PA­RA TO­MAR LA ME­JOR DECISIÓN_

Ele­gir el pro­gra­ma ade­cua­do es so­lo el pri­me­ro de los pa­sos que de­ben cum­plir­se pa­ra sa­car­le el me­jor pro­ve­cho al pos­gra­do. Aquí se des­ta­can al­gu­nas re­co­men­da­cio­nes que se de­ben ana­li­zar al es­tu­diar una es­pe­cia­li­za­ción o maes­tría.

Dinero (Colombia) - - ESPECIAL -

Los pos­gra­dos son más que una elec­ción pa­ra los pro­fe­sio­na­les de hoy en día, son una exi­gen­cia que to­dos de­ben asu­mir si quie­ren ser com­pe­ti­ti­vos y man­te­ner­se vi­gen­tes en el mer­ca­do la­bo­ral. Y es que ca­da vez más las em­pre­sas bus­can con­tra­tar per­so­nas me­jor cua­li­fi­ca­das. Re­vis­ta Di­ne­ro reunió al­gu­nas re­co­men­da­cio­nes de la Uni­ver­si­dad del Ro­sa­rio, la UPB y la Uni­ver­si­dad Ea­fit so­bre lo que se de­be te­ner en cuen­ta al ha­cer un pos­gra­do.

✔ Re­la­cio­nar el es­tu­dio con el tra­ba­jo.

In­te­grar la for­ma­ción con el ám­bi­to pro­fe­sio­nal ge­ne­ra me­jo­res re­sul­ta­dos des­de el pun­to de vis­ta pro­fe­sio­nal. En es­te ca­so, lo ideal es que la per­so­na eli­ja un pos­gra­do que es­té ali­nea­do con lo que nor­mal­men­te ha­ce, que ten­ga re­la­ción en­tre su ex­pe­rien­cia, su pre­gra­do y el en­fo­que pro­fe­sio­nal que tie­ne. Así po­drá vin­cu­lar lo teó­ri­co con lo prác­ti­co y abrir puer­tas ha­cia el cre­ci­mien­to den­tro la em­pre­sa don­de la­bo­ra.

✔ Re­vi­sar la ins­ti­tu­ción don­de se es­tu­dia­rá.

Es fun­da­men­tal que la ins­ti­tu­ción ele­gi­da pa­ra cur­sar uno de es­tos

Es im­por­tan­te op­tar por los pos­gra­dos que es­tén ali­nea­dos con el tra­ba­jo.

pro­gra­mas aca­dé­mi­cos es­té au­to­ri­za­da por el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción Na­cio­nal, en­ti­dad que –ade­más de otor­gar los re­gis­tros– ge­ne­ra las cer­ti­fi­ca­cio­nes de al­ta ca­li­dad. Tam­bién se de­be ana­li­zar la ubi­ca­ción de la uni­ver­si­dad en los ran­kings na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les. To­das es­tas fuen­tes de in­for­ma­ción de­ter­mi­nan có­mo es­tá sien­do ca­li­fi­ca­da la uni­ver­si­dad y qué lu­gar ocu­pa en com­pa­ra­ción con las otras. Ade­más, te­ner cla­ros es­tos da­tos les otor­gan he­rra­mien­tas a los fu­tu­ros es­tu­dian­tes pa­ra ale­gir la op­ción que me­jor de ajus­te a sus ne­ce­si­da­des.

✔ Iden­ti­fi­car el per­fil pro­fe­sio­nal.

Ge­ne­ral­men­te, las uni­ver­si­da­des tie­nen la ca­pa­ci­dad de de­ter­mi­nar los per­fi­les pro­fe­sio­na­les de los as­pi­ran­tes y de los egre­sa­dos de to­dos sus pro­gra­mas. Por eso, es cla­ve ana­li­zar si la per­so­na que quie­re es­tu­diar en al­gu­na ins­ti­tu­ción en par­ti­cu­lar se iden­ti­fi­ca con el per­fil del pro­gra­ma al que as­pi­ra. Por ejem­plo, en los ca­sos de las maestrías, las uni­ver­si­da­des coin­ci­den en de­cir que son más ap­tas pa­ra pro­fe­sio­na­les con más de cua­tro años de ex­pe­rien­cia la­bo­ral, de­bi­do a que bus­can la re­fle­xión, pro­fun­di­za­ción e in­ves­ti­ga­ción, ele­men­tos que es­tán más cla­ros en un pro­fe­sio­nal que ha­ya cons­trui­do una ex­pe­rien­cia la­bo­ral am­plia.

✔ Cui­da­do con la so­bre­ca­li­fi­ca­ción del as­pi­ran­te.

Par­te de la im­por­tan­cia de cum­plir con el per­fil pro­fe­sio­nal que pro­po­nen las uni­ver­si­da­des es­tá en bus­car el equi­li­brio en­tre la ex­pe­rien­cia y el es­tu­dio. Per­der el equi­li­brio y cua­li­fi­car­se aca­dé­mi­ca­men­te sin te­ner ex­pe­rien­cia pue­de ser un ar­ma de do­ble fi­lo.

✔ Ge­ne­rar re­la­cio­nes pro­fe­sio­na­les.

Un pro­fe­sio­nal cua­li­fi­ca­do ten­drá una ho­ja de vi­da atrac­ti­va pa­ra mu­chas or­ga­ni­za­cio­nes.

El ex­per­to en mar­ke­ting Mi­guel Flo­ri­do, ase­gu­ra que los pro­fe­sio­na­les de­ben tra­ba­jar su mar­ca per­so­nal, es de­cir, ge­ne­rar es­tra­te­gias y re­la­cio­nes que los po­si­cio­nen en el mer­ca­do la­bo­ral y que les per­mi­tan crear la­zos con otros pro­fe­sio­na­les, fac­to­res que po­drían ser de­ci­si­vos a la ho­ra de con­se­guir nue­vos em­pleos o cre­cer des­de el pun­to de vis­ta pro­fe­sio­nal. Las es­pe­cia­li­za­cio­nes y maestrías son un es­pa­cio ap­to pa­ra ge­ne­rar es­tos re­la­cio­na­mien­tos y am­pliar su ba­se de con­tac­tos.

✔ Se­lec­cio­nar un buen tu­tor.

Si la per­so­na op­ta por una maes­tría con en­fo­que in­ves­ti­ga­ti­vo, de­be to­mar­se el tiem­po de ele­gir un buen tu­tor, que cuen­te con ex­pe­rien­cia y que ten­ga la dis­po­si­ción pa­ra acom­pa­ñar­la en la in­ves­ti­ga­ción. Ade­más, tie­ne que de­di­car­le tiem­po a to­dos los pro­ce­sos de la in­ves­ti­ga­ción, pa­ra que ten­ga el tiem­po su­fi­cien­te pa­ra abar­car­la. Al­gu­nas uni­ver­si­da­des dis­po­nen pa­ra los es­tu­dian­tes un ase­sor te­má­ti­co y un ase­sor me­to­do­ló­gi­co, con el fin de abar­car am­bos as­pec­tos de la in­ves­ti­ga­ción.

✔ Adop­tar téc­ni­cas de es­tu­dio.

La de­di­ca­ción a los pos­gra­dos de­be ha­cer­se tan­to den­tro co­mo fue­ra del au­la de cla­se. Pa­ra ello se re­co­mien­da crear un plan de es­tu­dios y unas he­rra­mien­tas prác­ti­cas que le per­mi­tan abar­car to­das sus la­bo­res.

✔ De­ba­tir, com­par­tir y opi­nar.

Isa­bel Cris­ti­na Gu­tié­rrez, di­rec­to­ra de pos­gra­dos de Ea­fit Bo­go­tá, re­co­mien­da apro­ve­char tan­to los co­no­ci­mien­tos que vie­nen de los do­cen­tes, co­mo los que vie­nen de los com­pa­ñe­ros de au­la, pues la di­ver­si­dad de las ex­pe­rien­cias la­bo­ra­les nu­tre el apren­di­za­je y lo ha­ce más pro­duc­ti­vo.

✔ Acep­tar la crí­ti­ca.

Es cla­ve re­ci­bir las crí­ti­cas de manera cons­truc­ti­va, pues es­tas bus­can for­ta­le­cer la for­ma­ción y per­mi­ten ob­ser­var otros pun­tos de vis­ta. En las es­pe­cia­li­za­cio­nes y maestrías ad­mi­nis­tra­ti­vas es in­dis­pen­sa­ble es­cu­char y acep­tar la crí­ti­ca, pues se­gún los ex­per­tos, es­ta le per­mi­te al pro­fe­sio­nal ob­ser­var un pa­no­ra­ma más am­plio y ho­lís­ti­co.

✔ Te­ner as­pi­ra­cio­nes al­tas.

La per­so­na de­be re­cor­dar que el ob­je­ti­vo de los pos­gra­dos es for­mar me­jo­res pro­fe­sio­na­les, no so­lo es­ca­lar en una em­pre­sa. No obs­tan­te, un pro­fe­sio­nal cua­li­fi­ca­do ten­drá una ho­ja de vi­da muy atrac­ti­va pa­ra mu­chas or­ga­ni­za­cio­nes. Au­to­eva­luar­se tam­bién es fun­da­men­tal pa­ra una bue­na for­ma­ción pro­fe­sio­nal.

Los ex­per­tos acon­se­jan que an­tes de co­men­zar un pos­gra­do se ten­ga en cuen­ta si se tie­ne el tiem­po, la dis­ci­pli­na y los re­cur­sos eco­nó­mi­cos pa­ra rea­li­zar­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.