MEMENTO MORI

LA CREA­TI­VI­DAD DE F ION AKRÜG ERES UNA BO­CA NA­DA DE AI­RE FRES­CO PA­RA LOS 200 A ÑO S DE TRA­DI­CIÓN DE LA AL­TA RE­LOJ ERÍA.

Don Juan - - NEWS -

El mun­do de la al­ta re­lo­je­ría es des­ca­ra­da­men­te mas­cu­lino. Sin em­bar­go, hay mu­je­res que de­jan a los hom­bres mor­dien­do el pol­vo con di­se­ños crea­ti­vos y me­ca­nis­mos me­ticu­losos. Es el ca­so de re­lo­je­ras in­de­pen­dien­tes co­mo Ch­ris­ti­ne Ge­ne­sis y sus pie­zas de di­se­ño clá­si­co y lim­pio, o de gran­des fi­gu­ras co­mo Ca­ro­le Fo­res­tier-Ka­sa­pi, “la rei­na de las com­pli­ca­cio­nes”, en­car­ga­da de la crea­ción de nue­vos mo­vi­mien­tos pa­ra Car­tier.

Fio­na Krü­ger tam­bién ha­ce par­te del gru­po: es una ar­tis­ta es­co­ce­sa que, atraí­da por el mun­do de la hau­tehor­lo­ge­rie sui­za, de­ci­dió crear su pro­pia mar­ca de re­lo­jes en 2013. “Hi­ce el pro­to­ti­po de un re­loj pa­ra mi maes­tría, en 2011”, di­jo en una en­tre­vis­ta con Na­tio­nal Je­we­ler. En­ton­ces no sa­bía ni si­quie­ra la di­fe­ren­cia en­tre un mo­vi­mien­to de cuar­zo y uno me­cá­ni­co. “Un par de fo­tos del pro­to­ti­po es­tu­vie­ron en la web y, en un año, te­nía co­mo 200 emails de gen­te pre­gun­tán­do­me dón­de po­dían com­prar­lo. Eso me hi­zo pen­sar”.

Sus pri­me­ros mo­de­los, los de la co­lec­ción SKULL, fue­ron una re­ve­la­ción osa­da y co­lo­ri­da pa­ra el mun­do de la al­ta re­lo­je­ría. Es­ta­ban ins­pi­ra­dos en el re­loj con for­ma de ca­la­ve­ra de Ma­ría I de Es­co­cia y en el ar­te me­xi­cano so­bre el Día de los Muer­tos. “La idea del tiem­po y la mor­ta­li­dad, que pa­ra mí es­tán en­la­za­das, fue­ron más o me­nos la ba­se del con­cep­to”, di­jo a Lu­xur­ySo­ciety.

Krü­ger di­se­ña per­so­nal­men­te cada re­loj an­tes de ce­der las rien­das a los ar­te­sa­nos sui­zos que crean los me­ca­nis­mos y en­sam­blan las pie­zas. Su tra­ba­jo ya ha es­ta­do en Ba­sel­world y se ven­de en cua­tro con­ti­nen­tes. “No ten­go 200 años de his­to­ria tras de mí. ¡Yo so­lo ten­go trein­ta años!”, di­ce ella. En una in­dus­tria do­mi­na­da por los hom­bres y la tra­di­ción, esa de­cla­ra­ción re­sul­ta re­fres­can­te.

FO­TO­GRA­FíA: FIO­NA KRü­GER.

“ES­TOY HA­CIEN­DO al­go di­fe­ren­te”, di­jo Krü­ger a Sa­lo­nQP. “Co­mo el ar­te, no tie­ne que gus­tar­le a to­do el mun­do y eso es­tá bien”.

SU NUE­VA co­lec­ción, Chaos, cam­bia las ca­la­ve­ras por un di­se­ño ova­la­do con un me­ca­nis­mo di­se­ña­do por Agen­hor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.