Li­de­ran­do en ca­li­dad

Bo­go­tá ha en­tre­ga­do 23.000 to­ne­la­das en ali­men­tos só­li­dos y 32 mi­llo­nes de li­tros en be­bi­das. La ope­ra­ción del dis­tri­to re­pre­sen­ta el 15% de las ra­cio­nes en­tre­ga­das en to­do el país. Adriana Gon­zá­lez, sub­se­cre­ta­ria de Ac­ce­so y Per­ma­nen­cia, ha li­de­ra­do el p

Educación (Colombia) - - Especiales -

SE­MA­NA EDU­CA­CIÓN: ¿Cuá­les fue­ron las fa­llas que per­ci­bie­ron en el mo­de­lo an­te­rior y có­mo fue el pro­ce­so pa­ra cam­biar­lo? ADRIANA GON­ZÁ­LEZ: Hay que re­cor­dar que, en­tre 2013 y 2016, la Se­cre­ta­ría de Edu­ca­ción del Dis­tri­to uti­li­za­ba el pro­ce­so de se­lec­ción abre­via­da por subas­ta in­ver­sa pa­ra se­lec­cio­nar los pro­vee­do­res de re­fri­ge­rios es­co­la­res. Si bien es­te es un me­ca­nis­mo pú­bli­co, con­tem­pla­do en las nor­mas con­trac­tua­les vi­gen­tes, el ser­vi­cio no era es­pe­cia­li­za­do: no di­fe­ren­cia­ba quién era el pro­duc­tor del ali­men­to y el res­pon­sa­ble de la logística. Co­mo efec­to de ello, la con­tra­ta­ción de los re­fri­ge­rios es­co­la­res en Bo­go­tá se con­cen­tró en­tre 12 y 14 pro­vee­do­res, quie­nes se pre­sen­ta­ron en to­dos los pro­ce­sos de se­lec­ción y re­sul­ta­ron ad­ju­di­ca­ta­rios en to­dos ellos, tan­to pa­ra el su­mi­nis­tro de los ali­men­tos co­mo pa­ra la ope­ra­ción logística, que com­pren­de el al­ma­ce­na­mien­to, en­sam­ble y dis­tri­bu­ción de los re­fri­ge­rios; lo an­te­rior pri­vi­le­gió el pre­cio co­mo fac­tor de se­lec­ción. Co­mo con­se­cuen­cia de es­ta con­cen­tra­ción, en el pro­ce­so de se­lec­ción se im­pe­día la par­ti­ci­pa­ción de otros pro­vee­do­res con igual o ma­yor ca­li­dad, pues so­lo cla­si­fi­ca­ban quie­nes pu­die­ran pres­tar am­bos ser­vi­cios, ex­clu­yen­do a los es­pe­cia­li­za­dos en ca­da uno de ellos.

Con el apo­yo del al­cal­de En­ri­que Pe­ña­lo­sa y la se­cre­ta­ria de Edu­ca­ción, en 2016, en alian­za con Co­lom­bia Com­pra Efi­cien­te, se im­ple­men­tó un pi­lo­to pa­ra es­ta­ble­cer cuál de­be­ría ser el mo­de­lo de con­tra­ta­ción apli­ca­ble a la ciu­dad, da­do el vo­lu­men de los re­fri­ge­rios que se en­tre­ga dia­ria­men­te. Es­te mo­de­lo de­be­ría pro­pi­ciar la ca­li­dad a par­tir de la di­vi­sión y es­pe­cia­li­za­ción del tra­ba­jo; por ello, se de­ci­dió se­pa­rar­lo en dos pro­ce­sos: la pro­duc­ción o su­mi­nis­tro de ali­men­tos y el ser­vi­cio de al­ma­ce­na­mien­to, en­sam­ble y dis­tri­bu­ción de re­fri­ge­rios es­co­la­res. Es­to per­mi­te apro­ve­char las eco­no­mías de es­ca­la y eli­mi­nar la in­ter­me­dia­ción en­tre el pro­duc­tor o pro­vee­dor del ali­men­to y la Se­cre­ta­ría de Edu­ca­ción del Dis­tri­to, lo que pro­pi­cia un uso más ra­cio­nal y efi­cien­te de los re­cur­sos des­ti­na­dos pa­ra el pro­gra­ma. Con la es­pe­cia­li­za­ción del tra­ba­jo en el nue­vo mo­de­lo, se eli­mi­nó la in­ter­me­dia­ción en­tre el pro­duc­tor del ali­men­to y la Se­cre­ta­ría de Edu­ca­ción del Dis­tri­to, lo que pro­pi­ció un uso más ra­cio­nal y efi­cien­te de los re­cur­sos des­ti­na­dos pa­ra el PAE.

S. E.: ¿Qué es lo más va­lio­so que ha lo­gra­do es­te nue­vo mo­de­lo? A. G.: Es­te mo­de­lo ha per­mi­ti­do en­ten­der que el pa­so que dio Bo­go­tá fue acer­ta­do, pues hi­zo que el mer­ca­do se abrie­ra y se es­pe­cia­li­za­ra, y que los es­tu­dian­tes re­ci­bie­ran los me­jo­res ali­men­tos, me­jo­ran­do los me­ca­nis­mos de con­trol, se­gui­mien­to y vi­gi­lan­cia a car­go de la in­ter­ven­to­ría, la Se­cre­ta­ría Dis­tri­tal de Sa­lud y el In­vi­ma. El ejem­plo de Bo­go­tá sir­ve pa­ra otras en­ti­da­des te­rri­to­ria­les. Sin em­bar­go, por la fuer­za que tie­ne la ca­pi­tal en ma­te­ria de fi­nan­cia­ción del PAE (apor­ta con re­cur­sos pro­pios ca­si 90% del cos­to to­tal), no se pue­de pre­ten­der que to­das las en­ti­da­des co­pien el mis­mo mo­de­lo. Ade­más, la im­ple­men­ta­ción de es­te nue­vo mo­de­lo de con­tra­ta­ción, a tra­vés de li­ci­ta­cio­nes pú­bli­cas in­de­pen­dien­tes pa­ra la com­pra de los ali­men­tos que con­for­man los re­fri­ge­rios y pa­ra la con­tra­ta­ción del al­ma­ce­na­mien­to, en­sam­ble y dis­tri­bu­ción, per­mi­te ma­ne­jar un pre­cio de re­fe­ren­cia y un pre­cio um­bral (ban­das de pre­cios), lo que blin­dó el pro­ce­so de con­tra­ta­ción de pre­cios ar­ti­fi­cial­men­te ba­jos o muy al­tos y ge­ne­ró una ma­yor plu­ra­li­dad de ofe­ren­tes, pro­mo­cio­nan­do la com­pe­ten­cia y eli­mi­nan­do los cos­tos de transac­ción. Co­mo re­sul­ta­do de es­te ejer­ci­cio, Co­lom­bia Com­pra Efi­cien­te es­ti­ma un aho­rro de cer­ca del 15% en com­pa­ra­ción con el mo­de­lo an­te­rior y, co­mo una bue­na prác­ti­ca, es­te mo­de­lo pue­de ser re­pli­ca­do en otras en­ti­da­des te­rri­to­ria­les. Adi­cio­nal­men­te, la SED cuen­ta con más de 60 per­so­nas en el equi­po cen­tral, con­for­ma­do por in­ge­nie­ros de ali­men­tos, nu­tri­cio­nis­tas, in­ge­nie­ros in­dus­tria­les, mi­cro­bió­lo­gos, ad­mi­nis­tra­do­res de em­pre­sas, eco­no­mis­tas y abo­ga­dos, en­tre otros, quie­nes son res­pon­sa­bles del se­gui­mien­to al pro­gra­ma. Hay to­do un arre­glo ins­ti­tu­cio­nal pa­ra lo­grar que hoy es­te pro­gra­ma ten­ga la ca­li­fi­ca­ción que tie­ne en el or­den na­cio­nal. Ade­más, es­te mo­de­lo per­mi­te ha­cer con­trol. Con la ope­ra­ción con­cen­tra­da, la in­ter­ven­to­ría lle­ga­ba cuan­do el ali­men­to ya ha­bía in­gre­sa­do a la plan­ta de en­sam­ble; co­mo aho­ra se tie­ne di­vi­di­do, la in­ter­ven­to­ría tam­bién pue­de lle­gar di­rec­ta­men­te a las plan­tas de los pro­vee­do­res de ali­men­tos, pa­ra ve­ri­fi­car la ca­li­dad y así ga­ran­ti­zar un me­jor pro­duc­to. Una de las gran­des ven­ta­jas de di­vi­dir el mo­de­lo por es­pe­cia­li­dad es el ma­yor con­trol del ser­vi­cio de al­ma­ce­na­mien­to, en­sam­ble y dis­tri­bu­ción, por­que es un ter­ce­ro quien re­ci­be los ali­men­tos, ha­ce un con­trol de ca­li­dad y al­ma­ce­na, en­sam­bla y dis­tri­bu­ye 725.000 re­fri­ge­rios en más de 600 se­des edu­ca­ti­vas de 19 lo­ca­li­da­des. Ade­más, con­ta­mos con una fi­cha téc­ni­ca que per­mi­te so­li­ci­tar a los pro­vee­do­res la nor­ma sa­ni­ta­ria que se re­quie­re, la cual con­tie­ne ca­rac­te­rís­ti­cas co­mo con­di­cio­nes de con­ser­va y al­ma­ce­na­mien­to, con­di­cio­nes fi­si­co­quí­mi­cas, in­gre­dien­tes, pre­sen­ta­ción y va­lor nu­tri­cio­nal. Es­to ga­ran­ti­za que, de en­tra­da, el pro­duc­to cum­pla con al­tos es­tán­da­res de ca­li­dad.

S. E.: ¿Cuá­les son los re­tos del PAE a lar­go pla­zo? A. G.: En­tre los gran­des re­tos que te­ne­mos es­tá se­guir pu­bli­ci­tan­do el mo­de­lo y per­mi­tien­do que em­pre­sas del sec­tor pri­va­do se vin­cu­len. Es muy im­por­tan­te po­ner en evi­den­cia que, en la Se­cre­ta­ría de Edu­ca­ción del Dis­tri­to, exis­te ri­gor, trans­pa­ren­cia en el pro­ce­so y cum­pli­mien­to en los pa­gos, pro­cu­ran­do que ca­da vez más em­pre­sas de ca­li­dad sean nues­tras alia­das pa­ra dar­le a los ni­ños de Bo­go­tá lo me­jor de lo me­jor. Ade­más, que­re­mos for­ta­le­cer los es­fuer­zos de au­to­eva­lua­ción y me­jo­ra con­ti­nua que ve­ni­mos desa­rro­llan­do, apo­yán­do­nos en di­fe­ren­tes ins­tru­men­tos co­mo las en­cues­tas de sa­tis­fac­ción de con­su­mo, con el fin de­ter­mi­nar qué ti­po de ali­men­tos les gus­ta a los es­tu­dian­tes y cuá­les no les gus­ta, ga­ran­ti­zan­do dia­ria­men­te un apor­te ca­ló­ri­co del 22% en ca­da uno de los me­nús. Por ejem­plo, es­te año ad­qui­ri­mos tor­tas de za­naho­ria, yo­gurt grie­go, em­pa­re­da­dos de per­nil de cer­do y ca­da vez que­re­mos ac­ce­der a me­jo­res pro­duc­tos en el mer­ca­do.

En­tre las ven­ta­jas se en­cuen­tra el mo­de­lo pe­da­gó­gi­co del pro­gra­ma, que se desa­rro­lla a tra­vés de la pro­mo­ción de há­bi­tos de alimentación sa­lu­da­ble y vi­si­tas de los es­tu­dian­tes a las plan­tas de en­sam­bla­je pa­ra que co­noz­can el fun­cio­na­mien­to del pro­gra­ma.

ADRIANA GON­ZÁ­LEZ sub­se­cre­ta­ria de Ac­ce­so y Per­ma­nen­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.