El Prin­ci­pi­to se lee más por es­tos días

El Colombiano - - TENDENCIAS - Por MÓ­NI­CA QUIN­TE­RO RES­TRE­PO

La obra de Sain­tE­xu­péry es un clá­si­co que com­pran gran­des y pe­que­ños. Por es­tos días se ven­de más.

El Prin­ci­pi­to pue­de ser Le pe­tit Prin­ce o Little Prin­ce y has­ta tra­duc­cio­nes por 250 idio­mas más. De él sa­ben al­re­de­dor del mun­do, pe­que­ños y me­nos pe­que­ños.

El ni­ño de pe­lo do­ra­do que vi­ve en el as­te­roi­de B612, que tie­ne una flor y pi­de que le di­bu­jen una ove­ja, el que fue es­cri­to por el avia­dor fran­cés An­toi­ne de Saint-Exu­péry, es un clá­si­co que no hay que pre­sen­tar, y tam­po­co ha­cer es­fuer­zo por ven­der. Se ven­de por él mis­mo.

Por es­tos días, no obs­tan­te, se ven­de más. Des­de el año pa­sa­do apa­re­ce en la lis­ta de los más ven­di­dos de la Li­bre­ría Na­cio­nal. Dos he­chos han pa­sa­do que pue­den ex­pli­car­lo. El por­tal Pu­blic­do­main­re­view.org en­tre­gó el pri­me­ro de enero la lis­ta de au­to­res que pa­san a ser de do­mi­nio pú­bli­co. Los de Saint-Exu­péry apa­re­cie­ron es­ta vez, por­que él ya cum­plió 70 años de ha­ber­se muer­to. So­lo que en Co­lom­bia la le­gis­la­ción es dis­tin­ta y el pla­zo es ma­yor. De­ben pa­sar 80 años pa­ra que una obra sea de do­mi­nio pú­bli­co.

El otro es el trái­ler de la pe­lí­cu­la que se pu­bli­có en di­ciem­bre, y que anun­cia pa­ra es­te año el lan­za­mien­to. Mu­chos lec­to­res se emo­cio­na­ron por ver al ni­ño due­ño de la flor en lo que se­rá una nue­va adap­ta­ción.

Tal vez tie­ne que ver con lo que ex­pre­sa el li­bre­ro Wil­son Men­do­za, de Gram­ma­ta Tex­tos. Es un li­bro que se man­tie­ne en ven­tas, pe­ro él lo ex­hi­be en su li­bre­ría por­que mu­chas per­so­nas lo ven, lo re­cuer­dan y lo com­pran. Lo de los de­re­chos y lo del cor­to hi­cie­ron re­cor­dar al ni­ño, y an­to­jar de nue­vo a mu­chos.

Glo­ria Me­lo, de Al pie de la le­tra, di­ce que aun­que no sa­be el por­qué exac­to, sí se es­tá ven­dien­do más. “Es un li­bro que siem­pre se lee­rá y ven­de­rá. Los pa­pás que lo le­ye­ron se los re­co­mien­dan a los ni­ños”. Tam­bién hay una nue­va edi­ción, ilus­tra­da y de lu­jo, pe­ro eco­nó­mi­ca, 35.000 pe­sos. Ra­zón que tam­bién dan des­de la Li­bre­ría Na­cio­nal de Bo­go­tá.

Lo de nuevos for­ma­tos y edi­cio­nes es una cons­tan­te. Wil­son se­ña­la que es una obra que mu­chos quie­ren di­fe­ren­te. Él tie­ne des­de li­bros de seis cen­tí­me­tros has­ta de 30, en fran­cés, in­glés o es­pa­ñol, ilus­tra­do o sen­ci­llo. Es, co­men­ta, “un tex­to que se reinein­ven­ta. No es una mo­da, es al­go que per­te­ne­ce a la lec­tu­ra, no sé si obli­ga­da, pe­ro sí que se lee en al­gún mo­men­to”.

Que en los co­le­gios lo ten­gan de tex­to de lec­tu­ra ayu­da, ex­pli­ca Mi­guel Án­gel Ji­mé­nez, ven­de­dor de la Na­cio­nal de Uni­cen­tro. “Es un clá­si­co que de­ja sus en­se­ñan­zas”. Él no ha no­ta­do un cam­bio en las ven­tas, que es de to­do el tiem­po. Cree, sin em­bar­go, que lo de los de­re­chos de au­tor lo po­ne en la agen­da.

¿Por qué, en­ton­ces, leer El Prin­ci­pi­to? San­dra Oquen­do, coor­di­na­do­ra de bi­blio­te­ca de Ra­tón de Bi­blio­te­ca, cuen­ta que es in­tere­san­te por­que es un tex­to que ubi­ca y re­fe­ren­cia al ni­ño en un con­tex­to fic­ti­cio, y mo­ti­va a adul­tos y jó­ve­nes a no de­jar de so­ñar. Ade­más de la ca­pa­ci­dad de asom­bro a la que in­vi­ta y ge­ne­ra, des­de re­fle­xio­nes muy sencillas. Es vol­ver a ser ni­ños, in­clu­so so­lo con nom­brar a ese pe­que­ño prín­ci­pe

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.