Ojos bien abier­tos

El sec­tor fi­nan­cie­ro vi­ve un cam­bio ex­tre­mo, no so­lo en lo re­gu­la­to­rio sino por ajus­tes en los ne­go­cios. Pe­ro 4 te­mas en la co­yun­tu­ra se lle­van la aten­ción.

Dinero (Colombia) - - CONTENTS -

La trans­for­ma­ción de los ne­go­cios fi­nan­cie­ros avan­za a ve­lo­ci­da­des muy rá­pi­das. La in­cor­po­ra­ción de las fin­tech, el au­ge de los crip­to­ac­ti­vos y has­ta las con­so­li­da­cio­nes de ju­ga­do­res es­tán aca­pa­ran­do la aten­ción en el fu­tu­ro cer­cano.

La Su­per­in­ten­den­cia Fi­nan­cie­ra avan­za en la cons­truc­ción de he­rra­mien­tas pa­ra te­ner una me­jor y más efec­ti­va pro­tec­ción al con­su­mi­dor fi­nan­cie­ro. El sec­tor se es­tá mo­vien­do ha­cia una ma­yor fle­xi­bi­li­za­ción de pro­duc­tos y om­ni­ca­na­li­dad. “El sis­te­ma fi­nan­cie­ro se va a trans­for­mar en uno que va a ad­mi­nis­trar mu­cha in­for­ma­ción, más que pla­ta”, di­ce Jor­ge Cas­ta­ño, su­per­in­ten­den­te Fi­nan­cie­ro.

Sin em­bar­go, to­dos es­tos ajus­tes se es­tán dan­do en una co­yun­tu­ra com­pli­ca­da, don­de la eco­no­mía no al­can­za su cre­ci­mien­to po­ten­cial, la car­te­ra cor­po­ra­ti­va tie­ne se­ña­les iden­ti­fi­ca­das de ries­go y el en­torno in­ter­na­cio­nal em­pie­za a en­ra­re­cer­se. ¿Cuá­les son los 4 te­mas cla­ve hoy en el sec­tor?

_ Con­glo­me­ra­dos

Re­cien­te­men­te S&P le cam­bió el outlook de ne­ga­ti­vo a es­ta­ble al sis­te­ma fi­nan­cie­ro por dos ra­zo­nes: la ley de con­glo­me­ra­dos y por la ta­rea de la Su­per­fi­nan­cie­ra en la ges­tión de ries­go de cré­di­to y el de­cre­to de Basilea III.

Pa­ra ajus­tar­se a los cam­bios, la en­ti­dad ha ve­ni­do in­cor­po­ran­do nor­mas re­fe­ren­tes a con­glo­me­ra­dos pa­ra ha­cer una su­per­vi­sión com­pren­si­va y con­so­li­da­da. Te­mas co­mo la sol­ven­cia –cuán­to ne­ce­si­ta pa­ra ope­rar, pe­ro cuán­to de­be te­ner (la ra­zón va a ser en pro­me­dio en­tre 140% y 150%)–, ju­ris­dic­cio­nes –ope­ra­cio­nes y es­truc­tu­ras– y re­ve­la­ción de in­for­ma­ción han ve­ni­do ajus­tán­do­se. Por una par­te, los con­glo­me­ra­dos es­tán mo­vién­do­se en ven­tas, fu­sio­nes, or­ga­ni­za­ción de ac­ti­vos pa­ra crear es­truc­tu­ras más li­via­nas y trans­pa­ren­tes.

Por otra, se em­pe­za­ron a co­no­cer los da­tos fuer­tes de los con­glo­me­ra­dos, por ejem­plo, el pa­tri­mo­nio téc­ni­co con cor­te a 2017: en Gru­po Bo­lí­var as­cien­de a $12,9 bi­llo­nes; en el ca­so de Su­ra-ban­co­lom­bia es de $24 bi­llo­nes; y pa­ra Gru­po Aval lle­ga a $23 bi­llo­nes. El in­di­ca­dor mí­ni­mo de sol­ven­cia en Co­lom­bia es 9, es­te ca­pi­tal de­be man­te­ner­se en esos ni­ve­les, pe­ro por los com­pro­mi­sos con las ca­li­fi­ca­do­ras y los in­ver­sio­nis­tas in­ter­na­cio­na­les, de­ben te­ner una sol­ven­cia de 13,5. “No es­pe­ro na­da di­fe­ren­te a que en los pró­xi­mos años los ban­cos va­yan a te­ner que op­ti­mi­zar mu­cho su ca­pi­tal y me­ter pla­ta pa­ra cre­cer”, se­ña­la Jor­ge Cas­ta­ño, su­per­in­ten­den­te Fi­nan­cie­ro.

Sin em­bar­go, una de las grandes du­das en el mer­ca­do ha si­do la ope­ra­ción en­tre vin­cu­la­dos.

“El de­cre­to de vin­cu­la­dos lo que ha­ce es de­fi­nir unas re­glas del jue­go nue­vas pa­ra las ope­ra­cio­nes no so­lo de cré­di­to sino de to­da cla­se, ges­tio­nan­do de me­jor for­ma el con­flic­to de in­te­rés”, di­ce Cas­ta­ño. La nor­ma es­ta­ble­ce un lí­mi­te del 8% del pa­tri­mo­nio téc­ni­co en las ope­ra­cio­nes en­tre vin­cu­la­dos. La ley de con­glo­me­ra­dos tie­ne dos fe­chas de en­tra­da: una, en fe­bre­ro del año en­tran­te pa­ra lo re­la­cio­na­do con ni­vel de ca­pi­tal ade­cua­do, y otra, la de vin­cu­la­dos, el 6 de fe­bre­ro de 2020.

A LA SU­PER­FI­NAN­CIE­RA HAN LLE­GA­DO MÁS DE 54 SO­LI­CI­TU­DES DE EM­PREN­DE­DO­RES.

_ La Mi­sión

La mi­sión del mer­ca­do de ca­pi­ta­les es­tá to­man­do for­ma. Pa­ra Cas­ta­ño, los diag­nós­ti­cos van a con­du­cir a una reali­dad muy com­ple­ja: có­mo in­cen­ti­var la de­man­da de la fi­nan­cia­ción, pues las em­pre­sas no es­tán de­man­dan­do cré­di­to ni ha­cien­do emi­sio­nes, y no son ne­ce­sa­ria­men­te los cos­tos ni las di­fi­cul­ta­des. “Es que el ajus­te en el ci­clo eco­nó­mi­co y la ne­ce­si­dad de di­ver­si­fi­car nues­tra eco­no­mía pa­ra traer más emi­so­res es una ta­rea que pa­re­ce fá­cil de­cir­la, pe­ro es muy com­ple­ja. Mien­tras no ten­ga­mos un sis­te­ma pro­duc­ti­vo que re­quie­ra re­cur­sos pa­ra con­ti­nuar en su desa­rro­llo, el mer­ca­do no va avan­zar. Nues­tro mer­ca­do es­tá con­cen­tra­do en tí­tu­los de deu­da pú­bli­ca –en­tre 80%85%–; 10%-12% son ac­cio­nes y la deu­da pri­va­da tam­po­co fun­cio­na”. Una de las pre­gun­tas cla­ve es si pa­sa­mos a un mun­do más fle­xi­ble en el ré­gi­men de in­ver­sio­nes de los ad­mi­nis­tra­do­res ins­ti­tu­cio­na­les. “Es mo­ver­se a dar­les más fle­xi­bi­li­dad a los fon­dos de pen­sio­nes, pe­ro tam­bién ne­ce­si­ta­mos más com­pe­ten­cia”, di­ce.

El rol del sec­tor en la con­tra­ta­ción pú­bli­ca De­ci­sio­nes que se han to­ma­do o es­ce­na­rios que no es­ta­ban con­tem­pla­dos es­tán po­nien­do en ja­que la par­ti­ci­pa­ción del sec­tor en la con­tra­ta­ción pú­bli­ca. La li­qui­da­ción del con­tra­to de Ru­ta del Sol II ha si­do un ver­da­de­ro ga­li­ma­tías ju­rí­di­co y, aun­que es­tá a la es­pe­ra del tri­bu­nal de ar­bi­tra­men­to, la trans­for­ma­ción que se hi­zo a la Ley de In­fra­es­truc­tu­ra pa­ra dar­les se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca a los ban­cos es­tá hoy en el lim­bo por una de­man­da de cons­ti­tu­cio­na­li­dad y por la pre­sen­ta­ción de un nue­vo pro­yec­to pa­ra mo­di­fi­car­la. En­tre­tan­to, el sec­tor fi­du­cia­rio y el ase­gu­ra­dor es­tán en aler­ta por el fa­llo de la Con­tra­lo­ría en un ca­so de ba­su­ras en Bo­go­tá en el que san­cio­nó a los ope­ra­do­res e in­clu­yó a las fi­du­cia­rias –que a jui­cio de su gre­mio, ha­bían cum­pli­do con el con­tra­to en el ma­ne­jo de los re­cur­sos– y los ase­gu­ra­do­res tu­vie­ron que ac­tuar co­mo ga­ran­tes. Y es­to abrió la puer­ta pa­ra vin­cu­lar­los: ya al­gu­nas rease­gu­ra­do­ras in­ter­na­cio­na­les se han que­ja­do de la fal­ta de cer­te­za ju­rí­di­ca y en ca­sos co­mo el de Re­fi­car el va­lor de las pó­li­zas ini­cial­men­te con­tem­pla­das au­men­ta y las ase­gu­ra­do­ras en­tran en los pro­ce­sos de res­pon­sa­bi­li­dad fis­cal. El es­ce­na­rio es dra­má­ti­co: sin cré­di­tos, ni pó­li­zas de cum­pli­mien­to, ni fi­du­cia pú­bli­ca. El pro­yec­to de ley que ra­di­có la Pro­cu­ra­du­ría so­bre res­pon­sa­bi­li­dad pe­nal de las per­so­nas ju­rí­di­cas en co­rrup­ción, di­ce –por ejem­plo– que las com­pa­ñías de se­gu­ros pue­den ser res­pon­sa­bles y les pue­den apli­car has­ta tres ve­ces el va­lor de la mul­ta. “Uno de los grandes re­tos es có­mo lo­grar que la in­dus­tria fi­nan­cie­ra pue­da des­tra­bar las di­fi­cul­ta­des pa­ra efec­tos de ha­cer su ta­rea”, di­ce Cas­ta­ño.

Los chi­cha­rro­nes La bue­na no­ti­cia en el sec­tor es que se es­tá dan­do una des­ace­le­ra­ción en la car­te­ra ven­ci­da que tuvo ‘ve­lo­ci­da­des’ has­ta de 50% y hoy es­tá por en­ci­ma de 10%. Gran par­te de ella ha es­ta­do im­pul­sa­da por ca­sos icó­ni­cos: Electricaribe, Ru­ta del Sol y gran par­te de los sis­te­mas de trans­por­te ma­si­vo. Sin em­bar­go, en la Su­per­fi­nan­cie­ra han pues­to los ojos so­bre dos sec­to­res que po­drían ge­ne­rar una preo­cu­pa­ción ma­yor: cons­truc­ción y sa­lud. En el pri­me­ro, el to­tal de deu­da de los cons­truc­to­res con el sis­te­ma fi­nan­cie­ro as­cien­de a $14 bi­llo­nes y la di­fí­cil co­yun­tu­ra es­tá ha­cien­do que los ci­clos en el pro­ce­so de cons­truc­ción y ven­ta de los pro­yec­tos sean más lar­gos y au­men­ten los desis­ti­mien­tos. En el se­gun­do, se iden­ti­fi­có otro ries­go emer­gen­te en IPS. Cer­ca de 5 se es­tán col­gan­do en el pa­go de sus deu­das y ya con­cen­tran unos $700.000 mi­llo­nes. Es im­por­tan­te con­te­ner es­ta si­tua­ción pa­ra que no ha­ya res­tric­ción de cré­di­to en el sec­tor.

Se­gún Cas­ta­ño, “nun­ca en la his­to­ria he­mos te­ni­do un ni­vel de pro­vi­sio­nes tan al­to co­mo el que te­ne­mos, unos $27,6 bi­llo­nes, y ese es un in­di­ca­dor de co­ber­tu­ra del 125%. El más ba­jo en to­da la dé­ca­da fue 105%. Creo que el sis­te­ma fi­nan­cie­ro ha ges­tio­na­do bien el ries­go. Ne­ce­si­ta­mos que la car­te­ra crez­ca y el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co crez­ca”.

Se­gún el Su­per­in­ten­den­te Fi­nan­cie­ro, nun­ca se ha­bía te­ni­do un ni­vel tan al­to de pro­vi­sio­nes co­mo aho­ra. Jor­ge Cas­ta­ño Su­per­in­ten­den­te Fi­nan­cie­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.