La cri­sis de 2020

El Go­bierno no tie­ne el ca­pi­tal po­lí­ti­co ni una es­tra­te­gia cla­ra pa­ra en­fren­tar los ries­gos ex­ter­nos.

Dinero (Colombia) - - CONTENTS -

La ex­pan­sión en Es­ta­dos Uni­dos des­de 2009 ha si­do la más pro­lon­ga­da de la his­to­ria. La ta­sa de des­em­pleo es­tá por de­ba­jo de 4% y la in­fla­ción to­da­vía no reac­cio­na. A pe­sar de los ama­gos de una gue­rra co­mer­cial con Chi­na y de otras tor­pe­zas de Trump, hay op­ti­mis­mo en­tre los in­ver­sio­nis­tas y los pre­cios de las ac­cio­nes su­pe­ran en mu­cho lo que jus­ti­fi­ca­rían las pers­pec­ti­vas de ga­nan­cias de las em­pre­sas. Hay fie­bre de fu­sio­nes y ad­qui­si­cio­nes en­tre grandes em­pre­sas por va­lo­res exor­bi­tan­tes que nun­ca an­tes se ha­bían al­can­za­do.

To­do es­to hue­le a preám­bu­lo de una nue­va cri­sis, y así lo creen al­gu­nos de los ana­lis­tas in­de­pen­dien­tes más agu­dos, en­tre ellos Nou­riel Rou­bi­ni de NYU, quien se hi­zo fa­mo­so ha­ce una dé­ca­da por sus pre­dic­cio­nes y aná­li­sis de la Gran Re­ce­sión. Jun­to con su co­le­ga Bru­ne­llo Ro­sa, de la Lon­don School of Eco­no­mics, han cons­trui­do un es­ce­na­rio de una po­si­ble cri­sis en 2020 que de­be­ría preo­cu­par­nos en Co­lom­bia.

Da­do el mo­men­to del ci­clo, Es­ta­dos Uni­dos no de­be­ría te­ner una po­lí­ti­ca fis­cal ex­pan­si­va, in­du­ci­da por re­duc­cio­nes de impuestos. En vez de te­ner un dé­fi­cit fis­cal cre­cien­te, de­be­ría te­ner un su­pe­rá­vit en pre­vi­sión de tiem­pos di­fí­ci­les. Tam­bién se le ha he­cho tar­de a la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria. Los au­men­tos tan len­tos de la ta­sa de in­te­rés y el ba­lan­ce tan abul­ta­do de la Re­ser­va Fe­de­ral no le de­ja­rán el es­pa­cio su­fi­cien­te pa­ra reac­cio­nar an­te un sú­bi­to cam­bio de vien­tos. En Eu­ro­pa las co­sas no son muy dis­tin­tas, con el agra­van­te de una cre­cien­te po­la­ri­za­ción po­lí­ti­ca que es­tá re­que­bra­jan­do la ar­mo­nía en­tre al­gu­nos países y de que es in­cier­to el desen­la­ce del Bre­xit. El di­na­mis­mo de Chi­na lu­ce me­nos ro­bus­to que nun­ca, no so­lo por las agre­sio­nes co­mer­cia­les de Es­ta­dos Uni­dos, sino por los ries­gos del ele­va­do en­deu­da­mien­to in­terno de sus em­pre­sas y los ex­ce­sos de ca­pa­ci­dad pro­duc­ti­va.

Por to­das es­tas ra­zo­nes, se­gún Rou­bi­ni y Ro­sa, pue­de ha­ber una cri­sis mun­dial en 2020. Es muy po­si­ble que se des­en­ca­de­ne en Es­ta­dos Uni­dos, da­do que Trump, lu­chan­do por su re­elec­ción, es­ta­rá dis­pues­to a co­me­ter una es­tu­pi­dez bé­li­ca, a de­bi­li­tar a la Fed o a cual­quier otra co­sa.

El pa­no­ra­ma ma­cro en Co­lom­bia pa­ra ese mo­men­to no es­tá des­pe­ja­do. Pa­re­ce di­fí­cil ba­jar el dé­fi­cit fis­cal pa­ra man­te­ner­se en la sen­da exi­gi­da por la re­gla fis­cal. En pa­la­bras de Mau­ri­cio Cár­de­nas, des­pués de ocho años a car­go de las fi­nan­zas pú­bli­cas: “en au­sen­cia de nue­vos in­gre­sos, lo­grar es­te ob­je­ti­vo exi­gi­ría re­cor­tar el gas­to aún más (el gas­to del Go­bierno ya ha caí­do en cer­ca de 1,5% del PIB en­tre 2013 y 2018), lo que se­ría muy cos­to­so pa­ra la equi­dad y el cre­ci­mien­to. Se­ría inevi­ta­ble re­du­cir la co­ber­tu­ra de pro­gra­mas so­cia­les de gran im­por­tan­cia, así co­mo eli­mi­nar cier­tos sub­si­dios con al­to cos­to po­lí­ti­co. Aun­que los ma­yo­res pre­cios actuales del pe­tró­leo ayu­da­rán a ge­ne­rar in­gre­sos fis­ca­les adicionales no pre­vis­tos, es­to no se­rá su­fi­cien­te.”

El ac­tual go­bierno no cuen­ta con el ca­pi­tal po­lí­ti­co su­fi­cien­te ni, apa­ren­te­men­te, una es­tra­te­gia cla­ra pa­ra re­du­cir el dé­fi­cit fis­cal. Los “com­bos” pro­pues­tos por el mi­nis­tro Ca­rras­qui­lla al Con­gre­so han si­do cri­ti­ca­dos por va­rios ana­lis­tas por ries­go­sos, es­pe­cial­men­te si se re­du­ce la ta­sa del IVA. Las di­fe­ren­cias de opi­nión en­tre el Pre­si­den­te, el Mi­nis­tro y el Se­na­dor Uri­be en asun­tos eco­nó­mi­cos cru­cia­les no au­gu­ran una reacción con­tun­den­te y rá­pi­da pa­ra to­mar me­di­das si lle­gan a ser ne­ce­sa­rias an­te un de­te­rio­ro del pa­no­ra­ma ex­terno. Pue­de ha­ber una fu­ga de ca­pi­ta­les si se pier­de la con­fian­za en el ma­ne­jo eco­nó­mi­co.

Co­lom­bia su­peró bas­tan­te bien los ama­gos re­cien­tes de cri­sis de los mer­ca­dos emer­gen­tes que em­pe­za­ron en Tur­quía y gol­pea­ron fuer­te­men­te a Ar­gen­ti­na. Lo mis­mo ocu­rrió en 1997 con la cri­sis de Tailandia. Pe­ro no cuan­do vino un se­gun­do re­me­zón des­de Ru­sia en 1998, y en for­ma inopor­tu­na Juan Ca­mi­lo Res­tre­po (re­cién po­se­sio­na­do co­mo pri­mer Mi­nis­tro de Ha­cien­da de Pastrana) de­ci­dió ba­jar en un pun­to la ta­sa del IVA. Po­co des­pués per­di­mos el gra­do de in­ver­sión y nos hun­di­mos en la re­ce­sión de fin de si­glo. El acuer­do que fue ne­ce­sa­rio fir­mar con el Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal po­co más tar­de lle­vó a re­ver­tir esa me­di­da.

Las con­di­cio­nes ma­cro son aho­ra mu­cho más só­li­das: el ti­po de cam­bio es fle­xi­ble, los ries­gos sis­té­mi­cos del sec­tor fi­nan­cie­ro son mo­ni­to­rea­dos en for­ma ri­gu­ro­sa, no hay una bur­bu­ja de fin­ca raíz… pe­ro se­ría me­jor no ju­gar con can­de­la.

LAS DI­FE­REN­CIAS DE OPI­NIÓN EN­TRE EL PRE­SI­DEN­TE, EL MI­NIS­TRO Y EL SE­NA­DOR URI­BE EN ASUN­TOS ECO­NÓ­MI­COS CRU­CIA­LES NO AU­GU­RAN UNA REACCIÓN CON­TUN­DEN­TE Y RÁ­PI­DA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.