Ale­jan­dro González se tie­ne con­fian­za pa­ra re­tos ma­yo­res.

Así ha­bla Ale­jan­dro González, el hé­roe de Co­lom­bia en la Co­pa Da­vis, quien pa­ra sus pa­dres es como un Su­per­mán.

El Colombiano - - PORTADA - Por OS­WAL­DO BUS­TA­MAN­TE E.

Mien­tras Ale­jan­dro Gon

zá­lez se ba­tía como un león en la can­cha del Ca­rras­co Lawn Ten­nis Club de Mon­te­vi­deo, Uru­guay, y so­por­ta­ba los in­sul­tos que le lan­za­ban los afi­cio­na­dos bus­can­do des­con­cen­trar­lo y sa­car­lo de la ro­pa, Al­ber­to y Mar­ga­ri­ta, sus pa­dres, vi­vían un es­trés in­fer­nal en Me­de­llín.

“Lo lo­gró, él es nues­tro Su­per­mán”, se­ña­ló Al­ber­to, quien pe­se a que nun­ca du­dó de la ca­pa­ci­dad de su hi­jo, sí sin­tió ner­vios cuan­do le to­có echar­se al hom­bro la res­pon­sa­bi­li­dad de ga­nar ese pun­to de­fi­ni­ti­vo que le da­ba a Co­lom­bia el cu­po pa­ra el re­pe­cha­je del Gru­po Mun­dial de la Co­pa Da­vis.

Hoy, ya en Chile, don­de ju­ga­rá el Abier­to de ese país, Gon­zo

ha­bla de su vi­ven­cia en la Da­vis.

¿Qué tie­ne pa­ra de­cir de su pre­sen­ta­ción en la Da­vis?

“Es­toy más que con­ten­to por lo que fue es­ta con­fron­ta­ción. Sa­tis­fe­cho con el de­ber cum­pli­do y por ha­ber­le en­tre­ga­do a mi país ese pun­to vi­tal”.

¿Aflo­ra el or­gu­llo en es­tas gran­des fae­nas?

“Sí, me sien­to muy or­gu­llo­so por dar­le a Co­lom­bia es­ta sa­tis­fac­ción y má­xi­me si te­ne­mos en cuen­ta que pu­de apor­tar pa­ra ga­nar una con­fron­ta­ción que sa­bía­mos que se­ría di­fí­cil”.

¿Lo sor­pren­dió la ac­ti­tud gro­se­ra del pú­bli­co cha­rrúa?

“In­du­da­ble­men­te. Yo nun­ca ha­bía ju­ga­do en una can­cha con un pú­bli­co que se com­por­ta­ra tan mal y fue­ra gro­se­ro y hos­til. Es nor­mal el apo­yo al lo­cal, pe­ro no así como vi­ví ese par­ti­do. Fue una pre­sión más que pu­de su­pe­rar”.

Pro­bó que pue­de ga­nar en mo­men­tos crí­ti­cos...

“Cla­ro que sí. Ha­cien­do un ba­lan­ce me doy cuen­ta de que es­toy bien pre­pa­ra­do men­tal­men­te y que cuan­do uno tie­ne cla­ri­dad so­bre lo que bus­ca, sa­le ade­lan­te”.

¿Có­mo ca­li­fi­ca es­ta sa­li­da que lo de­ja como el hé­roe?

“Fue una ex­pe­rien­cia nue­va, muy du­ra, pe­ro a la vez en­ri­que­ce­do­ra y que me da la po­si­bi­li­dad de sa­ber en qué mo­men­to an­do, y que es­toy pre­pa­ra­do men­tal, fí­si­ca y te­nís­ti­ca­men­te pa­ra re­tos ma­yo­res”.

Afron­tó la se­rie tran­qui­lo...

“Es te­ner el con­trol so­bre lo que se ha­ce y lo que se tie­ne”.

Las ce­le­bra­cio­nes fue­ron es­truen­do­sas...

“So­mos un equi­po y cual­quier re­sul­ta­do lo sen­ti­mos to­dos. Aquí hay con­mi­go cin­co com­pa­ñe­ros em­pe­ña­dos en ha­cer lo me­jor por Co­lom­bia. Es­ta­mos uni­dos y eso es muy im­por­tan­te en es­te pro­ce­so ha­cia el Gru­po Mun­dial. Pa­ra mí es un pri­vi­le­gio es­tar en es­te equi­po y ju­gar por mi país”.

¿Qué co­men­ta­ron al fi­nal?

“So­lo la fe­li­ci­dad, to­dos ter­mi­na­mos con­ten­tos por­que sa­bía­mos que era una con­fron­ta­ción di­fí­cil y que fue un pa­so más en ese ob­je­ti­vo de es­tar más allá, ga­nar siem­pre se­rá im­por­tan­te. Me lle­na de con­fian­za y me mo­ti­va a se-

guir tra­ba­jan­do por más”.

¿Ya pa­só esa pá­gi­na y aún ce­le­bra pe­se a es­tar en Chile en un nue­vo tor­neo?

“Sim­ple­men­te es­toy muy con­ten­to, creo que dis­fru­té mu­cho esa se­ma­na de la Da­vis, esos tres días de com­pe­ten­cia fue­ron una gran ex­pe­rien­cia pa­ra mi ca­rre­ra y aho­ra de­bo se­guir me­jo­ran­do mi te­nis y com­pi­tien­do más”.

No se­rá fá­cil lo que se vie­ne fren­te a uno de los me­jo­res del mun­do, que po­día ser Ale­ma­nia, E.U., R. Che­ca o in­clu­so Sui­za, de­pen­dien­do del sor­teo de es­ta se­ma­na...

“Por lo pron­to hay que es­pe­rar con­tra quién de­be­mos ju­gar. Nin­gún due­lo es fá­cil, pe­ro te­ne­mos la con­vic­ción de se­guir dán­do­lo to­do por Co­lom­bia”

FO­TO REUTERS

El te­nis­ta an­tio­que­ño es­tá en el me­jor mo­men­to de su ca­rre­ra y as­pi­ra lo­grar ma­yor re­co­no­ci­mien­to pa­ra el país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.