HORA MUN­DIAL

Don Juan - - News -

Ya se acer­ca la hora; no creo que ha­ya una fe­cha co­lec­ti­va más an­he­la­da y es­pe­ra­da que el ini­cio del mun­dial de fútbol. Ha sido así des­de el co­mien­zo de los tiem­pos; su­pon­go que la crea­ción que­dó com­ple­ta cuan­do los uru­gua­yos hi­cie­ron el pri­mer mun­dial en 1930 y co­men­za­ron una lo­cu­ra co­lec­ti­va que –pa­ra ca­da país– es un acon­te­ci­mien­to no so­lo deportivo, sino cul­tu­ral, o có­mo ex­pli­car que una pe­lu­ca de ri­zos do­ra­dos se ha­ya con­ver­ti­do en el si­nó­ni­mo del fútbol co­lom­biano, o que los egip­cios com­pa­ren a Sa­lah con sus fa­rao­nes. O que los is­lan­de­ses va­yan a de­jar prác­ti­ca­men­te des­ha­bi­ta­da su is­la pa­ra ani­mar a su fan­tás­ti­ca se­lec­ción en Ru­sia. O que más de 60.000 co­lom­bia­nos ha­yan de­ci­di­do via­jar al otro la­do del mun­do pa­ra can­tar nues­tro himno.

Ha­ce cua­tro años es­ta­lla­mos de fe­li­ci­dad con los mu­cha­chos de Pé­ker­man; llo­ra­mos cuan­do Faryd Mon­dra­gón rom­pió el ré­cord del ju­ga­dor más lon­ge­vo en ju­gar un mun­dial cuan­do se abra­zó con Ospina en el par­ti­do con­tra Ja­pón. Yo to­da­vía tengo el gri­to de asom­bro con el go­la­zo de Ja­mes con­tra Uru­guay y, de­bo con­fe­sar­lo, se me sa­le una ri­si­ta de sa­tis­fac­ción cuan­do re­cuer­do el 7-1 de los cam­peo­nes ale­ma­nes con­tra Bra­sil.

Nues­tra por­ta­da –en es­ta edi­ción 100 % fut­bo­le­ra– no po­día ser otra que Ka­rin Ji­mé­nez. En va­rios me­dios han di­cho que ella, la es­po­sa del gran San­tia­go Arias, es la pa­re­ja mun­dia­lis­ta más lin­da de to­das. No lo du­da­mos, pe­ro ade­más hay que aña­dir que es un ser hu­mano fan­tás­ti­co, que ha­ce una gran pa­re­ja con nues­tro te­mi­ble la­te­ral: na­da me­nos ni na­da más que el me­jor ju­ga­dor de la li­ga ho­lan­de­sa. El sue­ño de Ka­rin es que el pe­que­ño Thia­go, su hi­jo, en­tre a la can­cha con San­tia­go en el pri­mer par­ti­do de la se­lec­ción.

To­da la edi­ción es un ho­me­na­je a Ru­sia y al mun­dial, les ofre­ce­mos los tra­gos y la co­mi­da de ca­da uno de los 32 paí­ses que par­ti­ci­pan, te­ne­mos una cró­ni­ca fa­bu­lo­sa de la pri­me­ra par­ti­ci­pa­ción de Co­lom­bia en un mun­dial (Chi­le 62), per­so­na­jes que los van a sor­pren­der y, ade­más, les re­ga­la­mos un ícono: nues­tro 10 con­ver­ti­do en obra de ar­te.

El maestro Ál­va­ro Ba­rrios –uno de los gran­des ar­tis­tas co­lom­bia­nos de to­dos los tiem­pos– hi­zo una su­bli­me obra de ar­te con Ja­mes Ro­drí­guez co­mo pro­ta­go­nis­ta. En la pá­gi­na 10 es­tá el gra­ba­do po­pu­lar que po­drán ha­cer fir­mar por él en unas fe­chas que pron­to les con­ta­re­mos a tra­vés de nues­tras re­des so­cia­les. Hoy, ca­da gra­ba­do po­pu­lar fir­ma­do por el maestro, va­le 3000 dó­la­res en el mer­ca­do del ar­te. Y no so­lo eso: re­ga­la­re­mos la pin­tu­ra ori­gi­nal de Ba­rrios con La W, una obra de más de 20.000 dó­la­res, gra­cias a la Ga­le­ría Du­que Aran­go.

Así que… ¡aten­tos a la ra­dio y a nues­tras re­des!

FER­NAN­DO GóMEZó ECHE­VE­RRI Di­rec tor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.