An­tia­po­lo­gía ca­pi­tal

Dinero (Colombia) - - SUMARIO -

La mi­cro de la ma­cro re­ve­la que el pro­ble­ma de Co­lom­bia es Bo­go­tá: es un mito que Co­lom­bia pa­ra desa­rro­llar­se mi­re a la Ca­pi­tal. 18% de la po­bla­ción y 26% del PIB del país con­di­cio­nan la sa­lud y el bie­nes­tar eco­nó­mi­co del otro 82% de la po­bla­ción y 74% del PIB.

La in­fla­ción del año pa­sa­do en la ca­pi­tal de Co­lom­bia fue de 4,63%, la ma­yor de to­do el país. Co­mo Bo­go­tá pe­sa 42,5% del ín­di­ce de pre­cios al con­su­mi­dor de Co­lom­bia, con­tri­bu­yó con 48,2% de la in­fla­ción de 2017. En par­te, el in­cum­pli­mien­to de la me­ta de in­fla­ción del Ban­co Cen­tral en 2017 se de­be a Bo­go­tá. Sin la ca­pi­tal, la in­fla­ción del año pa­sa­do en Co­lom­bia hu­bie­ra si­do 3,69%.

Es una reali­dad es­ta di­ver­gen­cia den­tro del país. Es­pe­cial­men­te por­que 17 de las 23 prin­ci­pa­les ciu­da­des de Co­lom­bia cum­plie­ron con el ran­go que re­pre­sen­ta la es­ta­bi­li­dad de pre­cio y so­lo seis, en­tre ellas Bo­go­tá, no lo hi­cie­ron, al man­te­ner­se en di­ciem­bre por en­ci­ma de 4%.

La in­fla­ción de ciu­da­des co­mo Nei­va, Vi­lla­vi­cen­cio, Sin­ce­le­jo y Rioha­cha tam­po­co cum­plie­ron la me­ta, pe­ro no por­que el cre­ci­mien­to en los pre­cios fue­ra su­pe­rior al 4 % sino por­que se ubi­ca­ron por de­ba­jo del ran­go me­ta; es de­cir, es­tu­vie­ron por de­ba­jo de 2%.

Aho­ra, en el pri­mer mes la in­fla­ción cum­ple la me­ta del Ban­co de la Re­pú­bli­ca, en par­te por­que la ca­pi­tal, que si­gue sin cum­plir la me­ta, ba­jó de 4,63% fi­na­li­zan­do 2017 a 4,21% de enero. La otra ciu­dad que tam­po­co cum­ple es Pe­rei­ra, pe­ro di­cha ciu­dad so­lo pe­sa el 2,2% del IPC de Co­lom­bia. Sin la ca­pi­tal, la in­fla­ción de los úl­ti­mos do­ce me­ses, tras el pri­mer mes de 2018, se ubi­ca en 3,28%.

Es­ta di­fe­ren­cia en­tre Bo­go­tá y el res­to de Co­lom­bia se asi­mi­la a las di­fe­ren­cias de in­fla­ción por in­gre­sos. La de Bo­go­tá es pa­re­ci­da a la de ho­ga­res de al­tos in­gre­sos y la del res­to del país a la in­fla­ción de fa­mi­lias de ba­jos in­gre­sos.

El pe­so de Bo­go­tá en el IPC de Co­lom­bia es­tá muy por en­ci­ma de 26%, que es su pe­so en el PIB. Pe­ro esa di­fe­ren­cia se ex­pli­ca en gran par­te por el pe­so de la ca­pi­tal en el co­mer­cio na­cio­nal, que es al­re­de­dor de 37%.

Ese pe­so en el co­mer­cio en el año 2000 era ca­si igual al del PIB, 26,5%. El cre­cien­te pe­so de Bo­go­tá se ex­pli­ca por­que la ciu­dad ha con­tri­bui­do 48% al cre­ci­mien­to del co­mer­cio en Co­lom­bia des­de el co­mien­zo del si­glo. A su vez, la enor­me con­tri­bu­ción es­tá es­tre­cha­men­te li­ga­da al ab­sur­do pe­so de Bo­go­tá con el dé­fi­cit co­mer­cial del país con el mun­do. Pa­ra ex­pli­car­lo, to­me­mos el ca­so de los bie­nes de con­su­mo, que son po­co más del 40% del dé­fi­cit co­mer­cial de Co­lom­bia el año pa­sa­do. Los da­tos de 2017 in­di­can que Bo­go­tá par­ti­ci­pó con 106,4% del dé­fi­cit co­mer­cial en es­te ti­po de bie­nes. Ima­gí­nen­se, mien­tras el to­tal del país dis­mi­nu­yó el dé­fi­cit co­mer­cial con el mun­do en bie­nes de con­su­mo, Bo­go­tá lo au­men­tó. Más ilus­tra­ti­vo es que no so­lo el dé­fi­cit de la ca­pi­tal fue más gran­de que el de to­da Co­lom­bia, sino que sin Bo­go­tá el país ten­dría un su­pe­rá­vit con el mun­do en bie­nes de con­su­mo. Ojo, Bo­go­tá tie­ne en bie­nes de con­su­mo dé­fi­cit con más de 100 so­cios co­mer­cia­les.

Aun­que sin Bo­go­tá Co­lom­bia se­gui­ría con un dé­fi­cit co­mer­cial en bie­nes de con­su­mo du­ra­de­ro su­pe­rior US$1.000 mi­llo­nes, el mis­mo se­ría más que com­pen­sa­do por el su­pe­rá­vit en bie­nes de con­su­mo no du­ra­de­ro ge­ne­ra­do en 60% por An­tio­quia.

El enor­me dé­fi­cit co­mer­cial en bie­nes de con­su­mo du­ra­de­ro de Bo­go­tá se ex­pli­ca por su ba­jo pe­so en las ex­por­ta­cio­nes y el des­pro­por­cio­na­do pe­so en las im­por­ta­cio­nes de ese ti­po de bie­nes fren­te al país. Las ex­por­ta­cio­nes de la ca­pi­tal son el 21% del país, ci­fra in­fe­rior a su pe­so en la eco­no­mía na­cio­nal. Así mis­mo, la ciu­dad pe­sa 56% en las im­por­ta­cio­nes de bie­nes de con­su­mo de Co­lom­bia. Des­de una pers­pec­ti­va his­tó­ri­ca, Bo­go­tá con­tri­bu­ye con 74% del cre­ci­mien­to de las im­por­ta­cio­nes de con­su­mo del país des­de el año 2009.

Los pro­ble­mas ma­cro­eco­nó­mi­cos de Co­lom­bia son sín­to­mas y no en­fer­me­da­des en sí mis­mas, co­mo bien se­ña­ló Juan Ri­car­do Ortega en el gran fo­ro “Se­ma­na-di­ne­ro: ¿Pa­ra dón­de va el país?”. No se tra­ta de la en­fer­me­dad ho­lan­de­sa de Co­lom­bia sino de la im­pro­duc­ti­vi­dad de Bo­go­tá lo que vie­ne car­co­mien­do el cre­ci­mien­to del país con al­tos o ba­jos pre­cios del pe­tró­leo. ¡No di­ga­mos más men­ti­ras ni guar­de­mos más los se­cre­tos!

Si se com­pren­de la mi­cro se en­tien­de el efec­to en la ma­cro. Si so­lo se com­pren­de la ma­cro, inevi­ta­ble­men­te y sin an­ti­ci­par­se se en­fer­ma­rá por el con­ta­gio de la mi­cro. La im­pro­duc­ti­vi­dad de Bo­go­tá ne­ce­si­ta una al­tí­si­ma ta­sa de cam­bio, ge­ne­ra una gran fra­gi­li­dad ex­ter­na, im­pac­ta des­pro­por­cio­na­da­men­te la in­fla­ción en Co­lom­bia y de­ter­mi­na o condiciona las ta­sas de in­te­rés de to­dos los co­lom­bia­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.