Vis­ta­zo a la Co­lom­bia de 2060

A pun­to de cum­plir 10 años, la Nue­va EPS es hoy la más gran­de del país, con 4,37 mi­llo­nes de afi­lia­dos. Aca­ba de ser ca­pi­ta­li­za­da y se con­vir­tió en ex­per­ta en el ma­ne­jo de la sa­lud de la ter­ce­ra edad.

Dinero (Colombia) - - SUMARIO -

Adi­vi­nar el fu­tu­ro se­ría ideal para po­der pla­ni­fi­car me­jor el país. Sin em­bar­go, sin te­ner do­tes pre­mo­ni­to­rias, Jo­sé Fernando Car­do­na, pre­si­den­te de la Nue­va EPS, se ani­ma a ase­gu­rar que la po­bla­ción que cu­bre su com­pa­ñía es un ade­lan­to de lo que se­rá la Co­lom­bia de 2060, al me­nos en ma­te­ria de sa­lud.

La Nue­va EPS, que en agos­to cum­pli­rá 10 años, na­ció co­mo re­sul­ta­do de la li­qui­da­ción del Ins­ti­tu­to de Se­gu­ros So­cia­les, del que he­re­dó 2’200.000 afi­lia­dos, mu­chos de los cua­les han ve­ni­do en­ve­je­cien­do y hoy 86.000 de ellos tie­nen más de 85 años, es de­cir, dos ve­ces el afo­ro del es­ta­dio El Cam­pín.

“Al na­cer, so­lo 5% de los se­res hu­ma­nos tie­ne al­gu­na en­fer­me­dad cró­ni­ca, pe­ro a los 85 años es 95%. En­ve­je­cer va acom­pa­ña­do de de­te­rio­ro y, en ese sen­ti­do, te­ne­mos una po­bla­ción im­por­tan­te de 1’143.000 per­so­nas con al­gu­na con­di­ción cró­ni­ca (hi­per­ten­sión ar­te­rial, dia­be­tes y pro­ble­mas re­na­les cró­ni­cos) y, por eso, nos he­mos es­pe­cia­li­za­do en aten­der­los”, ex­pli­ca Car­do­na.

Es un he­cho que Co­lom­bia se es­tá en­ve­je­cien­do y, se­gún el Da­ne, de las 776.918 per­so­nas que hoy tie­nen más de 80 años es fac­ti­ble que se pa­se a 800.885 en tan so­lo dos años.

Es­to im­pli­ca­rá gran­des re­tos, no so­lo en ma­te­ria pen­sio­nal, sino de sa­lud. “Por eso, mi­rar a la po­bla­ción que atien­de hoy la Nue­va EPS, que ya lle­ga los 4,3 mi­llo­nes de per­so­nas, es mi­rar Co­lom­bia en 2060. Aten­de­mos 16.000 en­fer­mos de ar­tri­tis, 60.000 con cán­cer, 9.100 con VIH y 697 con es­cle­ro­sis múl­ti­ple; ade­más, ya con­ta­mos con 2.288 tras­plan­ta­dos”, se­ña­la el di­rec­ti­vo, al tiem­po que agre­ga que en la úl­ti­ma dé­ca­da ha du­pli­ca­do la ope­ra­ción, ha­bi­li­tán­do­se para pres­tar ser­vi­cios de ré­gi­men con­tri­bu­ti­vo, sub­si­dia­do y pla­nes com­ple­men­ta­rios.

Co­mo re­sul­ta­do, hoy son la EPS más gran­de del país en nú­me­ro de usua­rios y en in­gre­sos, que tam­bién son más al­tos de­bi­do a que tie­nen un ele­va­do nú­me­ro con pa­cien­tes de al­to cos­to. En 2017 fac­tu­ra­ron $5,8 bi­llo­nes y su par­ti­ci­pa­ción de mer­ca­do to­tal es de 15,3%. Para es­te año as­pi­ran a lle­gar a los $6,4 bi­llo­nes.

En el ré­gi­men con­tri­bu­ti­vo des­ban­ca­ron a Me­di­más (que fue la en­ti­dad que ad­qui­rió a la ex­tin­ta Sa­lud­coop) y en el sub­si­dia­do son

la nú­me­ro sie­te (en es­te ca­so la más gran­de es Coo­sa­lud).

Car­do­na tam­bién des­ta­ca que en gas­tos ad­mi­nis­tra­ti­vos uti­li­zan 5,7% de la UPC (Uni­dad de Pa­go por Ca­pi­ta­ción –que es lo que el Go­bierno pa­ga por ca­da usua­rio–) ubi­cán­do­se por de­ba­jo del pro­me­dio del sec­tor, que es en­tre 7% y 9%. Es­to lo han lo­gra­do, en­tre otras co­sas, gra­cias a que no cuen­tan con clí­ni­cas, hos­pi­ta­les ni cen­tros mé­di­cos de su pro­pie­dad, sino que los con­tra­tan con ter­ce­ros.

“Des­de el prin­ci­pio se de­ci­dió no te­ner Ins­ti­tu­cio­nes Pres­ta­do­ras de Sa­lud (IPS) pro­pias, lo que nos per­mi­te ofre­cer una red más am­plia –2.500 ins­ti­tu­cio­nes– y al­gu­nas eco­no­mías de es­ca­la, aun­que de­bo acep­tar que la des­ven­ta­ja es que en las ciu­da­des don­de no hay com­pe­ten­cia de IPS se nos re­du­ce la ca­pa­ci­dad para ne­go­ciar pre­cios con el úni­co pres­ta­dor”, con­fie­sa.

An­te la pre­gun­ta de por qué no he­re­da­ron tam­bién las clí­ni­cas y hos­pi­ta­les que te­nía el Se­gu­ro So­cial,

Car­do­na res­pon­de que es­tas fue­ron pri­va­ti­za­das y en mu­chos ca­sos las ad­qui­rie­ron uni­ver­si­da­des (así su­ce­dió en Ca­li y

Me­de­llín) y en

Bo­go­tá la an­ti­gua San Pedro Cla­ver se con­vir­tió en Mé­de­ri, lue­go de ser com­pra­da por la Uni­ver­si­dad del Ro­sa­rio, la Or­den Hos­pi­ta­la­ria San Juan de Dios y Com­pen­sar.“hoy es un hos­pi­tal de ex­ce­len­te ni­vel, que para no­so­tros es muy im­por­tan­te, pues 60% de to­dos los pa­cien­tes que atien­den son nues­tros”, pre­ci­sa.

Otra op­ción de la Nue­va EPS es te­ner IPS ex­clu­si­vas para sus usua­rios, que son ope­ra­das por ter­ce­ros y, en ellas, aun­que no tie­nen pro­pie­dad ac­cio­na­ria, sí tie­nen par­ti­ci­pa­ción en su go­bierno cor­po­ra­ti­vo (una clí­ni­ca en Ca­li y una cen­tral de ur­gen­cias en Me­de­llín).

RE­CUR­SOS FRES­COS

Al igual que sus co­le­gas, la Nue­va EPS es­tá en pleno pro­ce­so de ha­bi­li­ta­ción fi­nan­cie­ra, que es una exi­gen­cia del Go­bierno para que for­ta­lez­can su pa­tri­mo­nio y sus re­ser­vas, al tiem­po que es­ta­ble­cen un ré­gi­men in­ver­sio­nes para ga­ran­ti­zar que los re­cur­sos de su ope­ra­ción se man­ten­gan lí­qui­dos. “Es­tas me­di­das eran ne­ce­sa­rias por­que an­te­rior­men­te para cons­ti­tuir una EPS del ré­gi­men sub­si­dia­do se exi­gían $50 mi­llo­nes y $500 mi­llo­nes para una del con­tri­bu­ti­vo, pe­ro el pro­ble­ma es que hoy ca­da gru­po ad­mi­nis­tra en­tre $13 bi­llo­nes y $14 bi­llo­nes. Ma­ne­ja­mos al­tos re­cur­sos, lo que vuel­ve in­dis­pen­sa­ble el for­ta­le­ci­mien­to pa­tri­mo­nial”, reite­ra Car­do­na.

Por es­te mo­ti­vo, los ac­cio­nis­tas de la Nue­va EPS (Ca­fam, Col­sub­si­dio, Com­pen­sar y Com­fe­nal­co Va­lle –que po­seen 50% + 1 ac­ción– y el go­bierno na­cio­nal a tra­vés de Po­si­ti­va Com­pa­ñía de Se­gu­ros –con el 50% -1 ac­ción–) la han ca­pi­ta­li­za­do con $228.860 mi­llo­nes du­ran­te los úl­ti­mos tres años y se com­pro­me­tie­ron a no dis­tri­buir ex­ce­den­tes has­ta 2021. Ese di­ne­ro se­rá rein­ver­ti­do en la em­pre­sa. Los ex­per­tos del sec­tor sa­lud es­ti­man que va­rias EPS in­cum­pli­rán con la ha­bi­li­ta­ción fi­nan­cie­ra, lo que im­pli­ca­ría su sa­li­da del mer­ca­do. Car­do­na di­ce que la de­ci­sión de los ac­cio­nis­tas de la Nue­va EPS es for­ta­le­cer­la, más que cre­cer­la vía ad­qui­si­cio­nes. No obs­tan­te, tie­ne cla­ro que, si por al­gu­na ra­zón se lle­ga li­qui­dar otra EPS, por re­gla de dis­tri­bu­ción de afi­lia­dos, les co­rres­pon­de­ría re­ci­bir un nú­me­ro im­por­tan­te da­da su am­plia co­ber­tu­ra (es­tán en 1.113 mu­ni­ci­pios)

Pe­se al rui­do que hay al­re­de­dor de Me­di­más, Car­do­na no cree que va­ya a sa­lir del mer­ca­do, pues en su con­cep­to sus pro­ble­mas son más de ín­do­le so­cie­ta­rio que ope­ra­ti­vos y, por el con­tra­rio, lo que ve es una com­pe­ten­cia du­ra con otras EPS, pues to­das quie­ren cre­cer.

Al ser la EPS más gran­de, sus ci­fras son des­ta­ca­das: ca­da mi­nu­to que pa­sa atien­den 35 con­sul­tas, ha­cen 5 ur­gen­cias y en­tre­gan 37 fór­mu­las.

OJO A CUI­DA­DO­RES

Con res­pec­to a su con­di­ción de em­pre­sa mix­ta (con pro­pie­dad pú­bli­ca y pri­va­da), Car­do­na ex­pli­ca que el Go­bierno ha te­ni­do la de­li­ca­de­za de no car­gar­les asun­tos que arries­guen la via­bi­li­dad de la com­pa­ñía, aun­que sí man­tie­nen ope­ra­cio­nes no ren­ta­bles co­mo par­te de su fun­ción so­cial (ver re­cua­dro).

No obs­tan­te, Car­do­na reite­ra que el te­ma ac­tual es apren­der a tra­tar a la ter­ce­ra edad, que no so­lo im­pli­ca los cos­tos de aten­ción y me­di­ca­men­tos, sino de cui­da­do­res, que más que en­fer­me­ras son per­so­nas que los acom­pa­ñan, les dan su me­di­ci­na, los vol­tean en la ca­ma o los lle­van al ba­ño.

El cos­to por cui­da­dor es de $2’100.000 men­sua­les, pues son tra­ba­jos de 24 ho­ras que se ori­gi­nan en la re­duc­ción de la fa­mi­lia ex­ten­di­da en el país y que son fi­nan­cia­dos a pun­ta de re­co­bros. El di­rec­ti­vo se pre­gun­ta si va­le la pe­na eva­luar que ese cos­to lo pa­guen los ser­vi­cios so­cia­les o que si­gan res­pon­dien­do las EPS. Otro de­ba­te para la Co­lom­bia del fu­tu­ro.

Un mi­llón de los afi­lia­dos a la Nue­va EPS su­pe­ran los 45 años. Así mis­mo, hay una al­ta pro­por­ción de en­fer­mos de al­to cos­to.

Jo­sé Fernando Car­do­na Pre­si­den­te de la Nue­va EPS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.