PIE­DRA, PA­PEL O ...

Don Juan - - NEWS -

Has­ta que sal­ga la píl­do­ra an­ti­con­cep­ti­va mas­cu­li­na –que ya es­tá en ca­mino–, la va­sec­to­mía es el mé­to­do más con­fia­ble pa­ra que los hom­bres no trai­gan ni­ños al mun­do. Y aun­que la idea de un mé­di­co cor­tan­do y atan­do ca­bles en las re­gio­nes ba­jas asus­ta, la ver­dad es que los hom­bres no tie­nen na­da que te­mer.

Quie­nes se han he­cho la va­sec­to­mía no tie­nen sino cosas bue­nas pa­ra de­cir al res­pec­to: “Es fan­tás­ti­co no te­ner que preo­cu­par­me por mé­to­dos an­ti­con­cep­ti­vos”, di­ce un hom­bre. “En cuan­to a mi vi­da se­xual, es más o me­nos lo mis­mo, aun­que re­sul­ta que aho­ra sien­to que soy un po­co más sen­si­ble y mis or­gas­mos han si­do más fuer­tes, más po­de­ro­sos”. Otro co­men­ta: “Mi no­via te­nía mu­cha an­sie­dad so­bre que­dar em­ba­ra­za­da (nin­guno de los dos quie­re hi­jos) y nun­ca de­ja­ba que ter­mi­na­ra den­tro de ella. Aho­ra pue­do. Ade­más, des­de que de­jó las píl­do­ras, pa­re­ce que su de­seo se­xual vol­vió a la nor­ma­li­dad”. Y es que mu­chos co­men­tan que, ade­más de qui­tar­se de en­ci­ma la preo­cu­pa­ción de de­jar em­ba­ra­za­da a su pa­re­ja (que aun­que es ba­ja, siem­pre es­tá pre­sen­te con el mar­gen de error de otros mé­to­dos co­mo el con­dón y la píl­do­ra an­ti­con­cep­ti­va), la va­sec­to­mía ha­ce que las cosas flu­yan de ma­ne­ra más na­tu­ral: “Es mu­cho más es­pon­tá­neo”, re­su­me otro clien­te sa­tis­fe­cho con su pro­ce­di­mien­to. “¡Y no tie­ne efec­tos ad­ver­sos!”.

Al­gu­nos hom­bres se re­sis­ten a la idea de ha­cer­se la va­sec­to­mía de­bi­do a su ego. Otros, un po­co más ra­cio­na­les pe­ro des­in­for­ma­dos, tie­nen cier­tos mi­tos me­ti­dos en la ca­be­za: que ge­ne­ra do­lo­res (pe­se a que es una com­pli­ca­ción bas­tan­te ra­ra que se ma­ni­fies­ta en me­nos del 1 % de los pacientes) o que pue­de lle­gar a im­pe­dir o de­bi­li­tar las erec­cio­nes (es­to no es ver­dad y, de he­cho, la va­sec­to­mía ni si­quie­ra afec­ta la can­ti­dad de se­men que se ex­pul­sa). La ver­dad es que la va­sec­to­mía se tra­ta de un pro­ce­so rá­pi­do (no du­ra más de quin­ce mi­nu­tos) y cada vez re­sul­ta más po­pu­lar: 13.213 hom­bres se so­me­tie­ron el año pa­sa­do por me­dio de Pro­fa­mi­lia.

Ade­más, re­cuer­de que si cam­bia de opi­nión, siem­pre pue­de re­ver­tir el pro­ce­so. Pe­ro so­lo ten­drá que ha­cer­lo si quie­re te­ner hi­jos, por­que es ca­si se­gu­ro que ter­mi­na­rá dis­fru­tán­do­la: “Es co­mo si tu­vie­ra die­ci­ocho años de nue­vo, ¡y ten­go 42!”.

FO­TO­GRA­FíA: VISUN KHANKASEM / 123RF

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.