HAY QUE SO­LU­CIO­NAR LA CRI­SIS DE LA ATEN­CIÓN EN UR­GEN­CIAS

El Colombiano - - OPINIÓN -

Ayer, de nue­vo, dá­ba­mos cuen­ta en nues­tra edi­ción di­gi­tal so­bre la cri­sis, al pa­re­cer cró­ni­ca, que se pre­sen­ta en las sa­las de aten­ción de ur­gen­cias en nues­tra ciu­dad. Al pun­to de que la Per­so­ne­ría Mu­ni­ci­pal, que ha re­ci­bi­do que­jas de los pa­cien­tes, ha he­cho vi­si­tas a va­rias de ellas en­con­tran­do que la si­tua­ción no se com­pa­de­ce ni con la ca­li­dad exi­gi­ble al ser­vi­cio de sa­lud ni, so­bre to­do, con la dig­ni­dad hu­ma­na.

¿Hay de­ma­sia­dos en­fer­mos en la ciu­dad? ¿O es que an­te cual­quier do­len­cia to­dos acu­den a ur­gen­cias? ¿O es que las EPS y las IPS no ade­cúan bien su in­fra­es­truc­tu­ra fí­si­ca?

Ayer lo pre­gun­tá­ba­mos, a pro­pó­si­to de los tem­blo­res: ¿qué pa­sa­rá an­te una emer­gen­cia de gran en­ver­ga­du­ra, o in­clu­so de me­dia­na? ¿Qué tie­nen pa­ra de­cir fren­te a es­to las Se­cre­ta­rías de Sa­lud mu­ni­ci­pal y de­par­ta­men­tal? ¿Y las EPS, las IPS, los ad­mi­nis­tra­do­res mé­di­cos? ¿Al­guien atien­de?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.