El To­yo, ata­jo al desa­rro­llo

El anun­cio de la li­ci­ta­ción, en abril, pa­ra ad­ju­di­car el tú­nel del To­yo, po­ne fin a años de es­pe­ra por una obra clave pa­ra re­du­cir tiem­po y dis­tan­cia en la co­ne­xión de Me­de­llín con el mar de Ura­bá.

El Colombiano - - OPINIÓN - ESTEBAN PARÍS

Có­mo pa­sar de lar­go la fir­ma del con­ve­nio que da­rá pa­so a la cons­truc­ción del tú­nel del To­yo, un tra­mo fun­da­men­tal pa­ra fa­ci­li­tar el trans­por­te de car­ga y pa­sa­je­ros en­tre el Va­lle de Aburrá y la re­gión de Ura­bá, pe­ro tam­bién pa­ra el trá­fi­co que va y vie­ne del Su­roc­ci­den­te de Co­lom­bia, con el que hay un flui­do in­ter­cam­bio co­mer­cial.

El con­tex­to de es­te me­ga­pro­yec­to por su­pues­to es­tá atra­ve­sa­do por el desa­rro­llo es­pe­ra­dí­si­mo de las au­to­pis­tas de cuar­ta ge­ne­ra­ción, en­tre las cua­les es­tá la am­plia­ción y con­so­li­da­ción de­fi­ni­ti­va de la Vía al Mar, la mis­ma que, de ma­ne­ra re­cí­pro­ca, pro­vo­ca­rá el cre­ci­mien­to por­tua­rio del Gol­fo de Ura­bá, des­de Bo­cas de Atra­to has­ta Ar­bo­le­tes, en ju­ris­dic­ción de An­tio­quia.

El que se ini­cia es un pro­ce­so com­ple­jo, pa­cien­te: ya des­de la Se­cre­ta­ría de In­fra­es­truc­tu­ra del De­par­ta­men­to se ad­vir­tió que los pa­sos in­me­dia­tos se­rán los di­se­ños, la com­pra de pre­dios y la ob­ten­ción de las li­cen­cias am­bien­ta­les, pa­ra es­te tú­nel que ten­drá 9,7 ki­ló­me­tros, en un tra­mo que con vías de ac­ce­so y ele­men­tos com­ple­men­ta­rios as­cien­de a 39,3 ki­ló­me­tros.

El pro­yec­to se­rá tam­bién un mo­tor de cre­ci­mien­to pa­ra la su­bre­gión que com­po­nen los mu­ni­ci­pios del Oc­ci­den­te (Da­bei­ba, Uramita, Fron­tino y Ca­ñas­gor­das), los cua­les que­da­rán a ho­ra y me­dia y dos ho­ras de Me­de­llín y su área me­tro­po­li­ta­na, pla­za pri­vi­le­gia­da pa­ra la ven­ta de su pro­duc­ción agrí­co­la y ga­na­de­ra.

Las obras del To­yo mar­can un mo­men­to his­tó­ri­co, como lo se­ña­la­ron el go­ber­na­dor Ser­gio Fa­jar­do y el al­cal­de Aní- bal Ga­vi­ria, y como siem­pre lo ha sos­te­ni­do es­te dia­rio, una de cu­yas ban­de­ras ha si­do la ter­mi­na­ción de la Vía al Mar, con to­do lo que ello le sig­ni­fi­ca a Ura­bá, a An­tio­quia y al país, en ma­te­ria de cos­tos-be­ne­fi­cios, y pa­ra de­jar atrás la di­la­ta­da cons­truc­ción de una red de su­per­au­to­pis­tas acor­de con una eco­no­mía ca­paz de com­pe­tir y ser efi­caz en la glo­ba­li­za­ción del si­glo XXI.

El To­yo im­pli­ca un sig­ni­fi­ca­ti­vo es­fuer­zo pre­su­pues­tal de An­tio­quia y Me­de­llín que, res­pec­ti­va­men­te, apor­ta­rán 780 mil mi­llo­nes y 520 mil mi­llo­nes. La Na­ción pon­drá 582 mil mi­llo­nes de pe­sos. Una mues­tra de los apor­tes va­lio­sos que siem­pre asu­mi­mos los an­tio­que­ños pa­ra apa­lan­car nues­tro desa­rro­llo.

Por eso la re­gión es­pe­ra to­do el com­pro­mi­so y to­da la di­li­gen­cia por par­te del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Vías que es­ta­rá a car­go del pro­ce­so de li­ci­ta­ción, ad­ju­di­ca­ción y se­gui­mien­to de las obras. Un plan de ocho mó­du­los, cua­tro de los cua­les se pa­ga­rán con los re­cur­sos de los go­bier­nos re­gio­nal y lo­cal.

Así que en 2016 es­pe­ra­mos ver al To­yo cons­tru­yén­do­se a to­da mar­cha, su­ma­do al avan­ce de las con­ce­sio­nes Mar 1 y Mar 2, pa­que­te que de­be­rá cons­ti­tuir el em­pu­jón de­fi­ni­ti­vo pa­ra que, apro­xi­ma­da­men­te a par­tir de 2022, An­tio­quia y el país dis­fru­ten de una au­to­pis­ta que re­du­ci­rá de ma­ne­ra no­to­ria cos­tos, tiem­pos y dis­tan­cias en to­do el cir­cui­to pro­duc­ti­vo y co­mer­cial te­rres­tre del Oc­ci­den­te co­lom­biano, y muy en es­pe­cial en aque­lla es­qui­na pri­vi­le­gia­da de Ura­bá.

El To­yo ten­drá una lon­gi­tud ma­yor al tú­nel de La Lí­nea y por sus es­pe­ci­fi­ca­cio­nes y sus ser­vi­cios, aso­cia­do al po­ten­cial por­tua­rio de An­tio­quia so­bre el Atlán­ti­co, no hay du­da de que se­rá un acon­te­ci­mien­to pa­ra la in­ge­nie­ría vial de Co­lom­bia y pa­ra la in­ser­ción am­plia en las di­ná­mi­cas ex­por­ta­do­ras e im­por­ta­do­ras que cru­zan nues­tra re­gión.

Una bien­ve­ni­da a las obras del To­yo, gran ata­jo al bie­nes­tar de los co­lom­bia­nos

ILUS­TRA­CIÓN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.