panorama, la es­tra­te­gia de los ca­cao­cul­to­res se ha cen­tra­do en in­cre­men­tar la productividad por hec­tá­rea.

Ha­ce cer­ca de dos años, el pre­cio del grano al­can­zó ci­fras ele­va­das, de­bi­do a ru­mo­res so­bre la po­si­ble es­ca­sez en Cos­ta de Mar­fil, el ma­yor pro­duc­tor del mun­do.

Sin em­bar­go, lue­go de un tiem­po se evi­den­ció que es­te país afri­cano, al igual que otros de esa mis­ma re­gión, es­ta­ban in­cre­men­tan­do sus vo­lú­me­nes de pro­duc­ción, lo que lle­vó a que los pre­cios vol­vie­ran a ba­jar y se es­ta­bi­li­za­ran en los ni­ve­les que se en­cuen­tran actualmente.

Co­lom­bia es el dé­ci­mo pro­duc­tor de ca­cao en el mun­do y en la re­gión es­tá por de­ba­jo de Ecua­dor, que tie­ne al­re­de­dor de 500.000 hec­tá­reas sem­bra­das, mien­tras en Co­lom­bia hay 174.000; Bra­sil, Pe­rú y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na tam­bién so­bre­pa­san la pro­duc­ción na­cio­nal.

CON LA MI­RA EN EL EX­TE­RIOR

Uno de los fac­to­res a fa­vor del ca­cao co­lom­biano es su ca­li­dad, for­ta­le­za que es re­co­no­ci­da prin­ci­pal­men­te en los paí­ses eu­ro­peos. El grano co­lom­biano se ex­por­ta a mer­ca­dos co­mo Es­pa­ña, Ho­lan­da, Bélgica, Ale­ma­nia e Italia, entre otros.

Un lo­gro im­por­tan­te de em­pre­sa­rios del sec­tor ha si­do in­cur­sio­nar en los mer­ca­dos asiá­ti­cos, lle­gan­do con pro­duc­to a Ma­la­sia a don­de re­cien­te­men­te lle­va­ron 100 toneladas. Es­te país ha­ce unos años era uno de los prin­ci­pa­les pro­duc­to­res de ca­cao; hoy ya no lo es. Una de las for­ta­le­zas del pro­duc­to co­lom­biano en ese mer­ca­do es la al­ta con­cen­tra­ción de man­te­ca de ca­cao.

Las ex­por­ta­cio­nes de ca­cao en grano han re­gis­tra­do un cre­ci­mien­to di­ná­mi­co pro­me­dio del 31,6% en los úl­ti­mos 5 años. Se­gún Pro­co­lom­bia, el año pa­sa­do ex­por­ta­ron 22 em­pre­sas a 16 paí­ses en cuatro con­ti­nen­tes. Por eso, es una de las seis ac­ti­vi­da­des iden­ti­fi­ca­das en la ca­de­na de agroa­li­men­tos prio­ri­za­das por el Mi­nis­te­rio de Co­mer­cio. “El sec­tor del ca­cao y sus de­ri­va­dos es uno de los de ma­yor po­ten­cial de desa­rro­llo”, di­ce Fe­li­pe Ja­ra­mi­llo, pre­si­den­te de Pro­co­lom­bia.

Ba­que­ro ma­ni­fies­ta que las ex­por­ta­cio­nes se han for­ta­le­ci­do y, si se su­man las ven­tas en grano con las de pro­duc­tos se­mi­ela­bo­ra­dos y ela­bo­ra­dos, se po­dría ha­blar de unas 25.000 toneladas que es­tán sien­do co­mer­cia­li­za­das en el ex­te­rior.

Una si­tua­ción bien di­fe­ren­te se pre­sen­ta con las im­por­ta­cio­nes, las cua­les han ba­ja­do de for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va en los úl­ti­mos años. El pro­duc­to, que vie­ne prin­ci­pal­men­te de Ecua­dor y Pe­rú, al­can­zó 2.100 toneladas al

El país tie­ne 80.000 hec­tá­reas en­ve­je­ci­das que re­quie­ren de un pro­ce­so de re­no­va­ción. Fe­deca­cao ha re­no­va­do 10.000 hec­tá­reas.

cie­rre de 2016, mien­tras en el pri­mer se­mes­tre del pre­sen­te año la cifra se ubi­có en 265 toneladas, lo que evi­den­cia una mar­ca­da re­duc­ción.

Sin du­da, el ma­yor re­to pa­ra el sec­tor es la re­no­va­ción de las plan­ta­cio­nes, si quie­re con­ti­nuar con­so­li­dán­do­se co­mo uno de los gran­des ju­ga­do­res de en el negocio cho­co­la­te­ro.

Fe­li­pe Ja­ra­mi­llo Pre­si­den­te de Pro­co­lom­bia

Eduard Ba­que­ro Pre­si­den­te de Fe­deca­cao Co­lom­bia es el dé­ci­mo pro­duc­tor de ca­cao en el mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.