Even­tual re­nun­cia de Pretelt, di­vi­de opi­nio­nes en­tre ex­per­tos

La sa­li­da de Pretelt po­ne en la ba­lan­za el da­ño que se le ha­ce a la le­gi­ti­mi­dad de la jus­ti­cia con es­te es­cán­da­lo y la pre­sun­ción de inocen­cia y el de­bi­do pro­ce­so que le asis­ten al ma­gis­tra­do.

El Colombiano - - ACTUALIDAD - Por DANIEL PA­LA­CIOS ME­JÍA ESTEBAN PARÍS

Jor­ge Pre- te como tal. En aten­ción a su pro­bi­dad uno es­pe­ra­ría que die­ra un pa­so al cos­ta­do y eso, en mi opi­nión, no im­pli­ca­ría que se le ago­ten las ins­tan­cias ju­di­cia­les pa­ra su de­fen­sa”, agre­gó Gar­cía.

En ese mis­mo sen­ti­do fue­ron las de­cla­ra­cio­nes del pro­fe­sor de De­re­cho Cons­ti­tu­cio­nal de la Uni­ver­si­dad del Ro­sa­rio, Ma­nuel Quin­che, quien ase­gu­ró que “por to­do es­to y por co­sas mu­cho más pe­que­ñas la gen­te de­cen­te an­tes re­nun­cia­ba, aún más tra­tán­do­se de un ma­gis­tra­do de la má­xi­ma ins­tan­cia ju­di­cial en Co­lom­bia. Sin em­bar­go, Pretelt mos­tran­do una gran to­zu­dez no re­nun­cia al car­go a pe­sar de los pú­bli­cos cues­tio­na­mien­tos. Él pue­de se­guir ejer­ci­tan­do el de­bi­do pro­ce­so y la pre­sun­ción de inocen­cia sin os­ten­tar el car­go de ma­gis­tra­do res­pec­to del cual se en­cuen­tra muy cues­tio­na­do”.

Tin­tes de show me­diá­ti­co

Luis Guillermo Pa­ti­ño, di­rec­tor de la fa­cul­tad de Cien­cias Po­lí­ti­cas de la UPB, in­di­có que si bien los se­ña­la­mien­tos en con­tra de Pretelt son bas­tan­te gra­ves e in­dis­cu­ti­ble­men­te po­nen en te­la de jui­cio la le­gi­ti­mi­dad y el se­ño­río de la Cor­te, es­te epi­so­dio tie­ne tin­tes de show me­diá­ti­co en el que con­flu­yen in­tere­ses de to­do ti­po.

“Ade­más, si se le pi­de la re­nun­cia a Pretelt, lo mis­mo se de­be­ría ha­cer con los de­más ma­gis­tra­dos im­pli­ca­dos en el es­cán­da­lo pues va­rios de ellos te­nían co­no­ci­mien­to des­de ha­ce al­gu­nos me­ses de los he­chos y no hi­cie­ron na­da y eso le res­ta cre­di­bi­li­dad a sus ver­sio­nes. En ese sen­ti­do ellos tam­bién de­be­rían apar­tar­se de sus car­gos has­ta tan­to se acla­ren los he­chos”, aña­dió Pa­ti­ño.

Por su par­te, pa­ra el cons­ti­tu­cio­na­lis­ta Juan Ma­nuel Charry, la re­nun­cia del Pretelt es al­go de su fue­ro in­terno y de­be es­tar exen­ta de pre­sio­nes pues de lo con­tra­rio ca­re­ce­ría de va­li­dez, al tiem­po que pi­dió una investigación pron­ta y se­ria.

“Me pa­re­ce des­de to­do de pun­to de vis­ta equi­vo­ca­do que se ha­ya so­li­ci­ta­do la re­nun­cia de Pretelt y ade­más es vio­la­to­rio de las nor­mas ju­rí­di­cas el he­cho de que la Cor­te no cum­pla con su fun­ción cons­ti­tu­cio­nal mien­tras es­te ma­gis­tra­do es­te ahí. A mí me pa­re­ce muy es­can­da­lo­sa y tris-

te esa reac­ción de los dis­tin­tos fun­cio­na­rios tan­to ju­di­cia­les como de otras ra­mas del po­der pú­bli­co”, aco­tó Charry

ILUS­TRA­CIÓN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.