REC Wat­ches fa­bri­ca clá­si­cos ins­tan­tá­neos. Su se­cre­to es crear re­lo­jes dig­nos de co­lec­ción y con di­se­ños úni­cos, pe­ro usan­do co­mo ma­te­ria pri­ma par­tes re­ci­cla­das de au­tos le­gen­da­rios co­mo el Mi­ni Coo­per, el Ford Mus­tang y el Pors­che 911.

HAY AL­GO ES­PE­CIAL EN LA RE­SU­RREC­CIÓN DE LO VINTA GE . POR ESO, RE C WAT­CHES CON­VIER­TE CA­RROS CLÁ­SI­CO SEN PIE­ZAS DE RE­LOJ ERÍA.

Don Juan - - Sumario - FO­TO­GRA­FÍA: COR­TE­SÍA REC WAT­CHES

Hay mu­chos re­lo­jes ins­pi­ra­dos en au­tos de al­ta ga­ma. ¿Pe­ro cuán­tas pie­zas de re­lo­je­ría po­nen en su mu­ñe­ca, li­te­ral­men­te, el ca­rro de sus sue­ños? Pa­ra en­con­trar­las hay que bus­car le­jos de los Alpes sui­zos, pues los dos úni­cos su­fi­cien­te­men­te atre­vi­dos –o lo­cos– pa­ra co­ger au­tos clá­si­cos co­mo el Pors­che 911 o el Mi­ni Coo­per Mark I, des­ba­ra­tar­los, re­ci­clar­los, con­ver­tir­los en pe­que­ñas pie­zas y crear re­lo­jes que res­ca­ten la per­so­na­li­dad úni­ca de es­tos íco­nos del automovilismo son Ch­ris­tian Fe­lix Mygh y Jo­nat­han Kam­ps­trup, dos em­pre­sa­rios de Di­na­mar­ca.

“Ch­ris­tian y yo es­ta­mos fas­ci­na­dos con los re­lo­jes, pe­ro que­ría­mos ir más allá de so­lo un buen di­se­ño”, di­jo Jo­nat­han en una en­tre­vis­ta pa­ra The Nor­dic Web. “Que­ría­mos dis­tin­guir­nos al in­yec­tar a ca­da re­loj de REC una cier­ta in­di- vi­dua­li­dad, una his­to­ria que con­tar”. Cuan­do fun­da­ron REC Wat­ches en 2014 que­rían que su mar­ca fue­ra clá­si­ca y vin­ta­ge sin te­ner que es­pe­rar 50 años. Por eso, de­ci­die­ron ha­cer sus re­lo­jes con pie­zas re­ci­cla­das de au­tos clá­si­cos. Fue di­fí­cil, pe­ro even­tual­men­te ha­lla­ron a un co­lec­cio­nis­ta dis­pues­to a ven­der uno de los sím­bo­los de la dé­ca­da de 1960, el icó­ni­co Mi­ni Coo­per: “Des­pués de que le qui­ta­mos la pin­tu­ra, en­con­tra­mos una fa­bu­lo­sa pá­ti­na con óxi­do y ra­yo­nes. Es­to sig­ni­fi­ca­ba que po­día­mos pro­du­cir re­lo­jes ex­clu­si­vos con im­per­fec­cio­nes dis­tin­ti­vas y vi­si­bles”.

De ese ca­rro na­cie­ron las dos pri­me­ras co­lec­cio­nes: The Coo­per y Mark I. Los aman­tes del Mi­ni, que fue­ron los pri­me­ros en com­prar es­tas pie­zas, di­je­ron que el di­se­ño del re­loj hon­ra­ba al au­to­mó­vil: el Mark I po­see un ta­ble­ro elíp­ti­co, mien­tras que The Coo­per te­nía so­bre su dial las dis­tin­gui­bles ra­yas del ca­pó de los Mi­ni.

Des­pués del éxi­to que tu­vie­ron esos dos pri­me­ros mo­de­los, la mar­ca se aven­tu­ró a cap­tu­rar el es­pí­ri­tu de otros clá­si­cos. Su si­guien­te pro­yec­to fue el P-51, que hi­cie­ron con las pie­zas de an­ti­guos

Ford Mus­tang. La co­lec­ción to­ma el nom­bre del avión de com­ba­te de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial que le dio el nom­bre al pony­car: el P-51 Mus­tang. Ade­más, en sus mis­mos com­po­nen­tes, el re­loj, le ha­ce un ho­me­na­je a ese sím­bo­lo nor­te­ame­ri­cano: su “mo­tor” es un me­ca­nis­mo de mo­vi­mien­to au­to­má­ti­co fa­bri­ca­do por la mar­ca ja­po­ne­sa Mi­yo­ta, su co­ro­na imi­ta el di­se­ño de la ta­pa de ga­so­li­na del Ford Mus­tang GT350 y el in­di­ca­dor de la re­ser­va de ener­gía del re­loj es­tá ins­pi­ra­do en el in­di­ca­dor de ga­so­li­na del ca­rro ori­gi­nal.

Su pro­yec­to más re­cien­te fue el 901, una co­lec­ción de re­lo­jes he­chos con pie­zas de uno de los au­tos más es­ti­li­za­dos del úl­ti­mo si­glo: el Pors­che 911. Su par­te pos­te­rior es­tá ins­pi­ra­da en las llan­tas Ot­to Fuchs de los pri­me­ros mo­de­los del ca­rro y la ca­ja imi­ta las cur­vas de la ca­rro­ce­ría del ca­rro. Pe­ro si su fa­vo­ri­to no se en­cuen­tra en el ca­tá­lo­go de la mar­ca, sea pa­cien­te: si REC Wat­ches pue­de ha­cer tan­tos re­lo­jes co­mo ca­rros clá­si­cos (y de tan bue­na ca­li­dad), su pró­xi­mo pro­yec­to se­gu­ra­men­te le ha­rá un ho­me­na­je a su mo­de­lo fa­vo­ri­to.

THE MARK I, con dial he­cho a par­tir deMi­ni Coo­per Mark I re­ci­cla­dos.

THE COO­PER, con dial he­cho a par­tir de Mi­ni Coo­per S re­ci­cla­dos.

THE P51, con dial he­cho a par­tirde Ford Mus­tang re­ci­cla­dos.

EL NOM­BRE REC WAT­CHES vie­ne de la fi­lo­so­fía de la mar­ca: Re­co­ver,recy­cle, re­claim (“re­cu­pe­rar, re­ci­clar, re­cla­mar”).

THE 901, con dial he­cho a par­tir dePors­che 911 re­ci­cla­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.