Yiha­dis­mo ex­pan­de sus fron­te­ras con alian­za en­tre Bo­ko Ha­ram y EI

El Colombiano - - ACTUALIDAD - Por DIA­NA CA­RO­LI­NA JI­MÉ­NEZ

La de­ci­sión re­ve­ló la sin­cro­nía en­tre los gru­pos yiha­dis­tas del nor­te de Áfri­ca y Orien­te Me­dio.

El lí­der de Bo­ko Ha­ram, Abu­bakr She­kau, anun­ció la ad­he­sión for­mal del gru­po is­la­mis­ta ni­ge­riano al Es­ta­do Is­lá­mi­co (EI) y ju­ró leal­tad a su ca­li­fa, Abu Bakr Al Bag­da­di.

El anun­cio, que se pro­du­jo ho­ras des­pués de que Bo­ko Ha­ram ma­ta­ra a 58 per­so­nas en tres aten­ta­dos dis­tin­tos, dos de ellos en un mer­ca­do, no ha re­ci­bi­do una res­pues­ta for­mal del Es­ta­do Is­lá­mi­co, pe­ro des­de ya es con­si­de­ra­do por ana­lis­tas como par­te del pro­yec­to de in­ter­na­cio­na­li­za­ción del is­la­mis­mo ra­di­cal.

Vic­tor de Cu­rrea Lu­go, es­pe­cia­lis­ta en Re­la­cio­nes In­ter­na­cio­na­les, ex­pli­có a EL CO­LOM­BIANO los pun­tos co­mu­nes en­tre am­bos gru­pos que, a la vez, son una opor­tu­ni­dad pa­ra sa­car ade­lan­te su pro­yec­to.

“Am­bos gru­pos yiha­dis­tas se en­cuen­tran en la vi­sión del is­la­mis­mo ra­di­cal, en el uso y la for­ma de ejer­cer la vio­len­cia y el con­trol so­cial y en la com­pla­cen­cia con el mo­de­lo de Al Qae­da. Ade­más hay que re­cor­dar que uno de los pri­me­ros gru­pos que vio con bue­nos ojos el ca­li­fa­to que anun­ció el Es­ta­do Is­lá­mi­co fue el Bo­ko Ha­ram”, di­jo el ana­lis­ta.

Bo­ko Ha­ram si­guió en agos­to el ejem­plo del Es­ta­do Is­lá­mi­co al de­cla­rar un ca­li­fa­to en el no­res­te de Ni­ge­ria que ha­bía al­can­za­do el ta­ma­ño de la su­per­fi­cie de Bél­gi­ca.

El gru­po ar­ma­do ni­ge­riano tam­bién co­men­zó a di­fun­dir vi­deos de de­ca­pi­ta­cio­nes. El más re­cien­te, con fe­cha 2 de mar­zo,

co­pia ele­men­tos de los pro­du­ci­dos por el Es­ta­do Is­lá­mi­co, como el so­ni­do de la­ti­dos de un co­ra­zón y res­pi­ra­ción pe­sa­da in­me­dia­ta­men­te an­tes de una eje­cu­ción.

Sin em­bar­go, hay se­rias du­das de los efec­tos prác­ti­cos que es­ta “alian­za” po­dría te­ner pa­ra am­bos gru­pos, ya que Bo­ko Ha­ram es un mo­vi­mien­to de ba­se

cen­tra­do en una zo­na geo­grá­fi­ca muy con­cre­ta y el Es­ta­do Is­lá­mi­co no tie­ne me­dios pa­ra con­tro­lar a un gru­po muy frag­men­ta­do y que es­tá a mi­les de ki­ló­me­tros de dis­tan­cia.

Ayu­da mi­li­tar pa­ra Ni­ge­ria

El anun­cio del Bo­ko Ha­ram se pro­du­jo en me­dio de una cam­pa­ña mi­li­tar, li­de­ra­da por Chad y la pro­pia Ni­ge­ria, cu­yo prin­ci­pal ob­je­ti­vo es re­con­quis­tar las ciu­da­des que es­tán ba­jo con­trol del gru­po is­la­mis­ta y así ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad pa­ra las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les del pró­xi­mo 28 de mar­zo.

El Ejér­ci­to ni­ge­riano ha ase­gu­ra­do que en las úl­ti­mas se­ma­nas de­ce­nas de pue­blos y ciu­da­des ba­jo do­mi­nio de Bo­ko Ha­ram han si­do li­be­ra­dos y que han ma­ta­do a cien­tos de mi­li­cia­nos, aun­que las in­for­ma­cio­nes pro­ce­den­tes de esa zo­na son im­po­si­bles de con­tras­tar de for­ma in­de­pen­dien­te.

Por otra par­te, es­ta mis­ma se­ma­na el Con­se­jo de Paz y Se­gu­ri­dad de la Unión Afri­ca­na au­to­ri­zó el in­cre­men­to de la fuer­za mul­ti­na­cio­nal de 7.500 a 10.000 efec­ti­vos, aun­que los paí­ses in­vo­lu­cra­dos - Ni­ge­ria, Chad, Ní­ger, Ca­me­rún y Be­nín- to­da­vía tie­nen que dis­cu­tir mu­chos de­ta­lles de la ope­ra­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.